Tenerife implanta una técnica pionera en la artroscopia de tobillo

Fecha: 
23/03/2012 - 08:35
Categoria: 
General
Foto: 

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife, en colaboración del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), ha desarrollado una nueva técnica en la cirugía artroscópica (exploración visual del interior de una articulación mediante la introducción de un sistema óptico) de tobillo que permite curar la ostecondritis disecante de astrágalo proporcionando una rápida recuperación del paciente.
 

Esta nueva técnica se denomina TATTO (Técnica Artroscópica de Tobillo para el Tratamiento de la Osteocondritis).

La osteocondritis disecante del astrágalo es una patología que se genera cuando un fragmento de hueso y cartílago se queda sin vascularización en el tobillo; poco a poco ese fragmento se desprende y crea una articulación incongruente en una zona de apoyo, dolorosa que acaba desarrollando una artrosis.

Se trata de una patología poco frecuente que se produce en 1 de cada 100.000 habitantes, en pacientes jóvenes que realizan deporte con frecuencia, siendo el esguince traumático de tobillo el principal factor desencadenante, además de causas genéticas, endocrinas y vasculares. Esta patología se presenta con un habitual dolor que se incrementa con la actividad.

Según explica el creador de esta nueva técnica y jefe de Servicio de Traumatología del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, Dr. Javier Ara Pinilla, la técnica desarrollada consiste en realizar un portal transóseo atravesando el maléolo tibial, una parte de la tibia que da a la articulación del tobillo. Este sistema permite extraer un cilindro de tibia del lugar que se elige previamente gracias al uso a una guía quirúrgica y, a través de ese orificio (de nueve milímetros de diámetro), se introduce el artroscopio y cualquier instrumental que se vaya a utilizar.

Con esta técnica se consiguen hacer mosaicoplastias tanto autólogas (con injerto propio) como alogénicas (injerto cadavérico), fijación del fragmento osteocondral, perforaciones directas y dirigidas, implantación de condrocitos autólogos (MACI). Al final de la cirugía el cilindro se vuelve a colocar en su sitio y se fija con agujas o con un tornillo.

En el tobillo hasta el desarrollo del portal transoseo sólo se podían hacer 2 técnicas artroscópicas en las osteocondritis de astrágalo: las perforaciones y la retirada del fragmento osteocondral, ya que la localización de las osteocondritis en el astrágalo está completamente oculta por la tibia, no hay un acceso directo; sólo se puede pasar una aguja, atravesando o el astrágalo o la tibia haciéndolo coincidir con la zona donde se tiene la lesión.

Con la nueva técnica se salva esa dificultad y abre la posibilidad de usar el mismo abanico terapéutico aplicable de forma artroscópica a la misma patología en la rodilla.

Entre las ventajas para el usuario, esta técnica mínimamente invasiva permite que la inmovilización del paciente sea mínima o nula. Normalmente, en el postoperatorio se coloca una férula de yeso para evitar el dolor; a los dos o tres días se retira la férula y el paciente empieza a mover el tobillo; a los 15 días se les deja pisar y entre los dos y los cuatro meses está reintegrado a sus labores habituales.

En las intervenciones habituales se requiere de hasta ocho meses de recuperación y un largo período de inmovilización del pie, además de precisar de una segunda intervención para retirar el material de osteosíntesis.

Esta nueva técnica en la artroscopia de tobillo también se ha utilizado en un paciente con una necrosis vascular en astrágalo y en un paciente al que se realizó un trasplante masivo de astrágalo, donde se ha sustituido prácticamente un quinto de la superficie articular por injerto cadavérico.

El Dr. Ara Pinilla realizará el próximo 23 de marzo este acto quirúrgico en directo en el marco del II Curso Artroscopia tobillo y pie organizado por el Instituto de Salud Laboral Asepeyo Cartuja (Sevilla).

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a la que pertenece el Hospital San Juan de Dios de Tenerife, es una institución que con 500 años de historia, presente en los cinco continentes del Mundo llevando a cabo diversas obras sociales, atendiendo diferentes áreas de intervención que van desde hospitales médico quirúrgicos, atención a la discapacidad, salud mental, exclusión social y la atención integral a la vejez. Siempre a la vanguardia adaptándose a las nuevas necesidades y demandas, siendo la Hospitalidad el principal valor y centrados en la dignidad de las personas, lo cual caracteriza el trabajo que se presta en los centros que tiene la Orden Hospitalaria.