El Colegio de Las Palmas de Gran canaria inicia el curso con grupos de convivencia estable de alumnos, profesores y cuidadores

Fecha: 
16/09/2020 - 07:08
Categoria: 
General
Foto: 

La Orden Hospitalaria ha diseñado una vuelta al cole en la Ciudad de El Lasso que contempla una gran batería de medidas de prevención, como la toma de temperatura de los niños en origen y una vez lleguen al colegio; lavado de manos y desinfección del calzado. Más imágenes en Flickr.

Las Palmas de Gran Canaria, 15 de septiembre del 2.020- Los alumnos del Colegio de Educación Especial de la Ciudad San Juan de Dios han protagonizado esta mañana su ‘vuelta al cole’ para inaugurar un nuevo curso que será diferente a consecuencia de las medidas de protección puestas en marcha frente a la COVID-19, pero que se ha vivido con una especial emoción por parte de pequeños y mayores.

El centro de la Orden de San Juan de Dios tiene previstas una batería de medidas de seguridad y prevención que comienza con una vuelta a las clases de manera escalonada, pues hoy se han incorporado los alumnos de la etapa Infantil y los de Tránsito a la Vida Adulta. El próximo 17 de septiembre, lo harán los de Primaria, de modo que ya habrán vuelto a las aulas los 160 alumnos que acuden a diario a El Lasso, y los 31 profesores y 22 cuidadores que los atienden.

El director gerente de la Ciudad San Juan de Dios, Lorenzo Esma, explica que se han llevado a cabo multitud de adaptaciones para lograr que esta vuelta a las aulas sea segura. Por ello, dentro del plan de contingencia del centro, el colegio ha planteado ocho grupos de convivencia estable que no coincidirán entre sí en las mismas instalaciones y que contarán con personal exclusivo para estas burbujas. Estos grupos están formados por alumnos de tres aulas, teniendo en cuenta que cada aula tiene alrededor de 6 alumnos de media. Cada grupo de convivencia, como máximo de 24 alumnos, saldrá al recreo junto. También utilizarán el gimnasio y comerán juntos, sin mezclarse con otros grupos. Las aulas cuentan con suficiente ventilación natural, lo que garantiza la circulación del aire; y su amplitud, de alrededor de 30 metros cuadrados cada una, permitirá que ese grupo reducido de alumnos pueda llevar a cabo su jornada lectiva respetando cómodamente las distancias de protección.

Antes de llegar al centro, al montarse en el trasporte escolar, se tomará la temperatura a cada niño, algo que se repetirá al llegar a la Ciudad San Juan de Dios, junto con el lavado de manos y desinfección del calzado y elementos de apoyo Escalonadamente accederán al colegio con su grupo de convivencia, de manera que los autobuses serán desalojados de uno en uno para no hacer coincidir alumnos de diferentes burbujas en el mismo espacio.

Un plan de contingencia diseñado a medida

Desde la Ciudad San Juan de Dios se ha informado puntualmente a las familias de los alumnos de las novedades que se incorporarían en esta vuelta al colegio para lograr el mayor nivel de protección posible frente al coronavirus. Por ello, se les ha hecho llegar el plan de contingencia del centro, que recoge todos los procedimientos incorporados en favor de la prevención.

La limpieza de las instalaciones, materiales y zonas comunes se ha reforzado así como se ha dotado a las aulas de geles hidroalcohólicos y desinfectantes. Los profesores y cuidadores de estos alumnos utilizarán equipos de protección individual adecuados a su labor y se han habilitado tres espacios de aislamiento exclusivos en el colegio por si alguien manifestara síntomas asociados al virus durante la jornada.

A pesar de todo lo que implica la puesta en marcha de este curso debido a la situación de pandemia, Esma asegura que esta mañana “se han vivido momentos muy especiales de encuentro y cariño, porque a pesar de la alerta en la que nos mantiene esta situación, tanto los profesionales de San Juan de Dios como los niños sentíamos la necesidad de compartir, de estar y de seguir creciendo juntos en este camino, que seguro será complejo, pero del que saldremos reforzados y unidos”.