Noticias

26/11/2020 - 09:30 General

La gripe estacional es una de las enfermedades de mayor contagio entre los niños menores de 5 años y entre ellos y los adultos, la transmisión se puede producir de forma vertiginosa. Así lo ha asegurado el servicio de pediatría del Hospital San Juan Grande, gestionado a través de Grupo IHP.

A pesar de que al llegar el invierno, los catarros o la bronquiolitis son las enfermedades más escuchadas cuando se habla de niños, la gripe es la enfermedad que tiene mayor tasa de contagio entre los niños. Entre los 0 y 6 meses, los bebés mantienen la protección por inmunidad transferida de la madre, inmunidad que a partir de ese momento va decayendo. Es por este motivo por el que los expertos en salud infantil del Hospital San Juan Grande recomiendan, tras priorizar la vacunación en los grupos de riesgo, que se vacune también a los niños. El director médico de Grupo IHP, Alfonso Carmona, explica que su equipo “lleva años participando en el desarrollo de vacunas antigripales, últimamente las tetravalentes, con un resultado muy bueno en cuanto a eficacia y poca reactogenicidad. Más aún, en la campaña de vacunación del año pasado doblamos nuestro porcentaje de cobertura”.

1 de cada 7 niños muere por gripe o neumonía en el mundo

La gripe infantil sigue cobrándose vidas en el mundo. Así lo afirma un estudio científico publicado por la prestigiosa revista médica ‘The Lancet’, que recogió datos de 195 países. Afortunadamente, en este estudio también se revela que entre 1990 y 2017, las muertes en el mundo a causa de enfermedades respiratorias se han reducido en un 65 por ciento.

Sin embargo, en estos momentos de pandemia, la recomendación de la vacunación frente a la gripe en estos mejores de 5 años también se hace fundamental a la hora de descartar patologías propias del invierno, gripe o incluso COVID-19.
La gripe es una infección que penetra a través de la nariz y la garganta y en ocasiones llega a los pulmones. Con frecuencia, los niños que la presenten tendrán una fiebre de 37.8 ºC o superior además de dolor de garganta o tos. Otros síntomas posibles pueden ser escalofríos, dolor muscular y de cabeza, secreción nasal, cansancio o sensación de enfado, diarrea y vómitos.

Tal como afirma el grupo pediátrico del San Juan Grande, ante las similitudes que existen en la sintomatología de todas estas enfermedades, es difícil discernir cuál es la que presenta el niño, por lo que se llega al diagnóstico más por el descarte que por otro medio. De ahí la importancia de la vacunación.

Cómo atender a un niño con gripe

La primera recomendación es que los padres o familiares que cuiden del menor lo hagan tomando las medidas de prevención que la COVID-19 ha dejado en la sociedad: limpieza de manos frecuente y uso de mascarilla.

En cuanto al niño, hay que evitar abrigarlo con mantas o más ropa, aún si presentara escalofríos, ya que esto podría impedir que la fiebre bajara o, incluso, subirle la temperatura aún más. Por tanto hay que procurarle una capa liviana de ropa y una manta fina para dormir. La habitación donde descansar el pequeño debe mantener una temperatura neutra, ni demasiado calurosa ni demasiado fría.

Los baños de agua tibia y con esponja ayudan a bajar la fiebre, sobre todo si ya se está medicando. No es beneficioso utilizar baños fríos ni friegas con alcohol, ya que provocan temblores y empeoran el estado del niño.

Si no presenta apetito, es mejor no obligarlo a comer y procurarle una alimentación blanda e ingesta frecuente de líquidos.

23/11/2020 - 13:36 General

Ante las medidas preventivas frente a la COVID-19, este año no se podrá visitar el belén ni se celebrará el tradicional rastrillo, por lo que el centro de El Lasso ha optado por una campaña digital de recaudación de fondos.

La Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto en marcha ‘Ayúdanos a dibujar una sonrisa’, una campaña navideña de recaudación de fondos con la que pretenden seguir haciendo frente a las necesidades de sus usuarios de la Obra Social en esta etapa en la que, por motivos de prevención frente a la COVID-19, no se podrán celebrar los tradicionales actos navideños.

‘Ayúdanos a dibujar una sonrisa’ aglutina varias acciones solidarias, pero principalmente, se centra en la acción solidaria digital, en redes sociales de la Orden y en la web del centro. El gerente del centro, Lorenzo Esma, ha explicado que “la sociedad grancanaria es, y ha sido siempre, un apoyo fundamental para que desde la obra social podamos dar continuidad a la atención a las personas y familias que más nos necesitan”. A raíz de las restricciones propias de la pandemia, este año la Ciudad no expondrá su tradicional y reconocido belén, como tampoco celebrará el rastrillo solidario, dos actividades donde los visitantes hacían buena parte de las aportaciones para esta causa. Por eso, continua el gerente, “teniendo en cuenta que, lejos de menguar, las necesidades que presentan nuestros usuarios están creciendo, también por las circunstancias socio-económicas que nos está dejando este virus, hemos querido hacernos visibles aprovechando los recursos digitales para poner en primer plano a esas familias que no lo están pasando nada bien, y a las que desde aquí ayudamos gracias a vuestra solidaridad”.

Aunque este año no habrá belén visitable, el centro ya ha ideado una visita virtual por el mismo a través de un vídeo que están grabando del mismo. A partir del 8 de diciembre, podrá verse en la web de la Ciudad. Por otra parte, el centro ha repartido huchas recaudatorias para esta campaña por 100 establecimientos comerciales, donde podrá colaborar quien lo desee al realizar sus compras navideñas. Y para quien quiera hacer su aportación de manera digital, puede hacerlo a través de la web www.sjdlaspalmas/solidaridad o mediante el código Bizum 01331.

Lo recaudado por la Obra Social de San Juan de Dios en el centro se destina a proyectos concretos, como son las plazas becadas en la Escuela Infantil y la residencia y becas para el transporte y comedor, dotación para el control postural, garantía alimentaria, taller de arte terapia, programa de granja y vivero y sesiones de rehabilitación. En total, el pasado 2019 la obra social recaudó 646.464,50 euros, de 227.028,42 procedieron de las tradicionales campañas; 153.273,41 de las aportaciones de bienhechores; 158.418,26, de donaciones en especie; y 107.744,41 € de donaciones puntuales.

Además, en cooperación internacional, se enviaron dos contenedores a países en vías de desarrollo con 25.339 Kg productos de primera necesidad y 20.479 euros ayuda humanitaria.

Este año, la crisis derivada de la COVID-19 azota a un gran número de familias, lo que se traduce en una necesidad mayor y en el incremento de ayudas que se están ofreciendo desde la Obra Social del centro. “Por ello, confiamos en que nuestra campaña navideña reciba la solidaridad de nuestros vecinos y vecinas que conocen muy bien el destino de nuestros fondos y nuestro modelo de atención  hacia las personas que atraviesan situaciones de vulnerabilidad”, concluye Esma.

18/11/2020 - 09:49 General

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe está centralizando el envío de ayuda humanitaria a  centros de la Orden en África que están siendo muy castigados por la actual pandemia.

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe ha mantenido activa el área de cooperación internacional durante la actual pandemia, para poder seguir atendiendo las necesidades de alimentos y material sanitario que tienen los hospitales de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en el continente africano.

Para poder organizar el envío de ayuda humanitaria, con las actuales restricciones y complicaciones existentes a nivel logístico, se ha establecido una estrecha colaboración entre los centros pertenecientes a la Orden en la Provincia Bética desde sus respectivas Obras Sociales, a través de la cual, hacer posible esta labor.

“La dificultad actual para recaudar fondos con eventos benéficos o realizar campañas de recogida de alimentos y otros materiales, ha hecho que esta fórmula de colaboración entre los centros de la Orden en la Provincia Bética, nos ayude a cubrir las necesidades que nuestros Hermanos nos reportan desde África y con conocimiento de la  ONG Juan Ciudad y que un solo centro no puede asumir en las actuales circunstancias”, explica el hermano José Cárdenas, Superior del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe.

La cooperación internacional está muy consolidada en este centro hospitalario. Desde el Aljarafe parten cada año dos o tres contenedores de ayuda humanitaria a África. “El pasado mes de mayo enviamos el último convoy con suministros sanitarios y alimentos a Togo. En estos momentos, estamos recepcionando todos los insumos y lotes de alimentos que partirán próximamente para Liberia, uno de los países africanos más castigados por la COVID-19.”

La situación en Monrovia (Liberia), donde la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuenta con un Hospital General y que fue fuertemente devastado por una guerra civil, brote de Ébola y ahora afectado gravemente con la pandemia de COVID-19. “Es por esto que nos vemos en la necesidad de ayudarles, a pesar de la situación de crisis pandémica y económica que sufrimos
este año”, concluye Cárdenas.
 

06/11/2020 - 13:28 General

El hermano Superior General, Jesús Etayo, ha informado a las tres Provincias españolas mediante una carta de que la Asamblea Provincial para la constitución de la Provincia San Juan de Dios de España será del 16 al 18 de marzo de 2021 en Granada, bajo el lema “Avanzando en la Hospitalidad que nos une”.

 

En dicha Asamblea se proclamará la constitución canónica de la Provincia de España de acuerdo al artículo 78a de las Constituciones de la Orden y el nombramiento del Superior Provincial y los Consejeros Provinciales de acuerdo al artículo 95b de los Estatutos Generales de la Orden.

En su carta, el hermano Etayo ha explicado que "Desde que se inició el proceso de unificación se ha trabajado mucho y seguramente queda mucho por hacer. Pero llega el momento de dar el paso para que, caminando como una sola Provincia, la Orden siga creciendo en España, practicando la hospitalidad evangélica al estilo de San Juan de Dios". 

Ante la incertidumbre sobre la evolución de la COVID-19 en España, el Superior General ha indicado que, estando más cercano al acontecimiento, se informará sobre la modalidad de celebración de la asamblea, que podrá ser presencial, semipresencial o virtual.

28/10/2020 - 13:52 General

El equipo multidisciplinar del área de rehabilitación y fisioterapia del Hospital San Rafael de Granada ha atendido en lo que va de 2020 a un 27 por ciento de pacientes que han sufrido esta enfermedad cerebrovascular.

El Hospital San Rafael, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Granada, ha atendido a través de su área de rehabilitación y fisioterapia a un 27 por ciento de pacientes en lo que va de 2020 que han sufrido un ictus, de los que un 80 por ciento han necesitado tratamiento rehabilitador.

La rehabilitación precoz en pacientes que han sufrido un ictus resulta clave para minimizar los déficits o discapacidades experimentadas por el paciente contribuyendo y facilitando su reintegración social y su autonomía. Un proceso activo que requiere la colaboración y capacidad de aprendizaje tanto del paciente como de su familia. “Esta especialidad se encarga de intentar recuperar al máximo las funciones motoras y sensitivas que se han visto alteradas en estos pacientes de una manera aguda y repentina afectando bruscamente a su forma y calidad de vida previas”, explica la especialista en medicina física y rehabilitadora del Hospital San Rafael, Sofía Ceres.

Desde el área de rehabilitación del Hospital San Rafael se llevan a cabo diferentes programas que consisten fundamentalmente en la aplicación de determinadas técnicas de terapia física y terapia ocupacional, -según el tipo y grado de afectación-, que se pueden utilizar aisladamente o en combinación con otras técnicas. No obstante, es siempre necesaria una atención multidisciplinar ya que estos pacientes precisan ser atendidos por un equipo médico que controle su patología y factores de riesgo, y evalúe periódicamente los cambios que se van produciendo. “En nuestro equipo trabajan codo con codo médicos, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, que realizan cada día con el paciente su trabajo técnico específico encaminado al mayor restablecimiento posible de las funciones alteradas” comenta Sofía Ceres. “También resulta de gran importancia en el equipo la presencia de neuropsicólogo y logopeda, ya que en la mayoría de casos encontramos alteraciones cognitivas, psicológicas y del lenguaje”.

En este sentido, la evaluación previa del paciente es imprescindible para conocer qué funciones se han visto afectadas y para desarrollar una atención completamente personalizada. Así, en función de los datos obtenidos se diseña un programa de rehabilitación específico para cada paciente, teniendo en cuenta factores importantes como edad, limitaciones previas u ocupación. “Tras la exploración física del paciente a nivel de funciones sensitivas, motoras o de coordinación, se valora el tiempo y la forma en que ha evolucionado hasta el momento y utilizamos escalas numéricas que informan del rango de fuerza muscular y autonomía del paciente” expone la especialista del Hospital San Rafael.

Según los expertos, habitualmente entre el primer y el tercer mes la recuperación funcional suele ser mayor y no es hasta el sexto mes cuando se produce cierta estabilización del cuadro. En el caso del lenguaje y el equilibrio, estos pueden seguir mejorando hasta transcurridos 2 años. Sin embargo, hablar de un tiempo preciso de recuperación en este tipo tan diverso de pacientes resulta difícil, ya que el modo y porcentaje de recuperación es distinto para cada paciente. “Hay casos de ictus que afectan a territorios muy pequeños del cerebro que apenas tienen repercusión funcional y se recuperan rápidamente, -a veces, como en el caso de los accidentes isquémicos transitorios se recuperan espontáneamente- y otros muy extensos que provocan grandes disfunciones que en muchos casos van a condicionar secuelas”, cuenta Ceres.

El Hospital San Rafael cuenta con un amplio y consolidado equipo compuesto de profesionales de la fisioterapia, médicos especialistas en medicina física y rehabilitadora, neuropiscólogo, logopeda y terapeuta ocupacional para garantizar la mejora continua de los pacientes que han sufrido esta enfermedad.

21/10/2020 - 12:30 General

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha recibido la Medalla de la Ciudad de Córdoba por “los valores de solidaridad y trabajo en beneficio de los ciudadanos”que ha demostrado en los 85 años de historia del centro en Córdoba, según reza en el acuerdo plenario del 30 de julio en el que se acordó esta distinción.


Durante la ceremonia de entrega, que ha tenido lugar en el Gran Teatro, el Superior del centro, Isidoro de Santiago O.H., ha agradecido al Ayuntamiento y a la ciudad de Córdoba la concesión de la Medalla, en nombre de la Comunidad de Hermanos, y ha destacado que “nos anima a seguir dando lo mejor de nosotros en favor de los ciudadanos y ciudadanas cordobesas”

Para el director gerente del Hospital, César Téllez, este reconocimiento supone un impulso para continuar trabajando “comprometidos con la ciudad y con la calidad en la prestación de nuestros servicios, que no se concibe sin la humanización de los cuidados, que viene acompañando a nuestra institución como elemento diferenciador en sus casi cinco siglos de historia”.

En este sentido, subraya que tanto la labor asistencial como social que el centro de la Orden Hospitalaria realiza en la ciudad no es más que el reflejo del legado de San Juan de Dios y su impulso evangelizador, “que tan presente estuvo en el Hermano Bonifacio Fernández, una figura crucial en los inicios de la Orden en Córdoba”, así como de la confianza de los ciudadanos en su actividad.El Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha recibido la Medalla de la Ciudad de Córdoba por “los valores de solidaridad y trabajo en beneficio de los ciudadanos”que ha demostrado en los 85 años de historia del centro en Córdoba, según reza en el acuerdo plenario del 30 de julio en el que se acordó esta distinción.

85 años de historia

Aunque la presencia de la Orden Hospitalaria en la ciudad se remonta al siglo XVI, los orígenes del actual Hospital San Juan de Dios se hallan a finales de 1934, cuando se creó el Hogar Clínica San Rafael. En él jugó un inestimable papel el Hermano Bonifacio Fernández,quien desarrolló una ardua labor limosnera en pro de los niños con secuelas de la polio y enfermedades oseas diversas que se atendían en el centro.

Con la desaparición de estas enfermedades y la llegada de numerosos avances médicos y tecnológicos, ya en los años 60, el centro hospitalario comienza a transformarse y adaptarse a las necesidades de la población cordobesa. Desde entonces, y tras sendas reformas y ampliaciones, la última inaugurada en 2014, el San Juan de Dios se ha consolidado como un hospital general que presta servicio en una treintena de especialidades médico-quirurgicas, con las que la institución vela por la salud de los pacientes en todas las etapas de la vida.

En los últimos años, el crecimiento del Hospital ha sido exponencial, no solo a nivel asistencial, con la ampliación de la cartera de servicios, sino también a nivel social, con el incremento de la demanda y los programas de actuación de su Obra Social ‘Hermano Bonifacio’, que recientemente ha incorporado una línea de apoyo específico a la infancia ‘Los menores, los primeros’, que se suma a los diferentes proyectos con los que se trabaja para cubrir las necesidades básicas de alimentación, vivienda e higiene de las familias más vulnerables.

 

19/10/2020 - 11:07 General

La Universidad de Sevilla, entidad coordinadora del proyecto europeo TEC-MED, ha presentado, junto a la Orden de San Juan de Dios y el Ayuntamiento de Sevilla, el modelo TEC-MED, un modelo pionero de atención socio-éticotranscultural
para las personas mayores dependientes y/o en riesgo de exclusión social, centrado en la atención integrada y en brindar asistencia coordinada, proactiva, multidisciplinar a la población mayor.


El proyecto europeo TEC-MED ha desarrollado un modelo de “atención perfectamente coordinado que responde a todas las necesidades y preferencias del paciente, desde una perspectiva holística, con una visión enfocada en la persona, que la incluya en el proceso de atención”, ha explicado la coordinadora del proyecto y directora del Departamento de Enfermería de la US, Ana María Porcel Gálvez, quien también ha recalcado la importancia de este modelo en estos momentos de pandemia por la COVID-19: “El cambio en el modelo asistencial para las personas mayores, frente a la crisis sanitaria, es vital. Debemos alcanzar un cambio en el paradigma y lograr dignificar la vida de las personas mayores. Desde TEC-MED estamos contribuyendo a hacerlo posible gracias al desarrollo y elaboración del modelo TEC-MED en el que han contribuido más de 350 personas, profesionales expertos del ámbito de la atención y el cuidado asistencial de la Cuenca del Mediterráneo”.

Durante la presentación, se ha insistido en la necesidad de poner en práctica el modelo TEC-MED “ofrecemos nuestro modelo a instituciones públicas y privadas que quieran dar ya respuesta a esta crisis sanitaria que ha perjudicado tan gravemente a las personas mayores. Brindamos nuestro modelo asistencial a todas aquellas entidades que estén interesadas en dar un cambio a un sistema caduco y que no dignifica a la persona mayor”, ha subrayado la coordinadora.

El proyecto está integrado por 6 países (España, Italia, Grecia, Túnez, Líbano, Egipto), 10 socios y 6 entidades asociadas. En España, las instituciones asociadas son el Ayuntamiento de Sevilla y la Orden de San Juan de Dios.

16/10/2020 - 08:07 General

El área de Desarrollo Solidario lanza, por primera vez, una memoria audiovisual en la que se recoge la labor que llevan a cabo con personas en situación de vulnerabilidad en Andalucía, Canarias, Extremadura y Madrid.


La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en la Provincia Bética, que es el territorio correspondiente a las comunidades de Andalucía, Canarias, Extremadura y Madrid, la Orden ha mejorado las condiciones de vida de 56.672 personas a través de más de 255.000 atenciones. Así lo anuncia la institución a través de la ‘Memoria Audiovisual de actividad 2019’ que ha lanzado el área de Desarrollo Solidario  para dar a conocer de una manera muy visual la labor que llevan a cabo con personas en situación de vulnerabilidad.

El director del área de Desarrollo Solidario de San Juan de Dios en este ámbito, Ignacio Romero, ha destacado que “Todo ello es posible gracias a las aportaciones de casi 9.000 socios y donantes, a la colaboración de entidades públicas y privadas, y al compromiso de los 1.248 voluntarios que invierten su tiempo y esfuerzo en ayudarnos a ayudar”.

La Orden de San Juan de Dios es una organización dedicada a la atención sanitaria y sociosanitaria en multitud de ámbitos, y en todos ellos interviene también su Obra Social. Concretamente, en su dedicación a los mayores, él área de Desarrollo Solidario becó 24.000 estancias en residencias, llegando a cofinanciar el 19 por ciento de sus plazas. En el ámbito de la atención a personas con discapacidad, en 2019 se empleó a 90 personas con discapacidad en los dos centros especiales de empleo que tienen en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y Ciempozuelos (Madrid), y se desarrollaron 39.845 sesiones de rehabilitación y 8.111 sesiones de hidroterapia. Además de ello, se impulsaron proyectos de inserción laboral, se becaron estancias en sus centros de atención especializados, se fomentó la inserción social de estas personas en pisos de integración y se llevaron a cabo sesiones de musicoterapia, talleres ocupacionales y campamentos de verano.

En él ámbito de la exclusión social, San Juan de Dios atendió a 38.407 personas durante todo el año. Solo en el programa de alimentación, entregó 20.378 lotes de alimentos en los economatos de Jerez de la Frontera (Cádiz), Almendralejo (Badajoz), Servicios sociales de Sevilla, centro de Ciempozuelos y Hospital de Córdoba, lo que supone más de 266 toneladas de comida. Asimismo, ofreció 84.201 comidas en los comedores sociales que tiene en Sevilla, Granada y Ciempozuelos (Madrid).  Además, realizaron 10.552 atenciones a personas sin hogar y procuraron 12.808 estancias para este colectivo. En cuanto a la vulnerabilidad en el ámbito de la infancia, se ofreció atención directa a 5.010 niños, con los que se realizaron intervenciones como las 2.997 para ayudas de material escolar o las 1.198 en ayudas para la higiene.

El director del área, Ignacio Romero, ha explicado que los datos que se exponen en esta memoria recogen la labor social atendida por la institución, reflejo de las necesidades que padecen los colectivos más vulnerables en los territorios en los que se encuentra la Orden, situación que se está viendo agravada este año por la crisis social y económica que están sufriendo muchas familias a causa de la pandemia.

El área de Desarrollo Solidario San Juan de Dios se dedica también a la Cooperación Internacional en colaboración con la ONGD Juan Ciudad de la propia institución, así como a la sensibilización, trasladando a la sociedad la situación de vulnerabilidad y pobreza que viven muchas personas en España. En este ámbito, la Orden trabajó el pasado año con 228 centros educativos y 10.000 alumnos, a través de 375 sesiones y talleres con los que pretenden “acercar estas realidades a los niños y jóvenes para promover la sensibilización y desencadenar movilización ante estas desigualdades, porque el compromiso con estos colectivos tienen que fomentarse desde la infancia, a partir de la educación, con la transmisión de valores que promuevan la cooperación social y la colaboración ciudadana para asentar nuestro bienestar propio en el bienestar general de nuestra sociedad”, explica Romero.

La necesidad del compromiso social

“Lo importante es la toma de conciencia individual y colectiva de las situaciones de pobreza, exclusión social y estigmatización que sufren muchas personas, y ser capaces de movilizar recursos que nos ayuden a caminar hacia una sociedad más justa y solidaria” explica Ignacio Romero, que continúa subrayando que “el área de Desarrollo Solidario de la Orden recoge ese potencial social y lo canaliza hacia la ayuda más necesaria, focalizando esos esfuerzos, también, en el acompañamiento hacia la elaboración de un proyecto de vida solvente para las personas que más lo necesitan”.

El área de Desarrollo Solidario de la Orden recauda fondos para su Obra Social a través de la web www.estumomento.org  y mantiene abierta su convocatoria de captación de voluntarios, que pueden solicitar información sobre cómo ayudar en www.sjd.es
 

14/10/2020 - 07:12 General

La crisis sanitaria actual ha puesto de manifiesto la relevante labor que realiza el personal sanitario especializado en la fase final de la vida de los pacientes.

El Hospital San Rafael, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Granada, y que cuenta con una amplia trayectoria en cuidados paliativos, destaca, más aún en esta situación de pandemia, la importancia de la atención de los profesionales de esta especialidad para garantizar una atención plena a los pacientes más vulnerables que requieren estos cuidados.

Según el equipo de especialistas, esta situación de crisis sanitaria actual ha puesto aún más de manifiesto la importante función que realiza este tipo de cuidados para la mejora del confort y el bienestar tanto en pacientes como familiares en el final de la vida de éstos. “La importancia real para estas personas y para sus familias, es sentirse acompañadas por un equipo que va a dar respuesta a sus problemas de salud, a sus problemas emocionales, e incluso a sus problemas espirituales. Un equipo de profesionales que no los van a abandonar, que continuarán con ellos hasta el final” explica el responsable asistencial de cuidados paliativos del Hospital San Rafael, Carlos Romero. “Esto da al paciente y a su familia una tranquilidad dentro del drama que es conocer la enfermedad y su progresión”.

La aplicación de los cuidados paliativos no es exclusiva en el tramo final de la vida de los pacientes, sino que pueden ofrecerse desde mucho tiempo antes, solapándose incluso con los tratamientos activos de la enfermedad, y en situaciones de complejidad.  Por ello, no solo son necesarios en personas que padecen cáncer que no tenga tratamiento curativo (34 por ciento), sino también en pacientes con enfermedades cardiovasculares (38,5 por ciento), afecciones respiratorias crónicas (10,3 por ciento), VIH/SIDA (5,7 por ciento), diabetes (4,6 por ciento). Además, desde esta especialidad se atienden a otras patologías como son la insuficiencia renal, enfermedades hepáticas crónicas, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, artritis reumatoide, enfermedades neurológicas, demencia, anomalías congénitas o tuberculosis resistente a los medicamentos, entre otras.

En lo que llevamos de 2020, la unidad de cuidados paliativos del Hospital San Rafael ha atendido a un 15% de pacientes que han necesitado este tipo de atención. Dato que se ha mantenido estable desde el comienzo de la pandemia, no viéndose afectado ni disminuido por otros factores referentes a la crisis sanitaria actual. “Desde el pasado mes de marzo en el que se decretara el Estado de Alarma, este hospital ha seguido atendido a pacientes y familias que, independientemente de la COVID-19, estaban viviendo una situación de gran complejidad y que merecían la atención más profesionalizada y de la calidad, pero siempre desde la calidez, y desde una filosofía asistencial basada en la humanización y el respeto”, explica Romero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce los cuidados paliativos como “el enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento por medio de la identificación temprana e impecable evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas, físicos, psicológicos y espirituales”; y que incluso siguen contribuyendo en los procesos de duelo. Una importante función por la que la OMS incluyó un apartado específico en el que recomienda que los Estados contemplen los cuidados paliativos como parte de la respuesta del sistema de salud a la pandemia dentro de su resolución de <<Respuesta al Covid-19>>.

El Hospital San Rafael es referente en este tipo de atención en toda la provincia de Granada y cuenta con un amplio equipo especializado que trabaja diariamente para velar por el bienestar de las personas que se encuentran en esta situación. “Nuestra responsabilidad es dar una atención integral a cada paciente de manera continua en el tiempo, para mantener su autonomía y su dignidad más allá de su esperanza de vida”, explica el responsable asistencial de la unidad de cuidados paliativos del Hospital San Rafael, Carlos Romero. “Se necesita el enfoque humanizador de los cuidados paliativos para garantizar que se atienda a los más vulnerables y aislados, que se les escuchen sus miedos y preocupaciones, y también sus esperanzas”.

Dentro de las acciones que llevan a cabo los profesionales del área de cuidados palitativos se encuentran aquellas que recogen aspectos biomédicos, psicológicos, sociales y espirituales, para contribuir al mayor bienestar de los pacientes y sus familiares para vivir tan plenamente como sea posible hasta el fallecimiento.“Para los familiares de pacientes en cuidados paliativos, lo importante para ellos es tener ese punto de referencia que no solo es saber que el médico vendrá a ver al paciente, o que la enfermera vendrá a curarlo, o que la psicología nos hará recomendaciones, o que la trabajadora social me resolverá otro tipo de problemas; sino que todos ellos le ayudarán en las consultas que les haga, escucharán sus incertidumbres, y saber que estarán cuando los necesite, no solo cuando acudan a su vista programada“, comenta el profesional del Hospital San Rafael.

Para responder a las necesidades de estos pacientes, el Hospital San Rafael cuenta con un completo equipo con formación especializada -como Máster Propio en Cuidados Paliativos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios-, que comprende a profesionales de la medicina, la enfermería, auxiliares, psicólogos, trabajadora social, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y un área de acompañamiento espiritual que incluye la ayuda de voluntariado de apoyo en la asistencia.
 

06/10/2020 - 07:25 General

Desde esta área  se atiende a las personas ingresadas y a sus redes sociales más próximas para que la enfermedad no sea motivo de pérdida de calidad de vida, de discriminación o marginación social.

El Hospital San Rafael, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, ha reforzado su área de Trabajo Social para optimizar la atención en el proceso de hospitalización del paciente debido a la situación social actual.

En este sentido, el departamento ha intensificado su intervención con las familias a través de sesiones orientadas a conocer de manera más individualizada la situación previa del paciente, lo que repercute de manera directa en una gestión del alta más plena para contribuir a una mayor autonomía del paciente, pero con apoyo constante de su entorno: “En los últimos meses hemos detectado un aumento de preocupación por parte de los pacientes, que ante la situación que estamos viviendo, están sintiendo más impotencia a la hora de gestionar sus necesidades sociales de manera directa”, asegura la responsable del área de Trabajo Social del Hospital San Rafael, Beatriz Baena. “Por ello, estamos apostando por una mayor integración de su entorno familiar, no solo para poder orientarlos y que conozcan sus recursos, sino también para que puedan aumentar sus capacidades y herramientas de apoyo interpersonal para fomentar la confianza de su ser querido y, por tanto, su autonomía”.

La situación económica derivada de la crisis sanitaria está conllevando un aumento del perfil de pacientes hospitalizados con connotaciones sociales o con problemática asociada al alta hospitalaria que no disponen de capacidad para poder cubrir necesidades como el coste de un cuidador privado o de un recurso asistencial. Situaciones por las que este equipo especializado realiza una labor transversal diaria en todas las etapas del paciente desde su ingreso hasta su adaptación a la salida: “Tenemos la ventaja de contar con un equipo que desde el primer momento desarrolla un plan de intervención completo. Esta coordinación nos permite potenciar tanto sus propias capacidades y recursos tanto emocionales como materiales, además de ofrecerles el apoyo necesario para encontrar respuestas a sus necesidades de futuro” comenta Baena.

A partir del estudio, diagnóstico y tratamiento sociosanitario, desde el área de Trabajo Social hospitalario que constituye una pieza fundamental en los centros de San Juan de Dios, se atiende a las personas ingresadas y a sus redes sociales más próximas, para que la enfermedad no sea motivo de pérdida de calidad de vida, de discriminación o marginación social. “Realizamos un abordaje global - físico, emocional, social, laboral, del entorno...- para ayudar a aliviar el sufrimiento del paciente y sus seres queridos en una situación tan delicada como es la hospitalización“, explica la trabajadora social.

Así, el equipo de trabajo social del Hospital San Rafael realiza una tarea integral desde la detección a la derivación especializada en colaboración interdisciplinar gracias a un exahustivo trabajo en equipo y coordinación a todos los niveles, que permite incluso una continuación de la atención del paciente más allá del centro a través del seguimiento tras el alta hospitalaria. “Nuestra función es hacer de soporte real en la búsqueda de recursos, informar y orientar a las unidades familiares en cuanto a la nueva situación del familiar enfermo durante y después de la hospitalización, apoyo al final de la vida,  o de ser el caso, sepelio… Ya exista una situación de riesgo social o no”, asegura la responsable del área del Hospital San Rafael.

Durante esta crisis sanitaria, la labor del trabajo social del centro de la Orden Hospitalaria ha sido aún más relevante si cabe ya que ha sido la encargada de asistir a los pacientes a pie de cama para aliviar la situación de soledad que están viviendo con la restricción de visitas para velar por su seguridad. “El paciente hospitalizado necesita sentir que no está solo durante el proceso de la enfermedad. Durante la pandemia en este hospital hemos reforzado la plantilla de profesionales para poder apoyar aún más si cabe al enfermo”, afirma la profesional.

Según Beatriz Baena, la situación de la COVID-19 ha hecho que el miedo esté cambiando la vida de pacientes y familiares por temor al contagio en una situación de enfermedad previa, pero “su vida debe de continuar su curso y para eso estamos nosotros, para ofrecerles la ayuda y las herramientas desde la Hospitalidad para hacerlo de la mejor manera posible”.

 

24/09/2020 - 10:40 General

‘SJD Salud’, disponible para iOS y Android, permite la admisión remota de la consulta sin tener que pasar por el mostrador de admisión, y permitirá conocer el punto del proceso en el que se encuentra un familiar ingresado en urgencias o para una intervención.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha lanzado la aplicación de móvil gratuita ‘SJD Salud’ que permite a usuarios y pacientes diversas funcionalidades a la hora de gestionar sus citas, obtener sus informes así como posibilidades tan avanzadas como gestionar su propia admisión en consultas externas sin necesidad de entregar el papel de cita en el mostrador o poder conocer dónde se encuentra su familiar una vez entra en urgencias o a quirófano.

Más allá de las necesarias adaptaciones que ha exigido la pandemia, instituciones dedicadas a la salud, como es el caso de San Juan de Dios, ya veían tiempo trabajando en la migración de procedimientos fundamentales para los usuarios, como la gestión de citas o consulta de historial clínico. Es por esto por lo que desde el departamento de Sistemas de la Información de la Orden, ubicado en Sevilla, se ha estado implementando una herramienta pública, accesible e intuitiva que permite realizar estos trámites desde la comodidad de un dispositivo móvil.

Sin embargo, el coronavirus ha puesto sobre la mesa realidades como la importancia de la no presencialidad para según qué procedimientos así como la necesidad de evitar concentraciones de personas. En base a estas claves ha estado trabajando el departamento de Sistemas de Información, logrando que esta app se reformule como una herramienta poliédrica capaz, no solo de permitir la autogestión de citas médicas en consultas externas, sino de avisar con antelación al paciente de la proximidad de la misma o de notificar directamente desde su móvil, sin necesidad de pasar por admisión, su llegada al hospital y disponibilidad para entrar a consulta.

El director de Sistemas de la información, Luis Peñas, explica que se trata de una herramienta viva y que, por tanto, tras esta última versión disponible para los sistemas operativos iOS y Android, ya están trabajando en el desarrollo de nuevas funcionalidades que pueden hacer la experiencia del paciente mucho más cómoda y ajustada a las recomendaciones de prevención de la COVID-19. Una de ellas, de las que se hará la experiencia piloto en el Hospital San Juan Grande de Jerez de la Frontera (Cádiz), es la de recibir la notificación de que podrá a pasar a consulta en breves minutos, de manera que el paciente no tiene por qué estar en una sala de espera compartiendo espacio con el resto de pacientes, sino que puede permanecer en cualquier parte del centro o la cafetería y recibir este aviso.

Actualmente, la aplicación SJD Salud permite ingresar el número de teléfono de varios contactos para que, en caso de que el titular ingresara en urgencias o se sometiera a alguna intervención quirúrgica, la propia app informaría a los contactos ofrecidos del recorrido clínico del paciente: si está en urgencias, puede avisar cuando pasa a triaje, a consulta, cuando se le practican pruebas diagnósticas y cuando obtiene el alta; en caso de intervención, los avisos informan sobre si ha pasado a quirófano, si ha concluido la intervención, si pasa a planta o se marcha con su alta.

Peñas advierte de que gracias a la app ‘Radar Covid’, muchísimos usuarios se están habituando a mantener activo el dispositivo bluetooth, lo que les está llevando a explorar nuevas posibilidades en el desarrollo de ‘SJD Salud’, como no tener que entrar en la aplicación para gestionar su proceso de admisión en los centros, sino que automáticamente, mediante el bluetooth se detecte su presencia en el hospital, se sincronice con la agenda del médico y sea la propia app quien pida permiso al paciente para notificar su presencia al médico.

 

17/09/2020 - 11:44 General

Bajo el lema ‘Personal sanitario seguro, pacientes seguros’, este año la campaña mundial de la seguridad del paciente se centra en la seguridad del personal sanitario como prioridad para la seguridad de los pacientes.


La COVID-19 ha puesto de manifiesto las enormes dificultades a las que se enfrentan actualmente los profesionales sanitarios en todo el mundo, incluidas las infecciones asociadas a la atención sanitaria, trastornos psicológicos y emocionales, enfermedad, y fallecimientos. Además, si el personal sanitario trabaja en un entorno estresante, puede tener repercusión sobre el propio paciente.

En este sentido, con el propósito de mejorar las aptitudes y competencias relativas a la seguridad en la atención sanitaria, desde el inicio de la pandemia el personal sanitario del Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha estado activamente implicado en programas de formación para recibir la capacitación necesaria en medidas preventivas sobre el coronavirus así como indicaciones de índole preventiva y sanitaria frente al SARS-COV-2, además de reforzar conocimientos en lo relativo a técnicas de higiene de manos y colocación y retirada de EPIS en zonas de aislamiento. “Apoyar y garantizar la preparación y protección del personal sanitario que está trabajando en primera línea contra la COVID-19 es fundamental, y de ello dependerá en gran medida el éxito de en el control de esta grave crisis sanitaria”, así lo indica, Juan Manuel de León, Director Gerente del Hospital San Juan de Dios.

Por otra parte, con el objetivo de garantizar la seguridad de los profesionales y pacientes, el centro de la Orden Hospitalaria ha puesto en marcha un conjunto de medidas que persiguen la protección, prevención y seguridad en el hospital, como el refuerzo en la disponibilidad de mascarillas y solución hidroalcohólica en los accesos al centro, sistemas de desinfección de superficies y protocolos intensivos de limpieza, protección de las áreas de trabajo mediante mamparas protectoras en los mostradores de admisión o pantallas faciales en los servicios con interacción más cercana de pacientes y profesionales. Además, se han rediseñado los circuitos asistenciales, redireccionando los pacientes con síntomas de sospecha de COVID-19, disminuyendo la espera de pacientes en consultas externas o pruebas diagnósticas. Actualmente, todo el personal del hospital se ha realizado la prueba PCR, al igual que a todos los pacientes que ingresan o ser sometidos a una cirugía.

“Nos encontramos frente a una continua alerta a causa del virus”, explica el gerente del centro, que añade que “por este motivo, en el San Juan de Dios estamos llevando a cabo todas las medidas de protección y prevención posibles, lo que nos permite continuar con nuestra actividad asistencial con normalidad”.

16/09/2020 - 07:08 General

La Orden Hospitalaria ha diseñado una vuelta al cole en la Ciudad de El Lasso que contempla una gran batería de medidas de prevención, como la toma de temperatura de los niños en origen y una vez lleguen al colegio; lavado de manos y desinfección del calzado. Más imágenes en Flickr.

Las Palmas de Gran Canaria, 15 de septiembre del 2.020- Los alumnos del Colegio de Educación Especial de la Ciudad San Juan de Dios han protagonizado esta mañana su ‘vuelta al cole’ para inaugurar un nuevo curso que será diferente a consecuencia de las medidas de protección puestas en marcha frente a la COVID-19, pero que se ha vivido con una especial emoción por parte de pequeños y mayores.

El centro de la Orden de San Juan de Dios tiene previstas una batería de medidas de seguridad y prevención que comienza con una vuelta a las clases de manera escalonada, pues hoy se han incorporado los alumnos de la etapa Infantil y los de Tránsito a la Vida Adulta. El próximo 17 de septiembre, lo harán los de Primaria, de modo que ya habrán vuelto a las aulas los 160 alumnos que acuden a diario a El Lasso, y los 31 profesores y 22 cuidadores que los atienden.

El director gerente de la Ciudad San Juan de Dios, Lorenzo Esma, explica que se han llevado a cabo multitud de adaptaciones para lograr que esta vuelta a las aulas sea segura. Por ello, dentro del plan de contingencia del centro, el colegio ha planteado ocho grupos de convivencia estable que no coincidirán entre sí en las mismas instalaciones y que contarán con personal exclusivo para estas burbujas. Estos grupos están formados por alumnos de tres aulas, teniendo en cuenta que cada aula tiene alrededor de 6 alumnos de media. Cada grupo de convivencia, como máximo de 24 alumnos, saldrá al recreo junto. También utilizarán el gimnasio y comerán juntos, sin mezclarse con otros grupos. Las aulas cuentan con suficiente ventilación natural, lo que garantiza la circulación del aire; y su amplitud, de alrededor de 30 metros cuadrados cada una, permitirá que ese grupo reducido de alumnos pueda llevar a cabo su jornada lectiva respetando cómodamente las distancias de protección.

Antes de llegar al centro, al montarse en el trasporte escolar, se tomará la temperatura a cada niño, algo que se repetirá al llegar a la Ciudad San Juan de Dios, junto con el lavado de manos y desinfección del calzado y elementos de apoyo Escalonadamente accederán al colegio con su grupo de convivencia, de manera que los autobuses serán desalojados de uno en uno para no hacer coincidir alumnos de diferentes burbujas en el mismo espacio.

Un plan de contingencia diseñado a medida

Desde la Ciudad San Juan de Dios se ha informado puntualmente a las familias de los alumnos de las novedades que se incorporarían en esta vuelta al colegio para lograr el mayor nivel de protección posible frente al coronavirus. Por ello, se les ha hecho llegar el plan de contingencia del centro, que recoge todos los procedimientos incorporados en favor de la prevención.

La limpieza de las instalaciones, materiales y zonas comunes se ha reforzado así como se ha dotado a las aulas de geles hidroalcohólicos y desinfectantes. Los profesores y cuidadores de estos alumnos utilizarán equipos de protección individual adecuados a su labor y se han habilitado tres espacios de aislamiento exclusivos en el colegio por si alguien manifestara síntomas asociados al virus durante la jornada.

A pesar de todo lo que implica la puesta en marcha de este curso debido a la situación de pandemia, Esma asegura que esta mañana “se han vivido momentos muy especiales de encuentro y cariño, porque a pesar de la alerta en la que nos mantiene esta situación, tanto los profesionales de San Juan de Dios como los niños sentíamos la necesidad de compartir, de estar y de seguir creciendo juntos en este camino, que seguro será complejo, pero del que saldremos reforzados y unidos”.

15/09/2020 - 13:03 General

23 voluntarios y una técnica en cuidados auxiliares en enfermería están involucrados en este proyecto dirigido a pacientes en situación de dependencia.

La Obra Social del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe está desarrollando dos importantes programas que tienen por objetivo mejorar la calidad de vida de pacientes con un alto grado de dependencia y a sus familiares. En este proyecto están implicados más de  23 voluntarios/as de este centro hospitalario quienes, a día de hoy han realizado 629 llamadas de acompañamiento telefónico y  57 visitas a los domicilios de estos pacientes especialmente vulnerables.

El programa Respiro Familiar consiste en ofrecer acogida residencial, gratuita y temporal en el hospital de San Juan de Dios de Sevilla  en un periodo no superior a 15-30 días para personas mayores (más de 65 años) en situación de dependencia; para facilitar el descanso o por  causa médica de las personas cuidadoras de los mismos. 

“Gracias a este programa cuidadoras/es que llevaban años sin tener un descanso y sin poder disfrutar de sus familias, han podido hacerlo este verano porque han podido tener un paréntesis en el cuidado de su familiar. Otras personas cuidadoras  han utilizado este recurso por necesidades de salud, bien porque han necesitado ser hospitalizados o debido a una intervención quirúrgica programada”, explica Aurora Díaz, trabajadora social y coordinadora de estos programas.

Por otro lado, el programa de Mayores Cuidados es de carácter sociosanitario y tiene el objetivo de detectar personas mayores hospitalizadas que se encuentran en situación de vulnerabilidad o riesgo social.  “Se trata de mayores que, tras un período de convalecencia en nuestro hospital, vuelven a sus domicilios donde carecen del apoyo familiar necesario para atender las necesidades que precisan. A estas personas mayores se les ofrece desde nuestra Obra Social, visitas semanales de una técnico en cuidados auxiliares de enfermería que realiza tareas de higiene, vestido, alimentación y acompañamiento”, afirma Díaz.

Otra parte importante de este mismo programa, son las visitas a domicilio por parte de los voluntarios.  Estas visitas a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, se han transformado en llamadas de acompañamiento telefónico. “Esto ha hecho que personas que se han encontrado solas ante un confinamiento se sintieran acompañadas, ya que diariamente recibían una llamada de una persona voluntaria de la Orden con la que compartir sus preocupaciones y sus anhelos, sus emociones y dificultades, etc… repercutiendo favorablemente en su estado de ánimo y su salud”.
 

11/09/2020 - 12:51 General

El objetivo es encontrar posibles cambios en los vínculos entre los menores y sus figuras de referencia.

El Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) San Rafael de Granada -perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios-, en colaboración con la Facultad de Psicología de la Universidad granadina, ha iniciado un estudio de investigación para analizar de manera pormenorizada la influencia de la situación derivada de la COVID-19 en las relaciones entre los niños usuarios de este servicio y sus familias.

El objetivo de este estudio es identificar posibles cambios en los vínculos entre los niños atendidos en este centro de atención temprana, principalmente con rasgos o trastornos del espectro del autismo y del desarrollo cognitivo, y sus figuras de referen-cia durante y a partir del confinamiento debido a la crisis sanitaria, así como y explorar factores que han podido mediar en estos cambios.  “En estas circunstancias era necesario dar la palabra a las familias y preguntarles cómo han vivido este confinamiento con respecto a las relaciones con sus hijos, escuchar cómo ha sido ese proceso para ellos en esta situación atípica. Esto nos va a permitir estar alerta ante los posibles cambios y necesidades que puedan aparecer”, explica la psicóloga del CAIT San Rafael responsable del proyecto, Gema Gutiérrez García.

Este estudio, que se está desarrollando a través de entrevistas individuales que ahondan en la vivencia de cada familia, está poniendo de manifiesto en sus primeras intervenciones la preocupación de los padres por la evolución de sus hijos.  “En estos encuentros es común escuchar e identificar mayores niveles de estrés e inseguridad acerca de cómo actuar en determinadas circunstancias. Estas vivencias particulares nos dan información sobre aspectos fundamentales que nos facilitan una intervención individual más precisa y efectiva con la familia”, asegura la psicóloga.

Según los expertos, estos primeros vínculos familiares del menor son la base para el desarrollo de la comunicación, la regulación emocional, el aprendizaje y las relaciones sociales futuras. De ahí la necesidad de los profesionales de estar atentos y poner el foco en cómo se configuran y desarrollan para dar soporte a los padres, acompañarlos y trabajar conjuntamente con ellos. “Las familias han señalado haber tenido más tiempo para estar juntos, para dedicarlo a las rutinas diarias y conocer más a sus hijos, entenderlos mejor y comprender sus comportamientos”, comenta la profesional del centro de San Juan de Dios.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, el CAIT San Rafael ha seguido atendiendo a sus usuarios con el objetivo de acompañar y ayudar a las familias en el proceso de elabo-rar estrategias para adaptarse a la situación y posibilitando un espacio donde pudie-ran exponer sus preocupaciones. Según Gema Gutiérrez, son muchas las familias que hacen un balance general del confinamiento bastante positivo al haberles brindado la posibilidad de ganar más autoconfianza tras desarrollar estrategias nuevas para detectar mejor las necesidades de los niños.

La continuidad en la intervención y el análisis de las implicaciones que está teniendo la nueva forma de trabajar que se está llevando a cabo, son ahora la prioridad de los profesionales del centro para saber qué aspectos se pueden potenciar de cara al futuro para desarrollar terapias y recursos más completos para la evolución de estos niños y su entorno familiar.

Tan solo en 2019, el centro perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios realizó 37.594 sesiones con 722 niños de toda la provincia.


 

09/09/2020 - 07:54 General

Por lo que ya se conoce de la COVID-19 se puede afirmar que no tiene las mismas consecuencias para todo el mundo. Depende de muchos factores, estado de salud, edad… “Es por esto que, ante la incertidumbre de cómo van a afectarnos ésta y otras enfermedades, es de obligación para todas aquellas personas preocupadas por su salud, que mantengamos en la medida de lo posible ciertos hábitos sencillos que desde la fisioterapia se recomiendan”, aconseja Ricardo Blanco, profesor de Fisioterapia de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios”-Comillas.

“Por descontado -añade- todo lo relacionado al tabaquismo, la hipertensión, diabetes etc, ha de seguir un adecuado tratamiento médico. Pero un buen estado de forma física músculo esquelética, así como de función cardiorrespiratoria, es imprescindible para mitigar los efectos de la COVID19. Es en esta “parcela” donde los fisioterapeutas somos de gran ayuda para la población”.

En general, los fisioterapeutas distinguen entre un amplio grupo poblacional que se preocupa por ejercitarse de forma regular y que demandan sus servicios por lesiones de sobrecarga. y otro grupo de personas que no insisten de forma adecuada en hacer de la gimnasia o del ejercicio un hábito y, por lo tanto, están expuestos a sufrir la enfermedad desde un punto de partida desventajoso. “Nosotros, con nuestros tratamientos, podemos siempre impulsar la salud de las personas, pero muchas de ellas se niegan a ser partícipes de forma activa de los mismos”, advierte el director del Máster en Fisioterapia Deportiva y Biomecánica de la EUEF “San Juan de Dios”-Comillas.

Ejercicio como hábito

Tras el confinamiento (y durante el mismo) muchas de estas personas iniciaron diferentes formas rutinas de ejercicios y estuvieron muy motivadas pues la alarma social y los factores psicológicos les empujaron a ello. Pero lo habitual es que las personas abandonen pronto lo que empezaba a ser un hábito saludable.

Para el experto ésta es la palabra clave: hábito. “Nuestro organismo necesita recibir un estímulo permanente para progresar. Si tomamos consciencia de ello desde la fisioterapia podemos proponer diferentes niveles de ejercicios, no extenuantes, enfocados a mitigar las consecuencias del COVID19, adaptados a cada perfil de edad y capacidades. Pero sin la conversión de nuestras propuestas en un hábito, los beneficios no se obtienen”.

Por lo tanto, su primera propuesta es “hagas mucho o hagas poco hazlo un hábito. La progresión vendrá por sí misma, confía en tu naturaleza”.

Ejercicios recomendados

La fisioterapia es una profesión sanitaria que pretende, utilizando un amplio arsenal terapéutico, ayudar en prácticamente todas y cada una de las especialidades médicas a devolver el estado de salud, completando todo tipo de tratamientos médicos y cuidados de enfermería.

En el caso de la COVID19, la pérdida de elasticidad del tejido que cubre los pulmones (parénquima), que dificulta una óptima función respiratoria (y cardíaca), la pérdida de tono y masa muscular, la rigidez por inmovilización prolongada de todas las articulaciones corporales, y como consecuencia de lo anterior, una mala circulación periférica, indispensable para mitigar los efectos sobre la coagulación sanguínea, van a ser objetivos fundamentales del tratamiento por parte de los fisioterapeutas.
Pero, tan importante como la ayuda de un profesional, lo es que, independientemente de la edad, se haga ejercicio a diario. El experto recomienda que las personas mayores de edad, independientes, deben perder el miedo a tumbarse en el suelo y hacer diferentes ejercicios de piernas, o levantando sutilmente “el trasero” protegiendo siempre su espalda, apoyando al menos uno de los dos pies en el suelo tumbados boca arriba. Tumbados de lado y con una almohada o cojín para apoyar la cabeza, levantamientos de la pierna que queda arriba con la rodilla estirada. La pierna de abajo quedaría apoyada con la rodilla doblada para no perder el equilibrio.

Sentados en una silla (sin apoyabrazos), inspirar a la vez que levantamos las manos hacia el techo, y expirar bajando los brazos lentamente. Mover los pies estando sentados y con ellos apoyados en el suelo (como si quisiéramos ponernos de puntillas) para después apoyando el talón levantar la punta de los dedos). La idea es “bombear sangre de retorno de las piernas hacia arriba”.

También hay que mantenerse hidratados estando pendientes de beber intermitentemente agua durante todo el día (sobre todo beber sin sed) y usando un molino de juguete o un globo para soplar y así ejercitar nuestra musculatura respiratoria.
Una vez de pie, apoyando una mano en la mesa del comedor, estando a la “pata coja” y mover la pierna que queda en el aire muy lentamente hacia delante y hacia detrás, hacia derecha e izquierda teniendo siempre cuidado de no perder el equilibrio.
Siguiendo de pie, apoyar la espalda en una pared y meter tripa durante unos segundos. Repetir. De cara a la pared empujar la misma como si quisiéramos moverla durante unos segundos. Repetir.

Con un pariente se puede jugar con un globo hinchado y hacer una especie de partido de tenis, sentados en sillas para no caernos, o si nuestro estado lo permite sin riesgo de caernos lo haremos de pie. Podemos hacer lo mismo pasándonos una pelota de tenis usando alternativamente mano derecha y mano izquierda.

Menos es más

Durante la realización de estos ejercicios, Ricardo Blanco advierte de que “ninguno de estos ejercicios ha de provocarnos dolor, mareo, falta de aire, si es así no hay que hacerlo”. “Menos es más -asegura-. No se trata de hacer cada día más sino de hacerlo cada día, o como mínimo tres veces a la semana. Reserva en tu horario 40 minutos por sesión”.
Las personas más jóvenes y sedentarias pensarán que este tipo de ejercicios es poco para ellos, sólo tienen que aumentar las repeticiones y hacerlo un hábito lo mismo se sorprenden fatigándose y ejercitándose más de lo que pensaban.
No podemos acabar estas recomendaciones sin resaltar que lo ideal, y lo recomendable es que un fisioterapeuta ayude a limitar o aumentar, añadir o quitar ejercicios adaptándolos a una progresión adecuada para cada persona. En ocasiones, una única consulta o varias consultas separadas en el tiempo para revisar estas “tablas de ejercicios” sería suficiente y poco costoso. “Pero, de nuevo, permítanme insistir: No se progresa si no hacemos de ello un hábito”.

 

04/09/2020 - 13:34 General

La Unidad de Nutrición, Metabolismo y Composición Corporal del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha ampliado su cartera de servicios incorporando la alimentación saludable como elemento de mejora de la salud en situaciones como el embarazo, la tercera edad, determinadas enfermedades crónicas o tras una intervención quirúrgica. 


“En el ámbito de la clínica y la actividad hospitalaria los aspectos nutricionales en relación con la enfermedad y los procesos de recuperación han adquirido cada vez más importancia. Esto plantea intervenciones nutricionales a muchos niveles que pueden interferir de forma favorable en la evolución de los pacientes”, asegura Antonio Escribano Ocón, responsable de esta consulta junto a Antonio Escribano Zafra, quien también forma parte de la Unidad de Nutrición.

En este sentido, explica el doctor Escribano, se realizarán estudios detallados y personalizados, con las técnicas más avanzadas, que contribuyan a diseñar una estrategia alimentaria y nutricional adecuada a cada uno de los pacientes.

A nivel de embarazo y lactancia, por ejemplo, se darán recomendaciones nutricionales para afrontar estos periodos de la mujer, y pautas de control de peso durante el mismo o recuperación tras dar a luz. Además, se establecerá tratamiento dietético de sobrepeso y obesidad para aquellas mujeres que lo necesiten.

Para enfermedades como la hipertensión arterial; diabetes; dislipemias; enfermedades pulmonares o cardiológicas crónicas; oncológicas; enfermedades metabólicas o enfermedad renal crónica también se diseñarán modelos de alimentación específicos que contribuyan a mantenerlas a raya. Lo mismo que en el ámbito de la nutrición en el paciente geriátrico, traumatológico o quirúrgico, a quienes a través de una dieta individualizada se le podrán prescribir requerimientos para optimizar la cicatrización y los estados de inflamación.

Laboratorio de nutrición deportiva

Además de estas consultas, que se suman a la habitual sobre sobrepeso y obesidad, esta unidad cuenta con un ‘laboratorio’ para el estudio, valoración y desarrollo del deportista. “El nivel del deporte actual precisa una atención detallada de aspectos metabólicos, bioquímicos, nutricionales e incluso genéticos que se hacen imprescindibles para la gestión, desarrollo y optimización del deportista”, apunta Antonio Escribano. 

Es por ello que este laboratorio incluye el análisis de composición corporal mediante biompedanciometría octopolar mutilfrecuencia; el análisis de metabolismo basal mediante analizador de gases (calorimetría indirecta) o el diseño de una dieta para la competición y el entrenamiento, así como el cálculo del peso óptimo de competición con la última tecnología para realizar estos cálculos.

Todos los estudios y tratamientos que se pondrán en marcha desde esta unidad tienen como base los siguientes parámetros y se establen en base a ellos: valoración de la composición corporal; estudio metabólico basal; valoración del estado de hidratación y, en el caso de los deportistas un estudio bioquímico, hormonal y genético.

 

30/07/2020 - 11:14 General

El objetivo de esta iniciativa era prestar apoyo emocional en una situación de crisis como la vivida y prevenir un agravamiento del estado psicológico.

El Servicio de Salud Laboral y la Unidad de Psicología del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe han desarrollado durante el estado de alarma un Programa de Atención Psicológica por el Covid-19  dirigido a los profesionales del centro.

El objetivo de esta iniciativa era “dar soporte emocional y ayuda de manera inmediata en una situación de crisis como la vivida y prevenir un agravamiento del estado psicológico, ofreciendo para ello herramientas para el autocuidado y la identificación precoz de síntomas, pero sobre todo, creando un espacio de escucha activa con nuestros compañeros”, explica Blanca Martínez Monrobe, psicóloga responsable de este servicio.

El programa ha consistido en una batería de acciones con un fuerte apoyo en las nuevas tecnologías. Entre éstas destacan las intervenciones telefónicas o a través de internet, los encuentros grupales virtuales, mensajes de difusión a través de un canal específico vía Whatsapp o la creación de una nueva sección ‘Salud Emocional’ en la Intranet.

Un 90% de los profesionales que han hecho uso de este servicio (91 profesionales en total), pertenecían a la categoría de enfermería (enfermeras y auxiliares de enfermería) y realizaban su labor en el servicio de Urgencias o en Hospitalización, en las alas de atención a pacientes con COVID-19. Con respecto a los motivos de consulta, un 36% indicaron sufrir estrés y un 63% corresponde a seguimientos de profesionales que se hicieron de manera aleatoria, evaluando el estado emocional para poder acompañarlos.

“Durante las entrevistas y su posterior seguimiento, quedaba muy patente esa necesidad de escucha, de facilitar la expresión emocional, ante las situaciones vividas y el aislamiento social y profesional que hubo que ha sido necesario establecer durante este periodo”, afirma Martínez Monrobe.

Un 98% de los profesionales que han utilizado el programa se ha mostrado muy satisfecho con este servicio de apoyo emocional y consideran que es una herramienta muy valiosa para mejorar el clima laboral y la productividad.

30/07/2020 - 11:29 General

La motivación del componente tecnológico y el control del entorno doméstico han permitido que los terapeutas trabajen determinadas áreas y objetivos con niños con dificultades del neurodesarrollo con la misma o mayor eficacia que en la consulta presencial.

Expertos en atención post temprana del Hospital San Juan de Dios de Sevilla afirman que la teleconsulta terapéutica y el aprendizaje académico telemático surgido a consecuencia del confinamiento durante la pandemia ha favorecido a niños con determinados perfiles del neurodesarrollo  en lo relativo a la consecución de objetivos terapéuticos, capacidad organizativa y rendimiento escolar.

El neuropsicólogo del hospital, Aarón F. Del Olmo, ha destacado que el cambio hacia lo telemático, que para muchos niños ha podido resultar problemático, para estos otros ha facilitado una serie de oportunidades que les han permitido desenvolverse con más facilidad que en las aulas o la consulta.

En primer lugar, el uso sistematizado de las Nuevas Tecnologías supone de por sí un factor de motivación para una generación que es tecnológica. Trabajar con pantallas, con los estímulos cambiantes y vivos que presentan las aplicaciones en este sentido predispone a los niños a interesarse en las materias a trabajar, siempre que todo el proceso esté guiado por profesionales. Además de esto, los niños que más rendimiento han obtenido de estos nuevos sistemas de trabajo han sido aquellos con perfiles disejecutivos, es decir, los que presentan mayores dificultades a la hora de organizarse, pues han podido recibir una doble ayuda: la de los padres, en casa; y la de sistemas telemáticos que permiten un control de la organización, como las Google class o Classroom u otras plataformas digitales. Este doble refuerzo ha permitido a niños con perfiles disejecutivos y TDAH a estructurar las tareas y el tiempo de un modo eficiente.

También los niños con Trastorno del Aprendizaje No Verbal (TANV) han sacado mucho partido a este modelo telemático, pues presentan dificultades en la coordinación motora o problemas viso-espaciales que en clase muchas veces se evidencian a la hora de dibujar o realizar actividades de educación física. La reducción del estrés y la ansiedad que les genera la exposición pública de estas dificultades ha desaparecido en el entorno telemático, por lo que desprovistos de esa presión, han alcanzado objetivos terapéuticos y académicos con menor dificultad. Del mismo modo, los pequeños con perfiles de dificultad sociocomunicativa han podido centrarse en el componente académico al reducir la carga social.

El neuropsicólogo del San Juan de Dios expone que estas herramientas recientemente incorporadas en las terapias han dejado al descubierto nuevas vías muy eficaces para trabajar con los niños para alcanzar determinados objetivos que, presencialmente, quizás se dificultan. “Que resulte más o menos favorable incluir la teleasistencia o la formación académica telemática o combinarlo con el modelo presencial depende mucho de cada niño y de los objetivos a conseguir, pero hemos de reflexionar acerca de qué debemos conservar de este período ‘digital’ forzoso en el que nos hemos visto inmersos a causa de la COVID-19, porque hemos podido comprobar en consulta que en usuarios con estos perfiles han obtenido un buen rendimiento o, al menos, se han conseguido objetivos puntuales con mayor rapidez”.

30/07/2020 - 11:32 General

En esta publicación ha participado un psicólogo del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos.

“Las intervenciones basadas en mindfulness (IBM) no solo resultan ser seguras para las personas con esquizofrenia, sino que, además, cuando son utilizadas en combinación con los tratamientos psicofarmacológicos habituales, son capaces de generar notables mejoras sobre varios parámetros como la intensidad de los síntomas, el nivel de funcionamiento y la conciencia de enfermedad”. Ésta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado un grupo de investigadores entre los que se encuentra Ricardo M. Hodann Caudevilla, psicólogo residente del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos.

Los autores de ‘Intervenciones basadas en mindfulness para personas con esquizofrenia: una revisión sistemática y metaanálisis (Mindfulness-Based Interventions for People with Schizophrenia: A Systematic Review and Meta-Analysis )’, artículo publicado en la prestigiosa Revista International Journal of Environmental Research and Public Health, concluyen así que las IBM son seguras y eficaces para el tratamiento de personas con esquizofrenia, pudiendo por ello llegar a convertirse en un futuro próximo en uno de los abordajes psicológicos de elección para este trastorno. No obstante, también señalan que el grado de evidencia empírica con el que se cuenta en la actualidad es todavía escaso y que por ello se necesitan más investigación en este campo para consolidar las conclusiones. Pero los resultados hasta el momento son prometedores.

Estos profesionales decidieron llevar a cabo un estudio consistente en una revisión sistemática de la literatura científica para determinar si las IBM resultan eficaces y seguras como tratamiento para las personas con esquizofrenia. Dicha revisión, consistente en un análisis exhaustivo de los resultados de estos artículos, empleando complejos análisis estadísticos (metaanálisis), les condujo a un total diez artículos científicos en los que se examinaban los efectos terapéuticos de las IBM en pacientes con esta patología.

Mindfulness en occidente

Como señala Ricardo M. Hodann, “la expansión del mindfulness en occidente se ha dado en gran medida gracias a la diseminación de las intervenciones basadas en mindfulness que son tratamientos psicológicos breves (en torno a ocho semanas) en los que, a través de psicoeducación y ejercicios de meditación, se enseña el mindfulness a grupos de pacientes con patologías diversas.

Estas intervenciones han recibido un gran interés por parte de la comunidad científica, habiéndose demostrado ya que son eficaces para el tratamiento de diversos problemas psicológicos como los trastornos de ansiedad o la depresión.

Esta técnica de meditación destinada a mejorar el bienestar emocional de aquellos que la practican tiene su origen en el budismo, hacia el 500 antes de Cristo, pero en occidente se ha introducido a través de ámbitos como el de la psicología como una técnica orientada a fomentar la calidad de vida de personas con problemas de índole psicológicas asociadas, por lo general, al estrés o al padecimiento de enfermedades físicas crónicas. 

“No obstante, pese a su popularidad, la evidencia acerca de la eficacia y seguridad de las IBM en el tratamiento de la esquizofrenia sigue siendo escasa”, señala el psicólogo del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid).

(Para acceder al contenido completo de la publicación: https://www.mdpi.com/1660-4601/17/13/4690/htm)

17/08/2020 - 10:56 General

El Centro Psicopedagógico San Juan de Dios de Tenerife ha recibido una muy buena respuesta por parte de los familiares de los usuarios y residentes en la última encuesta de satisfacción realizada telefónicamente en relación aspectos como la garan-tía de derechos, la calidad de las instalaciones y el trato personal y asistencial.

La preparación técnica de los profesionales que atienden a los usuarios, así como el trato en la asistencia por parte de los profesionales del centro han sido valorados muy positivamente por el 98 por ciento de los encuestados, manteniendo así el nivel alcanzado en año anterior. Además, destacan la atención que reciben sus familiares por parte del personal técnico, enfermería y psicólogos.

Entre los aspectos con mayor aceptación por parte de los familiares de usuarios del Centro Psicopedagógico, destacan las instalaciones, con el cien por cien de encuestados satisfechos, poniendo el acento en el confort de las habitaciones y las instalaciones en general así como en la  adaptación del centro a las necesidades de los usuarios. Con este mismo porcentaje de satisfacción han valorado el respeto a la intimidad y las necesidades espirituales y religiosas.

También con puntuación sobresaliente del cien por cien, los encuestados han señalado el programa de respiro familiar. Este programa surge por la necesidad de las fa-milias afectadas de disponer de alternativas eventuales para periodos de descanso cortos, viajes o asistencia médica por problemas de salud. 

El uso de las Nuevas Tecnologías en el día a día de los usuarios y residentes ha recibido también la máxima puntuación en satisfacción. En este sentido, el Centro Psicopedagógico ha introducido varios proyectos enfocados al uso de herramientas digi-tales para que los usuarios accedan, tras una formación específica, al uso de disposi-tivos electrónicos como tabletas y pantallas táctiles, todo ello enfocado a ampliar la capacidad de decisión, autonomía y comunicación de los usuarios.

Preguntados por los aspectos más positivos del centro, de manera anónima, la empresa de testeo ha facilitado comentarios de familiares como “Todo muy positivo, por el trato y por los profesionales”, “El buen trabajo y la calidad humana de todo el equi-po de SJD”, “Profesionalidad y amabilidad de todo el equipo que atiende a mi hijo”, o “Todo el personal es muy amable y atento, me informan de todo y muy contenta”.

El Centro Psicopedagógico San Juan de Dios en Tenerife está enfocado a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y graves trastornos de conducta. Desde enero del 2018, y en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife a través de la Unidad de Atención a la Dependencia del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), cuenta con una unidad para personas con Trastorno del Espectro Autismo (TEA), que atiende a 11 usuarios.

El Centro Psicopedagógico de Tenerife está certificado según la norma ISO 9001.2015 desde el año 2012, habiendo superado anualmente las distintas auditorías tantos internas como externas.

13/08/2020 - 11:12 General

El Hospital San Juan Grande, de Jerez de la Frontera, trabaja en su unidad de hipertensión con distintos perfiles de pacientes hipertensos y señala la importancia de revisar la presión arterial periódicamente y de mantener un estilo de vida saludable.

La hipertensión aparece en muchas ocasiones sin síntomas previos que puedan alertar a quien la padece de que se está desarrollando la enfermedad. Por ello, es fundamental acudir al médico a realizarse chequeos periódicos, más aún en la edad adulta, pues es en estas etapas cuando más prevalencia tiene la hipertensión, patología conocida como ‘enemigo silencioso’. Esta es una de las principales recomendaciones del cardiólogo Gabriel Retegui, quien dirige la unidad de hipertensión del Hospital San Juan Grande, en Jerez de la Frontera, Cádiz.

La incidencia de la hipertensión va aumentando con la edad, y es por ello que se asocia a otros problemas cardiovasculares también asociados a la edad madura. Si bien la mayoría de pacientes con hipertensión no presentan síntomas, entre los que sí, pueden aparecer dolor de cabeza, sangrado nasal, dolor en el centro del tórax, dificultad respiratoria, náuseas o incluso alteraciones visuales. En los casos más evolucionados, también puede debutar con episodios de arritmias, infartos o ictus, lo que puede llegar a dañar órganos como el riñón, el cerebro, el sistema arterial periférico o el corazón.

“Por todo ello –explica Retegui- lo primero que hay que hacer es confirmar la hipertensión, que es el primer paso y que podemos medirla en casa, con un tensiómetro  que debería formar parte de nuestro botiquín básico, como lo hace el termómetro”. El cardiólogo del San Juan Grande explica que “múltiples medidas en días diferentes permitirán confirmar si existe una hipertensión y la necesidad de que un médico especialista establezca las medidas para su corrección”.

Aproximadamente, el 30 por ciento de la población andaluza presenta hipertensión en la actualidad. Por ello, en este Hospital de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Jerez, la Unidad de Hipertensión surgió de la necesidad de ir un paso más allá en la prevención de esta patología, que afecta cada vez a más personas y que al presentarse, en un amplísimo porcentaje, es un problema de salud irreversible que requiere de un tratamiento progresivo y crónico.

Además, se trata de una enfermedad que tiene un perfil de pacientes muy diluido, si bien es cierto que en la etapa adulta es cuando se da con mayor prevalencia. Sin embargo, puede afectar a tres grupos principales, empezando por pacientes jóvenes, que suelen detectar la enfermedad en revisiones laborales. Este perfil de paciente viene asociado a problemas como el estrés, la obesidad o el sedentarismo. Otro grupo sería el de pacientes en la edad media de la vida, principalmente mujeres en la perimenopausia, que son diagnosticadas en revisiones rutinarias o por síntomas asociados como palpitaciones o dolor de cabeza. Por último, las personas de edad avanzada, en las que su hipertensión podría ser sólo una parte de su pluripatología.

10/08/2020 - 10:47 General

La litiasis o formación de piedras en el riñón es una de las patologías renales más habituales en verano. Así lo explica el Dr. José Luis Carazo, urólogo en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba quien asegura que en el desarrollo de esta enfermedad tiene mucho que ver la falta de hidratación, algo frecuente ante las elevadas temperaturas y la ingesta insuficiente de alimentos y bebidas que contribuyan a ello.

Carazo asegura que, todos los años desde el mes de mayo, en el servicio de Urgencias del Hospital repuntan las consultas por los conocidos como ‘cólicos nefríticos’ causados por la presencia de piedras en el riñón. “La deshidratación va de la mano con la patología litiásica, por eso es tan común durante la época estival”, apunta el urólogo del centro de la Orden Hospitalaria.

Y es que en esta época del año es común que se presenten con más frecuencia cálculos renales debido a las altas temperaturas, la humedad y la escasa hidratación, lo que conlleva un aumento de la pérdida de líquido de nuestro organismo, tanto por la transpiración, como por la sudoración. Todo ello hace que se incremente la saturación de sales en la orina, que se hace más concentrada, con la acumulación de las sustancias que se eliminan a través de ella, como los cristales, que acaban acumulándose y dando lugar a los cálculos o piedras en el riñón. 

Evitar el sol intenso, dieta mediterránea y mucha agua
Para hacerle frente, el doctor insiste en que hay que evitar las exposiciones prolongadas al sol y a las horas en las que estas son más fuertes. Asimismo, considera fundamental que la hidratación se apoye en la dieta mediterránea, que cuenta con alimentos tan beneficiosos como el gazpacho, con alta carga de electrolitos fundamentales para mantener hidratado y equilibrado el organismo.

“Hay que insistir mucho en la ingesta de líquidos hidratantes, como el agua, y evitar las bebidas hidrocarbonadas que no solo no son saludables, sino que, al contrario, cuando la deshidratación puede ser mayor por las elevadas temperaturas no contribuyen a hidratar el organismo, debido a la alta carga de azúcares, favoreciendo la formación de piedras en los riñones”, destaca José Luis Carazo.

Respecto a la cantidad de agua necesaria para mantener unos buenos niveles de hidratación en la época estival, Carazo asegura que esta es muy variable de una persona a otra. “Lo importante es conseguir una diurésis (cantidad de orina diaria) efectiva, es decir, conseguir que, cada día podamos orinar en torno a dos litros. Para ello, cada persona necesitará beber una cantidad de agua diferente según su trabajo, su volumen corporal, su exposición a elevadas temperaturas etc…pero por lo general suele rondar los 3 litros al día”, concluye el especialista.

07/08/2020 - 13:27 General

Los pacientes y usuarios del Hospital Universitario San Rafael, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Granada, han calificado de muy buena calidad los servicios prestados por parte del centro, de acuerdo con los resultados del último informe de calidad que ha realizado una empresa externa durante los primeros meses de 2020.

La evaluación anual de los servicios ofrecidos por parte del equipo de profesionales del centro sanitario supera el 90 por ciento en grado de satisfacción en todas las especialidades. Llegando al cien por cien en estos parámetros destacan las especialidades de cirugía ambulatoria dermatológica y las consultas externas de neurofisiología, medicina interna, podología y el servicio de accidentes de tráfico siendo, así, las especialidades más valoradas por los pacientes.
A estas les sigue el área de rehabilitación, cirugía ambulatoria y cirugía general, atención infantil temprana y traumatología en el ámbito de la hospitalización quirúrgica. Además, los servicios de pruebas diagnósticas de la especialidad de digestivo y cirugía general, cardiología, traumatología y digestivo en consultas externas también han recibido una valoración sobresaliente.

En las encuestas, pacientes y usuarios destacan en positivo la atención recibida, los resultados y el trato del personal del centro –tanto sanitario como del servicio de Atención al Usuario-, recibiendo un 98 por ciento de respuestas positivas en aspectos como amabilidad y respeto, su preparación y profesionalidad y su actitud y disposición a la hora de atenderlos.
En el bloque de garantías y derechos, el cien por cien de opiniones son favorables en cuanto a la intimidad personal que ha podido tener el paciente y aseguran que recomendarían el centro a sus familiares y conocidos.

En el bloque sobre ‘Instalaciones’ que la encuesta dedica a evaluar los diferentes aspectos relacionados con el edificio, la limpieza o el ambiente, los usuarios han evaluado positivamente todos los parámetros.

Para continuar mejorando en función de las necesidades de los pacientes y usuarios, en la consulta telefónica se ha preguntado sobre la detección de posibles áreas de mejoras y algunos encuestados han señalado la posibilidad de reforzar la señalización de algunas instalaciones del centro.

Impulso de la atención domiciliaria

Con el objetivo de dar también servicio a pacientes que requieren ciertos cuidados especializados de carácter hospitalario en su propio domicilio, garantizándoles una atención y seguridad equiparables a las que recibirían durante un periodo de hospitalización convencional, el Hospital Universitario San Rafael ha impulsado su Unidad de Hospitalización Domiciliaria.

Este servicio pone a disposición de los pacientes a un completo equipo especializado de médicos, fisioterapeutas, enfermeros, auxiliares, logopedas, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales y psicólogos, para atender cualquier necesidad de usuarios y pacientes que incluye, además, acompañamiento cualitativo durante el periodo de atención necesario para el paciente. 
 

04/08/2020 - 11:49 General

El Centro Asistencial San Juan de Dios de Málaga ha recibido una aportación de 15.000 euros de la Fundación Mutua Madrileña, que ha adjudicado esta ayuda para ‘Proyectos Sociales de atención a la emergencia generada por la COVID-19’ a la unidad de psicogeriatría para la ‘Asistencia segura a personas mayores en situación de vulnerabilidad’. Esta ayuda ha sido concedida en el marco de la Convocatoria Extraordinaria de Ayudas a Proyectos Sociales de atención a la emergencia generada por la COVID-19 que ha llevado a cabo la Fundación Mutua Madrileña.

El proyecto, presentado por el Centro Asistencial y que ha contado con la concesión de la Fundación Mutua Madrileña, vendrá a reforzar las medidas para la prevención de contagios y protección de las personas asistidas, además de favorecer la vigilancia activa y detección de posibles casos en una unidad en la que conviven personas de edad con severos trastornos conducta asociados a problemas de salud mental.

El hermano Superior del Centro Asistencial de Málaga, José Miguel Valdés, ha agradecido a la Fundación de la aseguradora esta aportación y la confianza depositada en el proyecto, que dará continuidad a la lucha contra la COVID-19 en centros sociosanitarios como el de San Juan de Dios en Málaga. “Las colaboraciones con organizaciones sin ánimo de lucro como la nuestra por parte de las empresas privadas, bien a través de su Responsabilidad Social Corporativa o de Fundaciones privadas, son un pilar fundamental para hacer frente a las nuevas necesidades surgidas tras la COVID-19”, ha explicado Valdés.

Páginas