Más información sobre Voluntariado


 

Ser voluntario en San Juan de Dios es entrar en un espacio emocional en el que te relacionarás con personas  a las que vas a regalar tu tiempo sin prisas con calma. Esto significa que el objetivo central de tu voluntariado será Ser, Estar y Acompañar.

En nuestro Voluntariado se da:

  • Principio de voluntariedad: los voluntarios forman parte del mismo libremente, porque quieren.
  • Principio de gratuidad: su entrega es fruto de una exigencia interior, de un compromiso personal. No hay exigencia externa que les obligue.
  • Principio de solidaridad: surge de la exigencia de hacerse presente en la necesidad del otro, de compartirla.
  • Principio de complementariedad: se asumen tareas de las que nuestra sociedad es deficiente, enriqueciéndola, promoviendo así la justicia social.
  • Principio de integración personal: se plantea casi siempre para dar, pero muchas veces oímos que es más lo que se recibe.
  • Principio de la preparación: exige una formación adecuada, que le dé los conocimientos históricos, la dimensión apostólica y los valores de la Institución y la capacidad de saber estar en cada circunstancia.
  • Principio del asociacionismo: se trabaja coordinadamente, formando un grupo, sin individualismos.
  • Principio evangélico: siendo nuestro Voluntariado aconfesional, se fundamenta en el Evangelio y en la forma cómo Juan de Dios ha vivido su dedicación a los pobres, enfermos y necesitados. Los lugares donde se ejerce el voluntariado son Centros Confesionales; gratuidad en el servicio e identificación con el carisma de la Orden, resumen los fundamentos de nuestro Voluntariado. (Carta de Identidad de la O.H., nº 4.5.3.)