La Orden colabora con un proyecto internacional para el cuidado de personas en situación de dependencia y exclusión

Fecha: 
04/11/2019 - 12:20
Categoria: 
General
Foto: 

La Orden Hospitalaria, a través de la Escuela Universitaria de Enfermería de Bormujos y otros centros de la Provincia, colaboran junto con el Ayuntamiento de Sevilla con la Universidad de Sevilla (US) en el proyecto internacional TEC MED a través del que varios países mediterráneos trabajan para la consecución de un modelo asistencial para el de mayores en situación de dependencia y en riesgo de exclusión.

El director de la Escuela de Enfermería San Juan de dios de Bormujos, Francisco Ventosa O.H., ha comparecido esta mañana en rueda de prensa en la Facultad de Enfermería de la US junto al delegado de Bienestar social del consistorio sevillano, Juan Manuel Flores; la profesora de Enfermería, Ana María Porcel; y el vicerrector de Investigación de la US, Julián Martínez, para explicar los términos de esa colaboración en el marco de este proyecto.

Porcel ha destacado que el reto de la longevidad es tan importante como el del cambio climático, argumento que ha avalado el delegado municipal al constatar que en 10 años, uno de cada cinco sevillamos superará los 65 años, es decir, más del 20 por ciento de la población será mayor. Se trata de "un reto para el que están preparando a la ciudad en cuanto a espacios públicos, viviendas, hábitat y también servicios, para lo que hay que dotar a Sevilla de programas específicos", ha explicado Flores.

El hermano Francisco Ventosa ha relatado la experiencia de la Orden de San Juan de Dios en este cometido de "atender a las personas con dependencia y en situaciones de fragilidad y vulnerabilidad, algo en lo que llevamos 480 años. Por eso, no tuvimos ninguna duda en ser colaboradores en este proyecto, porque sabemos bien de lo que se trata".

Este proyecto está financiado por la Unión Europea en el marco del Programa ENI CBC Med. Su presupuesto total es de 3.331.225,33 millones de euros, de los cuales 2.998.102,80 millones de euros son contribución de la UE.