La Orden multiplica exponencialmente el número de personas atendidas en programas de garantía alimentaria

Fecha: 
17/10/2017 - 15:35
Categoria: 
General
Foto: 

El día 17 de octubre se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, una efeméride que pretende hacer visible la situación de vulnerabilidad que atraviesan muchas personas y que, pese a estar muy cerca, es una triste realidad que pasa desapercibida.

San Juan de Dios quintuplica en cinco años el número de personas atendidas en Granada en programas de garantía alimentaria. También en Sevilla a través de Servicios Sociales. En Jerez, en el Economato Social Hermano Adrián se multiplica ese número por más de diez. En Almendralejo, el Economato Social sigue creciendo en número de atenciones discreta pero constantemente.

En los economatos sociales de la Orden en la Provincia Bética, las familias atendidas siguen creciendo. En el caso del economato Hermano Adrián que tiene la Orden en Jerez, de atender a 126 familias en septiembre de 2012, han pasado a atender a 1385 familias en este último mes de septiembre. 

En los comedores sociales, la tendencia es una disminución leve del número de comensales diarios, pero crece exponencialmente el número de familias que recogen sus lotes de alimentos. La bajada de usuarios en los comedores sociales se deduce del incremento de familias que han dejado de asistir al mismo porque, teniendo vivienda en la que cocinar los alimentos, hacen uso del otro de los programas de garantía alimentaria, la entrega de lotes de alimentos. En Granada, de los 131 usuarios del comedor social en 2012 se ha pasado a 98 en este año. Sin embargo, se llega a 646 usuarios más a través de la entrega de alimentos. Lo mismo ocurre en los Servicios Sociales de Sevilla, que en 2012 ofrecía almuerzo a 120 usuarios; este año, comen diariamente 90 personas, pero llegan a otras 657 a través de los lotes alimentarios.

Desde la Obra Social de la Orden Hospitalaria , explican que existen muchos casos de personas que, teniendo empleo, sus salarios son tan precarios que a duras penas pueden llegar a final de mes si se hacen cargo del pago de sus hipotecas o alquileres. La entrega de alimentos llega en estos casos hasta esas familias, procurándoles el abastecimiento alimentario en función del número de miembros del que se trate.

Desde que se pusiera en marcha el proyecto de entrega de alimentos, la demanda ha ido creciendo hasta el punto de situarse por encima de la demanda de asistencia al comedor social. Desde la Obra Social, explican también que con este proyecto  las familias con hijos a su cargo que atraviesan estas situaciones de vulnerabilidad pueden cocinar en sus casas sin la necesidad de sacar a los menores de su contexto habitual, permitiendo así que estos no se vean en situaciones diferentes que la del resto de niños.

#EsTuMomento

Desde junio de 2016, el área de Desarrollo Solidario de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios puso en marcha la campaña solidaria #EsTuMomento. Con ella, los responsables de la Obra Social, Voluntariado y Cooperación Internacional pretenden instar a la sociedad a involucrarse y trabajar, desde las posibilidades de cada cual, por un mundo en el que no existan desequilibrios como el que se deduce de estos datos.

“Gracias a la solidaridad de la gente, contamos con un buen número de voluntarios. Concretamente, en Granada son 114  los voluntarios que colaboran con su tiempo y dedicación con la Orden para atender a personas cuya situación, ya sea por enfermedad o por necesidad, es de vulnerabilidad”, explican desde el área de Desarrollo Solidario. Sin embargo, siguen necesitando a “gente que ayude a gente” para continuar con la labor de hospitalidad y solidaridad que San Juan de Dios inició en Granada hace casi cinco siglos y que, desde entonces, se expandió por todo el mundo, realizándose la misma labor hoy en los cinco continentes a través de más de 300 obras.

Por otro lado, la campaña #EsTuMomento invita también a todos aquellos que quieran colaborar económicamente, a que aporten su granito de arena a través de donaciones, que toman forma en proyectos de garantía alimentaria, urgencia social, atención social a la infancia, inserción socio-laboral o cooperación internacional, entre otros destinos.