El Centro de FP de Ciempozuelos profundiza en la técnica de la radioterapia

Fecha: 
04/09/2017 - 09:31
Categoria: 
General
Foto: 

"La radioterapia, es, junto con la cirugía, la quimioterapia y la inmunoterapia una de las formas de tratamiento contra el cáncer". Estas técnicas de tratamiento pueden aplicarse de forma aislada o combinando varias de ellas en función del criterio médico. En cualquier caso, "su objetivo principal es la destrucción de las células tumorales" -señala Ignacio López Moranchel, profesor de Fundamentos Físicos y Equipos del Centro de Formación Profesional San Juan de Dios de Ciempozuelos y doctor en Medicina Molecular.

Pero hay otros aspectos esenciales que hacen de esta técnica una de las mejores alternativas ante la aparición de los tumores. Uno de ellos es que emplea radiaciones ionizantes (rayos X o partículas con alta energía) para desturir el ADN de la célula tumoral y evitar así su replicación y que su efecto es relativamente localizado, depositando la dosis de energía sobre un área concreta bien definida.

"Actualmente -señala-, la radioterapia se emplea como tratamiento, exclusivo o combinado, en el 60 por ciento de los tumores, perteneciendo a la especialdiad médica de oncología radioterápica". En el caso de las técnicas de radioterapia la finalidad puede ser de tres tipos: curativa, cuando el tratamiento se dirige a eliminar el tumor; paliativa, si pretende disminuir o retrasar el avance; o adyuvante, si el objetivo es reducir la posibilidad de recaída.

Técnicas de tratamiento

"En estos momentos -calcar el profesor del centro de FP San Juan de Dios-, la radioterapia engloba dos tipos fundamentales de técnicas de tratamiento: la braquiterapia o radioterapia intera y la teleterapia o terapia de haces externos".

La primera emplea pequeñas cápsulas que contienen fuentes radiactivas (o semillas) que se aplican sobre el propio tumor o muy próximas a él, con el objetivo de que las emisiones radiactivas de la funete destruyan las células tumorales. Las semillas se aplican en quirófano mediante unos dispositivos y se dejan un tiempo variable que va de minutos a días, en función del tipo de tumor.

La teleterpia o terapia de haces externos es una técnica que emplea equipos denominados aceleradores lineales (LINAC) que generan fotones de rayos X con altas energías o aceleran partículas (generalmente electornes) para dirigirlas sobre un área muy concreta y que despositen su enregía sobre las células tumorales con el fin de destruirlas. "Hoy día -aclara López Moranchel- los LINAC son los equipos más comunes en los servicios de oncología radioterápica, con una implantación cada vez mayor a nivel hospitalario y con expectativas de que aquellos equipos obsoletos sean renovados en el corto plazo gracias a la inversión pública y privada en este campo".

Un diseño particular de LINAC es el conocido como Cyberknife©, en este caso, el acelerador de 6MV se instala sobre un brazo robótico que lo dota de gran movilidad y precisión. Otra técnica singular que emplea también un acelerador de 6MV es la Tomoterapia. En este caso, y gracias a su instalación sobre una estructura ciruclar que permite girar al acelerador y el avance simultáneo de la camilla, el haz de radiación puede realizar un tratado helicoidal sobre el paciente y depositar la dosis sobre superficies tumorales extensas.

El GammaKnife o bisturí gamma, es otro equipo de teleterapia empelado, exclusivamente, para tratar tumores y otras patologías craneales, que utiliza la emisión gamma procedente de fuentes de cobalto-60, haciendo converger los haces sobre un punto muy preciso.

El profesor avanza que "se están implantando en algunos países de nuestro entorno (y próximamente en España), instalaciones que permiten acelerar protones y otros iones pesados, con lo que se obtiene un depósito de la dosis más preciso que el de los actuales LINACs".

"También se han desarrollado -añade- otros tipos de terapias con nuestrones que emplean tanto haces de neutrones, como captación de estos por Boro-10, presente en el interior de la célula, con la consiguiente reacción de desintegración y emisión de partículas alfa de alta ener´gia que permiten la destucción celular desde el interior d ela propia célula tumoral".