Hospital San Juan de Dios (Granada)

Juan Ciudad tenía la constante preocupación de dar cobijo a todos sus pobres, una idea que la traslada a muchas personas de su entorno de la época. Finalmente, personajes influyentes de Granada adoptan el acuerdo de construir un nuevo edificio en terrenos cedidos por los monjes jerónimos. Para 1544 ya se cuenta con noticias de que se estaba construyendo.

Cuando Juan Ciudad muere ya se habían construido “dos cuartos” y parte del tercero del edificio. Años después, en 1553, se realiza el traslado de los enfermos desde el hospital de la Cuesta de Gomérez.

 
Durante siglos, el Hospital se dedicó a dar acogida a pobres y enfermos, además de servir como lugar de formación de centenares de hermanos hospitalarios.
 
En el siglo XVI, el edificio contaba con 6 salas de enfermería y 25 camas, era atendido por 25 religiosos y el Superior, y la ayuda de una treintena de colaboradores.
 
 

El valor arquitectónico más relevante del edificio se sitúa simétrico al eje que marca la escalera principal o de carroza, cubierta por una armadura policromada de estílo mudejar. El claustro principal está formado por 30 columnas de mármol gris. El centro está ocupado por una fuente con un pilar poligonal y dos tazas de mármol blanco sobre el que aparece el emblema de la Orden, es decir, la granada coronada por la cruz.

El segundo claustro, proyectado en el siglo XVIII, consta de 25 pilares y su centro está presidido por una fuente más sencilla y también coronado por el emblema de la Orden en hierro forjado.

 

En el siglo XIX el Hospital, al igual que la Basílica, sufre el robo y la destrucción de muchas obras de arte y de objetos de valor. En 1835, los religiosos de San Juan de Dios se ven obligados a abandonar el Hospital como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal que ordena la supresión de los conventos religiosos, por lo que Orden quedó prácticamente extinguida en España.

Tras la vuelta de la Orden a España no se han dejado de hacer gestiones para recuperar este importante patrimonio cultural, asistencial y religioso, para lo cual han contado con la ayuda de la Asociación de Amigos de San Juan de Dios, con el fin exclusivo de realizar actividades encaminadas a la devolución o cesión del Hospital a la Orden.

En 2007 se produjo la firma entre la Orden y la Diputación Provincial de un Convenio de transmisión del Hospital plasmándose las disposiciones y cláusulas. Actualmente, se abre un nueva etapa en la historia del edificio, con la idea de restaurarlo íntegramente y continuar su uso hospitalario para el cual fue concebido.