El hospital de Córdoba celebró anoche su II Cena Benéfica ‘Hermano Bonifacio’

Fecha: 
21/04/2017 - 10:03
Categoria: 
General
Foto: 

Durante el acto, la Orden entregó el Premio Hermano Bonifacio a Cáritas Diocesana por su labor de apoyo a los más vulnerables.

La Obra Social del Hospital San Juan de Dios de Córdoba celebró anoche  en el Real Círculo de la Amistad, la segunda edición de su cena benéfica, con el objeto de recaudar fondos para seguir atendiendo a las familias más necesitadas de Córdoba. En el transcurso del acto, la Orden entregó el Premio Hermano Bonifacio 2017 a Cáritas Diocesana, que fue recogido por su directora, María Dolores Vallecillo, en reconocimiento a la importante labor de apoyo a los más vulnerables que desarrolla esta entidad.

Este evento reunió a cerca de 350 personas que con su colaboración contribuyen a que la Obra Social de la Orden Hospitalaria en Córdoba siga creciendo. Una Obra Social que durante 2016 destinó 140.000 euros a cubrir las necesidades más básicas de cerca de un millar de cordobeses, como alimentación, luz, agua o vivienda queden cubiertas.

Entre los asistentes a la Cena estuvieron el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado; el presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, Francisco Sánchez Zamorano; el concejal delegado de Educación y Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Andrés Pino o la presidenta del Consejo Social de Córdoba, María Dolores Baena. También hubo representación de CECO, de la Cámara de Comercio de Córdoba, la Universidad de Córdoba, el Colegio de Médicos o el Córdoba Club de Fútbol.

La Obra Social Hermano Bonifacio se integra en el Área de Desarrollo Solidario del Hospital San Juan de Dios de Córdoba y centra su trabajo, fundamentalmente, en cubrir las necesidades básicas de las personas más vulnerables, desde diversos programas: reparto de alimentos, ropero, ayudas de emergencia social o ayudas para el pago de alquileres a familias en riesgo de desahucio, entre otros. Para ello cuenta con la colaboración de instituciones, como el Ayuntamiento de Córdoba, y el trabajo en red con otras organizaciones sociales como la propia Cáritas o Cruz Roja Española.

Precisamente, con la concesión del premio que lleva el nombre de la Obra Social, la Orden quiere reconocer a asociaciones y entidades locales que realizan una labor de asistencia y promoción de personas que lo necesitan, y recordar la aportación de uno de los hermanos más conocidos en la ciudad por ser un limosnero incansable y por su trabajo en pro de la infancia.