Noticias

10/07/2020 - 11:50 General

La Comisión de Docencia e Investigación de la Provincia Bética ha fallado los Premios a la Investigación San Juan de Dios, que este año becarán un proyecto de Inteligencia Artificial liderado por el CAIT San Juan de Dios de Sevilla; una investigación sobre la toma de decisiones compartidas en oftalmología, del Hospital de Tenerife; y el estudio sobre la efectividad del tratamiento osteopático en el whiplash cervical, del Hospital del Aljarafe.

Hasta la fecha, las seis primeras ediciones de estas ayudas han dotado de financiación a 16 proyectos para llevarse a cabo. En esta ocasión, serán tres los proyectos de equipos de profesionales de la Provincia Bética que recibirán dotación económica para iniciar sus pasos:

•Artificial Intelligence para una Rehabilitación Efectiva, a cargo de la fisioterapeuta Maria Inmaculada Medina Valera del Centro de Atención Infantil Temprana de Sevilla. Este proyecto pone en valor cómo las tecnologías ayudan a mejorar la efectividad de los tratamientos motores llevados a cabo en los menores con discapacidad o con riesgo de padecerla. Igualmente, se introduce cómo las herramientas de Inteligencia Artificial ayudan a guiar los diagnósticos y mejores tratamientos que sobre los menores puedan aplicarse a partir de las dolencias que presenten.

•Toma de decisiones compartida en oftalmología: Desarrollo y evaluación de una intervención para pacientes y un programa de formación para profesionales basados en el modelo de Atención Centrada en la Persona, de la psicóloga del Hospital de Tenerife Vanesa Ramos García. El proyecto consiste en diseñar, elaborar y evaluar una herramienta de ayuda para la toma de decisiones compartida (HATD) para promover la toma de decisiones compartida (TDC) entre profesionales sanitarios y pacientes con cataratas candidatos a cirugía, con el objetivo de mejorar su toma de decisiones y los resultados sobre su salud.

•Efectividad del tratamiento osteopático en el whiplash cervical, del fisioterapeuta del Hospital del Aljarafe, Jose Larios Ortega. El propósito del estudio es demostrar que un tratamiento global del paciente para la recuperación del latigazo cervical, donde se tenga en cuenta su biomecánica, fisiopatología y el mecanismo lesional proporciona mejores resultados en cuanto a dolor, movilidad y discapacidad a nivel cervical que el tratamiento local convencional.

 

07/07/2020 - 13:17 General

CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con Fundación “la Caixa”, renueva, un año más, el convenio que mantiene con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios con una dotación de 50.000 euros para el impulso de actividades de carácter social a través de los dispositivos y actividad solidaria de la Institución.

La directora territorial de Caixabank en Andalucía Occidental y Extremadura, María Jesús Catalá, y el Superior de la Provincia Bética de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, José Antonio Craus O.H., han firmado el convenio. A este respecto, Catalá ha destacado “la importancia de esta alianza con San Juan de Dios de la que cada año se benefician miles de personas en situación de vulnerabilidad. Nos senti-mos orgullosos de proyectos como este que no serían posible sin el esfuerzo de nuestros empleados y la confianza de nuestros clientes”. Por su parte, el Superior Provincial ha agradecido esta aportación a CaixaBank y Fundación “la Caixa”, haciendo hincapié en la importancia de estar cerca de quienes más lo necesitan, “aún con más intensidad este año, en el que los colectivos más golpeados han recibido, además, el envite de la emergencia sanitaria. Hay mucha necesidad en nuestros alrededores, personas que han perdido sus empleos, familias que atraviesan durísimas situaciones y para las que la ayuda de todos resulta esencial en estos difíciles momentos. Por todo ello, gracias a CaixaBank y Fundación “la Caixa”, porque nos ayudáis a seguir ayudando”.

La colaboración entre ambas instituciones se suscribe cada año. En 2019, un total de 3.675 personas se han beneficiado de los proyectos implementados gracias a este convenio marco. Concretamente, se han podido ejecutar dieciséis proyectos en dieci-séis centros de la Orden, ubicados en las comunidades autónomas de Andalucía, Madrid, Extremadura y Canarias, en ámbitos tales como exclusión social, infancia, mayores, salud mental, discapacidad, sin hogar y urgencia social.

03/07/2020 - 12:11 General

El proyecto se realiza en colaboración con miembros del Brain-computer interface Lab (BCI LAB) del Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CITIC) la Universidad de Granada.

El Colegio de Educación Especial San Rafael, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Granada, ha iniciado, en colaboración con la Universidad de Granada, un proyecto de investigación con el objetivo de estudiar el uso de la realidad virtual como sistema para la autorregulación de las emociones en personas con discapacidad.

El estudio pretende ofrecer experiencias inmersivas de relajación individualizadas en los participantes a través de la simulación computarizada de distintos entornos de su preferencia: un paisaje de playa, costa, montaña, etc. Así, se analiza si esta experiencia adaptada al usuario es capaz de mejorar o acelerar la reducción del estrés, comparando su eficacia frente a las salas de cromoterapia. Además de estos posibles aspectos positivos generados en los participantes, el equipo está analizando si el uso de terapias con realidad virtual podría ser una opción mejor adaptada a la comodidad de los usuarios que este tipo de salas, que dependen, entre otros aspectos, de la disponibilidad de un espacio óptimo y adecuado para ello.

Las salas de cromoterapia son un espacio creado para favorecer una relajación a nivel fisiológico en el organismo humano a través del uso de los colores. En el Colegio de Educación Especial San Rafael, precursores en la creación de estos espacios, trabajan en la actualidad con tres programas: uno, que favorece la tranquilidad gracias a la combinación de los colores azul, verde y violeta; un programa que usa exclusivamente el color azul, para alcanzar una relajación tónica -sobre todo en niños que presentan problemas de carácter motor-; y un tercer programa en el que se trabaja para aumentar la energía y elevar el ánimo de aquellos alumnos que puedan presentar un estado más hipoactivo.

Desde el centro de la Orden Hospitalaria se está trabajando en dotar de mayores recursos a la población con discapacidad para aumentar su calidad de vida, ya que son personas más vulnerables a los problemas emocionales. De conseguirse resultados positivos en este estudio pionero, los expertos aseguran que el uso de la realidad virtual sería un sistema mucho más simplificado y versátil, pues podría usarse en cualquier entorno. Una cuestión que contribuiría a la calidad de vida tanto del alumno como de la familia. “Este nuevo estudio que estamos realizando en colaboración con la Universidad de Granada nos permitirá comprobar si podemos ofrecerles a nuestros alumnos una herramienta más sencilla para gestionar, de manera más positiva, los vaivenes emocionales que puedan afectar a su capacidad de adaptación a la vida diaria”, explica la orientadora y psicomotricista del centro educativo y doctora en Psicología, María José Sánchez.

Además, los investigadores señalan que, al tratarse de una simulación, se podría ofrecer a la vez en múltiples dispositivos, pudiendo tener una habitación completa de alumnos recibiendo la terapia de forma simultánea. “Esto no solo abre la posibilidad de incluir este tipo de experiencias en la comunidad educativa, sino que su uso puede extenderse fácilmente a puestos de trabajo, consultas o cualquier otro ámbito, pues la reducción del estrés es algo que siempre va a beneficiar al usuario”, explica el profesor titular del departamento de Teoría de la señal telemática y comunicaciones de la Escuela Técnica Superior del Ingenierías de Informática y de Telecomunicación e investigador principal del proyecto, Miguel Ángel López.


Metodología

Los investigadores han organizado para este proyecto tres grupos de participantes que son conducidos a través de una experiencia completa de relajación. 

La primera parte, común para todos los grupos, consiste en el establecimiento de la línea base con el objetivo de homogeneizar el estrés de todos los participantes.

La segunda parte del estudio tiene por objetivo reducir el nivel de estrés de los colaboradores, pero conducidos de una manera individual hacia experiencias distintas. En esta parte se divide a los participantes en dos grupos: uno de control, que hace uso de la sala de cromoterapia del Colegio San Rafael utilizando un programa de relajación de los empleados habitualmente en el centro compuestos por luces y música; y un segundo grupo bajo test, que utiliza las gafas de realidad virtual y que experimenta la reducción de estrés en una recreación de esta sala de cromoterapia, con la misma luz y música.

Por último, los miembros del tercer grupo –que se formará una vez obtenidos los resultados de las fases previas- elegirán una de las experiencias individualizadas según sus gustos, atendiendo a la relajación dentro de ese entorno elegido.

El estudio, para el que se ha pedido la colaboración voluntaria de la comunidad universitaria -tanto de alumnos como de profesorado- va acompañado de la realización de encuestas subjetivas para conocer el nivel de estrés percibido por los usuarios durante las sesiones y un registro de electroencefalograma (EEG) con el que se analiza la actividad cerebral y se evalúa el nivel de estrés con parámetros objetivos basados en biomarcadores identificados en estudios previos realizados en colaboración con los profesionales del Colegio San Rafael, como Blue lighting accelerates post-stress relaxation: Results of a preliminary study publicado en 2017 o Portable System for Real-Time Detection of Stress Leve, de 2018.

 

30/06/2020 - 11:50 General

El 29 de junio tuvo lugar la reunión semestral del patronato de la Fundación Tutelar. Todos los patronos, junto con la directora de la Fundación, han aprobado las cuentas del año y han querido rendir un pequeño homenaje a todos los trabajadores del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos por su heroica labor frente a la pandemia del coronavirus.

Ante la presencia del Superior Provincial y presidente de la Fundación, José Antonio Soria O.H., los patronos de la Fundación y el Superior y la gerente del Centro San Juan de Dios, además de otros asistentes, la directora de la Fundación, Julia Merchán, ha destacado el objeto de este acto “el reconocimiento al personal sanitario y asistencial del CSJD de Ciempozuelos por la atención y cuidados que han prestado y vienen prestando los residentes, y de manera singular a las personas tuteladas por la Fundación Tutelar San Juan de Dios-Bética durante la pandemia Covid-19”.

“Este acto es para agradeceros de corazón todo el bien que habéis hecho. No os podéis imaginar cómo tranquilizaba y a la vez inquietaban vuestras llamadas e informaciones, contradicciones que forman parte del ser humano”.

José Antonio Soria O.H., ha hecho hincapié en que este pequeño e invisible virus, al que le gusta viajar entre los humanos, nos ha dado una lección de humildad, ha cruzado todo el mundo y ha doblegado a las mayores potencias mundiales, y nos ha enseñado la grandeza del ser humano, ya que han sido innumerables las muestras de apoyo, y los ofrecimientos de colaboración de muchas personas.

Sobre el CSJD destaca que “es evidente que el éxito de los buenos resultados no tiene otra explicación que el compromiso sincero de todos vosotros. Habéis dado un ejemplo de fortaleza y entrega de unas dimensiones semejantes al problema vivido”. Asimismo, ha advertido que “tendremos que seguir trabajando en protocolos minuciosos para la prevención e intervención de la pandemia”.

“El único objetivo es la entrega y el amor hacia las personas que tanto nos necesitan por sus situaciones personales, por sus enfermedades y discapacidades intelectuales, por su vulnerabilidad e indefensión” ha explicado. “Por ello, os pido que  todos los sacrificios de los últimos meses, no se pongan en riesgo, estad preparados y seguid avanzando en vuestra excelencia profesional, personal y entrega a la causa de San Juan de Dios”.

“Como Superior Provincial y hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, nunca olvidaré estos momentos que nos han tocado y tocan vivir y os agradezco vuestra labor y valentía.  Sin duda, necesitamos colaboradores como vosotros y damos gracias a Dios por ello”.

Una placa conmemorativa

Tras estas intervenciones, han participado la directora gerente del Centro, Elvira Conde, quien ha explicado las medidas tomadas y los resultados obtenidos; la doctora Nubia Ordóñez y el coordinador de Enfermería, José Antonio Córdoba, quienes han hecho una detallada cronología de la pandemia en el centro, y María de los Ángeles Romero, madre de uno de los tutelados, quien ha agradecido el cuidado hacia su hijo y la atención recibida, así como el trato que todos los profesionales tuvieron con ella informándola en todo momento.

La última intervención ha corrido a cargo del Hermano Superior del Centro, Casimiro Dueñas, también consejero provincial y vicepresidente de la Fundación Tutelar, quien ha leído la dedicatoria de la placa y ha explicado el texto grabado en la misma.

Para finalizar, el Superior Provincial y la directora de la Fundación Tutelar, han hecho entrega de esta placa que reconoce al personal sanitario del CSJD por la atención y cuidados prestados a los pacientes y tutelados durante la pandemia, dejando de manifiesto su profesionalidad, excelencia, valentía y entrega, testimoniando los valores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

24/06/2020 - 12:02 General

La discapacidad intelectual y los problemas de salud mental son las dos principales causas por las que la Fundación Tutelar Padre Miguel García Blanco (FTPMGB), de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, ha ejercido la tutela o pretutela de 90 personas en 2019, principalmente en Andalucía.

Desde que se creara, hace ahora 20 años, esta Fundación de la Orden Hospitalaria trabaja para favorecer el apoyo tutelar a personas residentes en alguno de los centros de San Juan de Dios que por diferentes motivos requieren un apoyo tutelar para lograr el pleno ejercicio de sus derechos. Durante 2019, de las 90 personas tuteladas o pretuteladas, 59 son personas con discapacidad; 28, personas con problemas de salud mental; y 3 de ellas, personas mayores. Así lo recoge la memoria de actividad del año pasado que acaba de publicar la FPMGB.

Todas ellas son personas principalmente residentes en los centros de la Orden en Málaga y Alcalá de Guadaíra (Sevilla), aunque también hay algunos residentes en centros de Cádiz, Las Palmas de Gran Canaria o Madrid. El presidente del Patronato de la Fundación y Superior Provincial de la Orden, José Antonio Soria O.H., ha explicado que “Son personas que, debido a su vulnerabilidad y dependencia, han visto modificada judicialmente su capacidad y pueden actuar con la ayuda de la Fundación como su representante legal. No se trata solo de protegerles, sino de conseguir su total desarrollo como personas, procurando su participación efectiva en la sociedad”.

En la memoria de actividad se recoge que prácticamente el triple de las personas tuteladas son hombres, alcanzando la cifra de 64 frente a 26 mujeres. Además, más de mitad de las personas tuteladas, 47 concretamente, se encuentran en la franja de edad de los 36 a los 65 años. De los 18 a los 35 hay 20 personas y a partir de los 65, 23. El objetivo principal de esta fundación es acompañarlos a todos ellos en su proyecto de vida, fomentando su confianza, autogobierno y autonomía, pues “detrás de cada número y gráfico de esta memoria está la historia de una persona vulnerable con nombre, ilusiones y proyectos, que quiere ser protagonista de su propia vida, llena de deseos vitales que impulsan nuestra labor y nos inspiran a seguir trabajando por un mundo más justo y humano”, explica el Superior Provincial.

Una entidad que vela por los derechos de los más desfavorecidos

La FPMGB trabaja para garantizar los derechos de las personas a las que tutela atendiendo principalmente la integración de las mismas. Por ello, fomentan que todas ellas realicen, al menos, una actividad semanal que favorezca su integración social. En 2019, la Fundación implusó 2.453 horas de salidas de ocio y tiempo libre de sus 90 usuarios; realizó 3.304 horas de acompañamiento hospitalario y apoyó la inserción social con 64.600 horas de talleres.

Además, acompañó a las personas tuteladas a través 1.906 horas de voluntariado, veló por los intereses de las mismas administrando 82 cuentas corrientes y mejoró la calidad de vida de 11 de las personas tuteladas que se encontraban en riesgo de exclusión social gracias a la colaboración de La Caixa.

“Nuestra hoja de ruta, después de 20 años, sigue siendo ser una referencia en el ámbito de la tutela a partir del desarrollo de un modelo propio de atención centrado en la persona” –ha explicado José Antonio Soria O.H., que concluye resaltado que “impulsamos el desarrollo de planes de vida individualizados basándonos en las necesidades, apoyos y posibilidades de cada persona, favoreciendo su autodeterminación y desarrollo personal”.

 

19/06/2020 - 13:27 General

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha dado comienzo oficialmente en el mes de junio a la restauración del Hospital San Juan de Dios de Granada a través de la intervención sobre la crujía sureste del claustro primero del edificio.

Los trabajos han dado comienzo tras la firma del acta de inicio de obra por parte el Superior Provincial de la Orden en la Provincia Bética, José Antonio Soria O.H.; el Superior de los centros en Granada, José Luis Muñoz O.H.; el director gerente, José Luis Castellar; y el arquitecto responsable del proyecto, Fernando Acale; y el director gerente de la empresa Dávila Restauración de Monumentos, Javier Dávila Ponce de León.

Esta primera fase de la restauración, que se llevará a cabo desde ahora hasta el 31 de enero de 2022, tiene como objetivo principal recuperar el valor arquitectónico, artístico e histórico de esta primera crujía y de todos los elementos que la componen. Así, entre las acciones que se llevarán a cabo está prevista la actuación sobre el zaguán de entrada, recuperando el ámbito de la capilla original, la recuperación de la nave original de la iglesia o la restauración de componentes claves relacionados con el valor de autenticidad de este Bien de Interés Cultural (BIC) como son las pinturas del patio, arcos o artesonados, entre otros.

El hermano Superior Provincial, José Antonio Soria, ha manifestado durante la firma del inicio de los trabajos que “la Orden Hospitalaria desea iniciar su restauración de acuerdo a la cultura, patrimonio y estilo propio de la Orden, con el mismo entusiasmo y motivación con el que en otro tiempo lo hicieron nuestros hermanos, pero lógicamente de acuerdo a los tiempos actuales, a los nuevos desafíos y a las nuevas necesidades de la Orden y de las personas vulnerables y enfermas de Granada. Junto al Hospital de San Rafael, este centro desarrollará un proyecto asistencial sociosanitario  que ofrecerá más y mejores respuestas a las necesidades de los enfermos y necesitados de la Ciudad de Granada”.


“500 años nos separan de aquel momento en el que los discípulos de San Juan de Dios hicieran posible su sueño: construir un hospital por y para los necesitados. Hoy volvemos a vivir un momento único en la historia, al poder darle vida de nuevo a este hospital al servicio de todos los que realmente lo necesitan y devolverle el esplendor y la belleza por y para ellos”, explica el Superior de los centros de la Orden en Granada, José Luis Muñoz O.H.

“La Orden afronta ahora el reto de iniciar el proyecto de su restauración completa con la premisa de contribuir a recuperar un importante activo del patrimonio asistencial y cultural, y poner en valor una parte importante de la historia de Granada, aquella que transcurre tras las huellas de San Juan de Dios en la ciudad”, afirma el director gerente de los centros de la Institución en la ciudad granadina, José Luis Castellar. “Nuestro principal objetivo, además de restaurar este edificio de 14.000 m2 por su valor histórico y artístico, es ante todo devolverle a la ciudadanía algo que forma parte de su historia porque gracias a ellos se hizo realidad el sueño de San Juan de Dios y pudo darse desde la Orden tanto servicio a los demás con la Hospitalidad como estandarte. En este 2020 queremos seguir impulsando esa labor tomando como referencia el simbolismo de este edificio, difundiendo su historia los ciudadanos de Granada y del mundo y, por supuesto, continuando con nuestra misión asistencial al servicio de los que lo necesitan”.

Una institución y un edificio enraizados en Granada

Tras obtener la autorización pertinente por parte de la Delegación de Cultura en agosto de 2019, realizar las catas arqueológicas previas necesarias para iniciar la restauración, y obtener la licencia de obra a finales del pasado mes de marzo, San Juan de Dios lleva a cabo su compromiso de restaurar este histórico y emblemático edificio, primer hospital de la Orden construido por los propios discípulos del Santo hace cinco siglos y que ha dado origen al alcance internacional de esta institución que surgió en Granada y que tiene presencia en todo el mundo, actualmente en 55 países.

Las catas arqueológicas han permitido documentar los niveles originales del interior del edificio, ya que estos se han visto alterados a lo largo del tiempo. Concretamente se ha estado buscando los niveles de solería de la antigua nave de la iglesia, y en lo relativo a paramentos se ha querido documentar la existencia o no de revestimientos originales, tanto en el interior como en las fachadas del edificio.

Símbolo del modelo asistencial actual

El Hospital San Juan de Dios es símbolo e historia viva del modelo asistencial contemporáneo y espíritu solidario desde su fundación por San Juan de Dios y la puesta en funcionamiento en 1553 por sus discípulos.

Durante casi cinco siglos, este edificio ha sido reconocido como referente de hospitalidad a nivel mundial siendo el único hospital de Europa que ha mantenido desde su construcción, de manera ininterrumpida, la asistencia sanitaria y hacia los más desfavorecidos.

Desde el siglo XVI, este hospital que forma ya parte fundamental de la idiosincrasia de Granada, ha contribuido a la historia de la ciudad y a la divulgación de una nueva forma de asistir y atender a las personas enfermas y en situación de vulnerabilidad basada en la responsabilidad, calidad, respeto, espiritualidad y la humanización, que ha traspasado las fronteras andaluzas consiguiendo implantarse en los cinco continentes con 55.000 trabajadores y 9.000 voluntarios en todo el mundo. 

 

16/06/2020 - 12:53 General

El servicio de neumología del Hospital San Juan de Dios de Tenerife apunta a que es una prueba segura, que se practica a pie de cama, sin radiación y que previene la posibilidad de contagio a sanitarios.

La ecografía pulmonar presenta grandes ventajas para los pacientes en cuanto a agilidad en el diagnóstico, teniendo una sensibilidad y especificidad mayor que la radiografía de tórax para detectar alteración en el parénquima pulmonar, como ocurre en los pacientes infectados por SARS-CoV-2. Así lo asegura el neumólogo del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, Aurelio L. Wangüemert Pérez.

La ecografía pulmonar ha adquirido en los últimos meses una gran importancia para el diagnóstico y seguimiento de enfermedades respiratorias de origen SARS-CoV-2. Dr. Wangüemert explica que se trata de una prueba diagnóstica muy ventajosa “ya que es segura, permite hacerlo a pie de cama del paciente, no existe radiación y disminuye la probabilidad de infección de personal”.

Esta herramienta, que ya se utilizaba en la actividad clínica diaria de neumología, ha obtenido mayor importancia durante la emergencia sanitaria, ya que permite detectar alteraciones que no se ven en la radiografía y la exposición al COVID19 se limita a una persona que, en este caso, es el médico que realiza la ecografía.

Los hallazgos en la ecografía pulmonar en pacientes con COVID-19 pueden ser, desde hallazgos normales hasta incluso ver una extensa afectación del tejido pulmonar. “Para ello, los neumólogos utilizamos para la ecografía pulmonar una escala numérica que indica la gravedad de la afectación pulmonar, y así poder cuantificarla para observar la evolución en las siguientes exploraciones”, explica el neumólogo del San Juan de Dios.
En la consulta de neumología, al igual que a otros pacientes con otras enfermedades, se les realiza un seguimiento a los pacientes que han pasado por la enfermedad del SARS-CoV-2. Así se puede ver su evolución, en la que muchos no presentarán alteraciones, pero en algunos casos se pueden dar secuelas en el tejido pulmonar, algo que puede detectarse con la ecografía pulmonar y que debe completarse con la realización de TAC de tórax de alta resolución para valorar la extensión.

04/06/2020 - 12:04 General

El Área de Desarrollo Solidario del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha puesto en marcha el reto #TuSolidaridadSuma para unir esfuerzos y recaudar fondos ante el aumento de la demanda de los usuarios del Programa de Garantía Alimentaria de su Obra Social ‘Hermano Bonifacio’, que cada mes atiende a 160 familias cordobesas.

Y es que la Obra Social del centro de la Orden Hospitalaria ha intensificado en estos días su actividad, ante el incremento de personas vulnerables a raíz de la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19. Habitualmente, el Programa de Garantía Alimentaria del centro  da soporte, cada mes, a 160 familias para cubrir las necesidades básicas de higiene y alimentación, una cifra que se ha multiplicado en los tres últimos meses, en los que se han repartido 690 lotes de estos productos.

Es por ello que el Hospital ha creado el reto #TuSolidaridadSuma con el que se propone alcanzar los 6.000 euros de recaudación, con los que se podría hacer frente a unas 100 cestas de alimentos y productos higiénicos y de bebé de los que cada mes se entregan a estos usuarios. Las personas interesadas en colaborar pueden hacerlo desde la plataforma https://www.migranodearena.org/reto/21957/frente-al-coronavirus-tusolida...

Durante 2019, el Área de Desarrollo Solidario del Hospital cordobés llegó a 773 familias y 2.280 personas a través de los diferentes programas con los que cuenta para cubrir las necesidades básicas de higiene, alimentación, transporte, vivienda o asesoramiento legal de las personas más vulnerables. Para ello, cuenta con fondos propios y la colaboración de personas anónimas, bienhechores e instituciones como el Instituto Provincial de Bienestar Social, la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, mediante la ayuda del IRPF y el Ayuntamiento de Córdoba.

Precisamente, con la entidad municipal, el centro de la Orden Hospitalaria ha colaborado en estos meses, mediante la firma de un convenio específico para atender a 50 familias más que han sido derivadas de los Servicios Sociales Municipales, hasta que pudieran recibir las ayudas de emergencia social de las que estaban pendientes.

El refuerzo del Área Solidaria de la institución en Córdoba responde a la filosofía de la Orden de San Juan de Dios de estar siempre al lado de los más vulnerables, como objetivo prioritario de su misión, más aún en momentos de crisis como los actuales.

Medidas de prevención
El reparto de alimentos en estos días se está realizando siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, con lo que se ha reorganizado, de manera que solo se atiende a cinco personas por hora (una persona por turno) y se han incorporado las medidas de protección recomendadas: guantes, mascarillas, solución hidroalcohólica y distancia de seguridad.

28/05/2020 - 08:30 General

Una encuesta a las familias de los alumnos con discapacidad intelectual arrojó la necesidad de aliviar la ansiedad de los niños durante el confinamiento en casa, y la respuesta de los maestros fue ofrecerse voluntarios para acompañarlos en sus paseos y juegos.

El claustro de profesores del Colegio de Educación Especial de la Ciudad San Juan de Dios de Alcalá de Guadaíra acompaña, de manera voluntaria y hasta dos veces en semana, a los alumnos con discapacidad que, debido a la situación de emergencia, llevan sin asistir a las aulas más de tres meses.

La Ciudad San Juan de Dios de Alcalá de Guadaíra es un centro de atención integral a personas con discapacidad de todas las edades gracias a los distintos dispositivos con los que cuenta: Colegio de Educación Especial, unidad de día y unidad residencial. Al llegar el confinamiento, los usuarios de los dispositivos como el colegio o la unidad de día vieron cómo sus rutinas diarias de ir a clase, compartir momentos con sus compañeros o realizar terapias para fomentar su desarrollo quedaban suspendidas. Y eso, para ellos supone una ruptura muy brusca de la cotidianidad  que no entienden y que puede desencadenar en apatía, tristeza o comportamientos más complejos cuyo manejo en casa se hace difícil.

Es por esto que los maestros y maestras de la Ciudad San Juan de Dios decidieron ir un paso más allá y ejercer como voluntarios, recogiendo hasta dos días cada semana a estos chicos de su casa para darles un paseo, acompañarlos, montar en bici o jugar con ellos. Jesús Rodríguez, uno de los maestros que ejerce este voluntariado, explica que desde el primer momento del estado de alerta, los maestros planificaron el curso a través de actividades que los alumnos pudieran desarrollar en sus casas, mediante videoconferencias o llamadas telefónicas. Además, cedieron puzles, cuentos, y material para practicar distintas habilidades a aquellas familias que no disponían de recursos didácticos ni digitales. “Pero a través de una encuesta que realizamos a las familias, el centro detectó distintas necesidades, entre ellas la de que ante el confinamiento, el manejo de la ansiedad se hacía difícil en algunas situaciones, y necesitaban aliviarla de alguna manera”, explica el maestro de San Juan de Dios. De ahí parte la idea de este voluntariado tan especial.

Alrededor de veinte maestros son los que atienden a más de una veintena de familias desde hace más de dos meses. Jesús acude con otra maestra, María de los Ángeles, a ofrecer compañía y paseo a dos hermanos con discapacidad intelectual: Joel, de 13 años, y Héctor, de 5. Jesús explica que, a pesar de que no pueden verbalizar lo que sienten, en sus caras se refleja la alegría con la que los reciben. Para a abuela y cuidadora de los niños, Gracia, esos paseos “son algo maravilloso para los niños, y a mí me permite ir a la compra, al médico o hacer alguna gestión rápida que, de otra manera, no puedo hacer”.

Gracia tiene 60 años y en casa vive con su madre, de 87 años, y sus dos nietos. Cuenta que ni Joel ni Héctor terminan de ser conscientes de la situación de emergencia que estamos atravesando. “Ellos saben que no podemos salir porque ahí un virus, yo se lo he explicado”, cuenta, pero la ansiedad que les estaba generando a los niños esta situación se hacía complicada en algunos momentos. “A raíz de estos paseos y acompañamiento de sus maestros, los niños están más relajados, y aunque Jesús y María de los Ángeles vienen los martes y los viernes, Joel me pregunta todas las mañanas si vendrán a recogerlos”, relata Gracia.

El maestro de la Ciudad San Juan de Dios de Alcalá de Guadaíra asegura que las familias reciben este voluntariado con mucho agradecimiento y emoción, “porque saben que, a pesar de esta situación tan dura que vivimos todos, no nos olvidamos de ellos. Esas familias y sus niños son los otros héroes de esta pandemia”, concluye.

22/05/2020 - 13:23 General

El personal sanitario y algunos pacientes del Hospital San Juan de Dios de Sevilla ha contestado a cada una de las cartas de ánimo y esperanza que han recibido en estos días firmadas por los alumnos de 2º de Primaria del Colegio Público Los Eucaliptos, de Olivares (Sevilla).

La emotiva iniciativa surgida de este centro aljarafeño responde a la intención de plantear a los alumnos, de entre 7 y 8 años, actividades contextualizadas y relacionadas con su entorno, para que desarrollen, además de sus competencias para desenvolverse en su vida, valores y actitudes positivas. El profesor de la clase 2º B e impulsor de estas misivas, Ángel Bernardo, explica que esta actividad reúne todos esos requisitos, “ya que utilizamos una actividad de expresión escrita de Lengua para dar una respuesta a una situación real y tan cercana a todos y, a la vez, despierta buenos sentimientos y acciones hacia los demás. Por otro lado –continúa– era una manera de poder contribuir con nuestro pequeño granito de arena a mejorar nuestro trocito de mundo, nuestra forma de aportar algo positivo y bonito a esta situación. Quizás responde a esa bonita idea de que muchas personas pequeñas, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo. Y nosotros hemos intentado cambiar, alegrar, reconocer, aunque sea unos instantes, el día a día de las personas que han recibido nuestras cartas”.

El Hospital San Juan de Dios de Sevilla recibió estas cartas dirigidas a los cocineros, pacientes y, la mayoría, a personal sanitario. En ellas, los alumnos explican que debido a la emergencia sanitaria, reciben las clases desde casa, y añaden mensajes de ánimo a los profesionales como “Quiero deciros que lo estáis haciendo genial, sois súper, mega buenos, súper valientes, y por eso sois unos héroes”, o “Quiero deciros que quiero daros las gracias por el trabajo que hacéis todos los días, por curar a todos los enfermos y tratarlos como si fueran de vuestra familia”.

Desde el hospital destacan que “estas cartas han sido un bálsamo para sus destinatarios, que llevan más de dos meses dando lo mejor de sí para curar y cuidar a nuestros pacientes, con los sacrificios personales y familiares que esta labor conlleva en estos días“. Por ello, la iniciativa de contestar esas cartas no se hizo esperar, y los sanitarios y el personal del hospital quisieron devolverles su gratitud así como compartir mensajes de esperanza y futuro. La auxiliar de Enfermería, Leonor Cabrera, explica en su respuesta que “Esto pasará poco a poco, y cuando nos demos cuenta, estaremos todos en la calle igual que antes, solo que con más cuidado, protegiéndonos con mascarillas hasta que el virus desaparezca. Esto será posible si los niños seguís portándoos igual de bien, cumpliendo las normas”.

El profesor ha explicado que sus alumnos se han llevado una gran sorpresa al ver que sus cartas obtenían respuesta. “Les hice llegar a las familias dichas respuestas, y en sus mensajes me transmitían que se habían emocionado mucho, que estaban encantados, orgullosos, contentos y entusiasmados al ver que su carta había tenido «un sentido» y había servido para su propósito. Creo que tienen ahora un gran ejemplo de lo bonito e importante de sembrar cosas buenas, porque también se recogen buenos frutos”, concluye Ángel.

 

18/05/2020 - 10:58 General

El 80 por ciento de las obras del Archivo del Patrimonio-Arte psicológico del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos están realizadas por personas con trastorno mental.

“El arte es beneficioso para cualquier persona que sabe expresarse, y para quienes lo saben apreciar, porque supone relación e implicación entre artista y espectador. Para la salud mental, el beneficio no es económico, sino que es la expresión de su mundo interior plasmado en la pintura o en otras versiones (escultura, dibujos). Es una satisfacción personal”, explica Calixto Plumed, profesor de Psicología de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia San Juan de Dios-Comillas, y psicólogo de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

“Hoy 18 de mayo, en el Día Internacional de los Museos, que tiene por lema Museos por la igualdad: diversidad e inclusión, estamos hablando de personas diversas cuando nos referimos a personas con alguna limitación sea física o psíquica. Es tema de lenguaje, porque todos somos diversos y singulares”, reivindica.

En opinión del experto, el tema del arte se ha pasado por infinidad de aproximaciones diciendo y potenciando el arte de los “normales”, diferenciándolo del arte de los enfermos mentales. “Hemos hablado de Psicopatología del Arte, como si el arte tuviera alguna patología. Hay que matizar que el arte no está enfermo, sí puede estarlo la persona que lo produce. Pero el arte o lo es o no, según los cánones que apliquemos y la época en que vivamos”.

Archivo del Patrimonio-Arte psicológico

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, alberga en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (CSJD) el recientemente reformado Archivo del Patrimonio-Arte Psicológico, donde a lo largo de los más de 112 años de historia del centro asistencial se han reunido alrededor de 1.500 obras de las que más del 80 por ciento están constituidas por creaciones realizadas por personas con enfermedad mental grave. “Se trata de un espacio en el que la diversidad y la inclusión se ponen de manifiesto de manera contundente, ya que estos artista están o han estado ingresados en nuestro centro”, informa Gracia Polo, historiadora del Arte y trabajadora del CSJD.

En opinión de Calixto Plumed, creatividad y enfermedad mental no van unidas. Para el profesor de la EUEF San Juan de Dios-Comillas. “Por supuesto que cuando surge la enfermedad mental la creatividad sigue permaneciendo, y además se va tiñendo de algunos matices que van diferenciando los diversos cuadros de patologías: estados maníacos o depresivos, bipolaridad, psicosis, demencias, despersonalización…” explica.

Por la experiencia adquirida con las personas con enfermedades mentales, Calixto Plumed, diferencia a los artistas que han caído enfermos y tienen un estilo peculiar de producir según su experiencia y la vivencia de su propia enfermedad (sea en estado depresivo, en fase maníaca, con posible diagnóstico de esquizofrenia o paranoia… “Y se puede apreciar un deterioro  con la evolución de la propia enfermedad, llegando incluso a la despersonalización”) y los enfermos mentales que se expresan sencillamente por la pintura, dibujo, fotografía… reflejando su propio interior que tal vez no pueda encajar dentro de los patrones que otros llaman arte. “Ha de incluirse aquí lo reflejado por personas con discapacidad intelectual e incluso retraso mental”, específica.

El nuevo proyecto recoge perfectamente ese afán por integrar diferentes perspectivas a cerca de la enfermedad mental, supera los prejuicios sociales, y empoderar a la persona con trastorno mental crónico, para hacerle protagonista de su obra artística y su proceso creativo. “El arte prevalece, como expresión del ser humano, por encima del estigma”, señala Gracia Polo.

El Archivo del Patrimonio-Arte Psicológico ha sido concebido como un espacio que pretende comunicar, conservar y enseñar al público en general, el origen y el sentido de las obras aquí expuestas. Una escenografía que quiere incitar al debate, a no dejarnos indiferentes y generar inquietud en el visitante ante la contemplación de cada obra. Gracia Plo explica que todo lo expuesto gira en torno al visitante, ya que sin su reflexión, la transmisión educativa de los valores de la Hospitalidad o del tratamiento de la enfermedad mental a través de la terapia rehabilitadora, creativa o arteterapia, no tendría sentido.

Museos por la igualdad: diversidad e inclusión

Desde hace ya 40 años el objetivo del Día Internacional de los Museos, es concienciar sobre la importancia de los museos como medio para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas, así como para el desarrollo de la comprensión mutua, de la colaboración y de la paz entre los pueblos. Con el tema “Museos por la igualdad: diversidad e inclusión”, el Día Internacional de los Museos 2020, tiene como objetivo convertirse en un punto de encuentro para celebrar la diversidad de perspectivas que conforman las comunidades y el personal de los museos, así como promover herramientas para identificar y superar los prejuicios en lo que los museos muestran y en las historias que cuentan.

El Centro San Juan de Dios ha participado con muchas de sus obras en exposiciones dentro de Museos nacionales y en Universidades y otras instituciones como la Real Academia Nacional de Medicina y Diputaciones, que van incluyendo la producción de las personas que han podido ser consideradas diversas. “Pero aún queda un gran camino por recorrer porque aún nos queda madurar mucho en la aceptación de que todos somos ciudadanos con los mismos derechos” reivindica el psicólogo de la Clínica Nuestra Señora de La Paz.

 

13/05/2020 - 11:38 General

El director General de Centros de la Orden en la Provincia Bética explica que la adaptación de los centros a la nueva realidad y sus necesidades, la solvencia tecnológica de la que disponen y la experiencia adquirida en protección y seguridad hacia sus profesionales y pacientes durante esta emergencia son garantías sólidas para reanudar la actividad de sus hospitales.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios retoma progresivamente la actividad en sus centros bajo tres premisas fundamentales: la adaptación a un nuevo escenario; aprovechando las ventajas que la tecnología ha dejado patente en la asistencia sanitaria durante esta emergencia; y aprovechando la experiencia que han desarrollado en cuanto a procedimientos y protocolos de prevención, protección y seguridad.

Así lo asegura el director General de Centros, Juan José Afonso, que haciendo un balance de la situación, explica que durante estas “durísimas” semanas, “hemos y estamos viviendo una situación excepcional y única. En nuestros centros la vocación de servicio, que ha de ser inherente a la profesión sanitaria, es una exigencia en el día a día. Los profesionales y directivos de San Juan de Dios tenemos muy interiorizados nuestros valores de calidad, respeto, espiritualidad, responsabilidad y sobre todo hospitalidad. Ha sido sencillo y casi inmediato la adaptación a la situación de sobrecarga y de disponibilidad, poniendo en el centro la seguridad y la recuperación de nuestros pacientes”.

Como todos los dispositivos sanitarios y sociosanitarios, los hospitales de la Orden Hospitalaria han seguido estrictamente las indicaciones y órdenes de las autoridades sanitarias. Los centros de San Juan de Dios han trabajado en segundo plano, “pero de forma continua y profesional en circuitos y formas de atención para responder a problemas de salud que siguen presentes en un escenario que ha cambiado y que exige mayores niveles de seguridad. Estamos preparados para ofrecer servicio solvente, seguro y hospitalario al estilo de San Juan de Dios”, afirma.

Por eso, desde la Orden Hospitalaria confirman que ya es momento de retomar progresivamente la visita a sus centros para tratar problemas de salud no relacionados con esta epidemia. En ese contexto, la coordinación en el trabajo para reanudar la actividad ha sido crucial en estas semanas, y las medidas y protocolos de seguridad se han coordinado en todos estos centros en base a dos ideas fundamentales: cribado y separación de posibles casos de contagio y control sistemático de las distancias de seguridad. Para asegurar su cumplimiento, los hospitales han espaciado asientos, limitado los aforos, contarán con control de acceso con toma de temperatura y despistaje clínico; y trabajarán bajo cita previa, como medidas fundamentales. Los circuitos quirúrgicos -en el preoperatorio, en el quirófano y en la recuperación- se han definido específicamente, añadiendo nuevos controles analíticos, clínicos y de barrera a los sistemas de control y evaluación.

Además, se han reforzado y rediseñado los mecanismos de limpieza y desinfección y se ha dotado de dispensadores de gel hidroalcohólico y de mascarillas a las diferentes estancias hospitalarias, empezando por la entrada a los hospitales. Se ha implementado el control de acceso y se han establecido circuitos diferenciados desde la puerta de policlínica y de urgencias, uno, para usuarios que no hayan pasado la enfermedad o tengan inmunidad; y otro, para aquellos con posible capacidad de contagio o enfermedad activa. “Nuestros profesionales están explícitamente formados en mantener estancos estos circuitos y reforzar los elementos barrera”, explica Afonso.

La crisis ha cambiado el paradigma de atención sanitaria

Desde el inicio de esta emergencia sanitaria, los centros hospitalarios de la Orden suprimieron determinadas actividades, pero otras muchas se han adaptado muy rápidamente a nuevos formatos: teleconsultas y teleasistencia no solo telefónica, sino mediante videollamada.

La telemedicina era un concepto que ya se ponía en práctica en determinados contextos clínicos, pero ahora ha tenido la oportunidad de ponerse a prueba y ha funcionado a pleno rendimiento en muchos servicios de los centros de San Juan de Dios. “A partir de ya, trabajaremos en un escenario mixto de atención presencial y a distancia, con teleconsulta, dependiendo de las necesidades individuales y características clínicas de cada paciente”, explica Afonso, que adelanta que se está definiendo un nuevo paradigma en la atención sanitaria, “paradójicamente, más personalizada y posiblemente con mayor accesibilidad, a pesar de no ser presencial. Como es inherente al modelo de atención de la Orden, el componente de la humanización siempre está presente en cualquier tipo de atención, sea en consulta o a través de una cámara. Para nosotros es fácil, porque es nuestra divisa”.

En el ámbito de la infancia, los centros de atención infantil temprana de la Orden Hospitalaria han conseguido una adherencia altísima de los niños y sus familias a este nuevo formato de asistencia y en relación a las posibles listas de espera, el director General de Centros afirma que “tenemos capacidad para atenderlas si se produjeran. Hemos rediseñado los circuitos y hay un importante número de actos médicos que ya se están haciendo por teleasistencia sin disminuir -incluso incrementando- la cercanía paciente-profesional”.
 

08/05/2020 - 11:31 General

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha iniciado la reapertura de sus consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, un proceso que se llevará a cabo de manera progresiva y que está diseñado para garantizar la protección de los pacientes, usuarios y profesionales.

El director gerente del centro, Juan Manuel de León, ha explicado que “San Juan de Dios va a reanudar su actividad clínica dando pasos firmes en pos de la protección y seguridad de las personas, tanto de los pacientes, de sus familias como de nuestros profesionales, pues somos un centro con una trayectoria que avala nuestra solvencia y nuestro carácter hospitalario”.

El centro de San Juan de Dios está aplicando una serie de protocolos consensuados por la Orden Hospitalaria para ofrecer garantías de seguridad en todos sus hospitales frente al contagio de la COVID-19 en esta desescalada. De esta forma, se han rediseñado los circuitos asistenciales para reducir el tiempo de permanencia en el centro, agilizando los trámites administrativos, reduciendo el número de consultas presenciales y favoreciendo la consulta telemática por videoconferencia. En urgencias se ha diseñado un circuito diferenciado que permitirá que los pacientes con sospecha de coronavirus sean redirigidos a una sala de espera y consultas diferenciadas.

A su llegada al hospital, los pacientes y familiares disponen de un dispensador de mascarillas, de uso obligatorio durante su estancia en el centro, y gel desinfectante para la higiene de manos, así como señalética que le recuerda la recomendación de mantener la distancia de seguridad de dos metros en pasillos, salas de espera y mostradores, que además cuentan con mamparas protectoras.

El personal sanitario cuenta con los equipos de protección que mejor se adecúan al tipo de atención que prestan y, en cuanto a la actividad quirúrgica, a los pacientes se les realizará la determinación PCR previamente a ser intervenidos, garantizando las condiciones de seguridad en zonas tan sensibles como los quirófanos.

El director gerente, ha afirmado con rotundidad que el Hospital San Juan de Dios vuelve a poner a disposición de la sociedad tinerfeña todos estos servicios de manera ordenada y segura, después de haber analizado el escenario que deja el virus tras el descenso de contagios. “En San Juan de Dios, en coordinación con la dirección asistencial de todos los centros hemos monitorizado la situación y nos hemos adelantado a la nueva realidad que ya está aquí, que es la de convivir con esta situación de cautela extrema para poder dar respuesta a las múltiples necesidades de todos nuestros pacientes. Hemos trabajado intensamente para ser un centro seguro para todo aquel que acuda, ya sea a trabajar, ya sea para recibir asistencia o para visitar a un familiar”.

El hospital reanuda progresivamente su actividad

Desde el 27 de abril se ha ido retomando la actividad quirúrgica, programando cirugías de pacientes considerados prioritarios según sus circunstancias clínicas. Las consultas externas vuelven a funcionar de manera progresiva para evitar la acumulación de pacientes en estas primeras fases. Para conocer las consultas abiertas y solicitar cita los pacientes pueden llamar al teléfono de cita previa 922 23 55 12. Consultas como las de revisión postquirúrgica, de curas y retirada de puntos se mantienen, como hasta ahora. Las pruebas diagnósticas de radiología, cardiología, digestivo o laboratorio programadas se irán incrementando progresivamente, y las endoscopias digestivas se practicarán bajo estrictas medidas de seguridad.

Por otro lado, servicios como los de Rehabilitación se ponen de nuevo en marcha para el tratamiento de pacientes postquirúrgicos y de accidentes de tráfico. Los pacientes que lo requieran podrán acudir a urgencias, pero el acompañante deberá permanecer en la sala de espera mientras se explore al paciente. En lo relativo al área de hospitalización, desde el próximo lunes 11 de mayo, se permitirá la visita de un acompañante por paciente hospitalizado. Las personas que no puedan acudir a visitar a su familiar, podrán seguir en contacto gracias al servicio de videollamada, que el centro ha instaurado durante este período de confinamiento en los hogares, o bien a través del teléfono 922 64 55 11 y marcando la extensión de la habitación. Los trámites administrativos se podrán realizar de forma no presencial para  evitará desplazamientos innecesarios en estas primeras fases, tanto de forma telefónica (922 23 55 12) como a través del correo electrónico Tenerife@sjd.es

 

 

04/05/2020 - 12:34 General

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba no ha dejado de generar vida durante la pandemia de Covid-19. Las consultas de control de embarazo y los partos han sido una de las actividades que, con todas las precauciones y medidas de protección marcadas por las autoridades sanitarias, se han mantenido durante el estado de alarma.

No en vano, desde que este se declarara el 14 de marzo, 130 niños han visto la luz en el centro de la Orden Hospitalaria, una cifra superior a los 115 nacimientos que se registraron en esta misma fecha, el pasado año.

María Jesús dio a luz el 28 de abril a su segunda hija, Celia. Asegura que le ha resultado extraño el no poder estar acompañada de sus padres o sus suegros en los momentos previos al parto, ya que solo su marido ha podido estar con ella,  no ha echado de menos las visitas “pues los bebés se ponen nerviosos y así todo está siendo mucho más tranquilo”.  En cuanto a posibles miedos por cómo se desarrollaría el alumbramiento, afirma que en todo momento ha estado muy tranquila “ya en las últimas visitas de seguimiento del embarazo ví que estaba todo super contralado, por lo que no sentí temor en ningún momento”.

Y es que, como explica el jefe de servicio del área materno-infantil José Eduardo Arjona durante la cuarentena los partos han perdido, sobre todo, su parte afectiva al limitarse las visitas y el número de acompañantes, solo uno, con la paciente. Algo que se ha intentado subsanar con un apoyo extra a las madres para que se sientan más arropadas.

“Al margen de esta cuestión, lo único que ha cambiado es que se han incorporado todas las medidas de protección por parte de los profesionales sanitarios y también a las pacientes y acompañantes durante el parto. Los padres pueden estar presentes pero, guardando la distancia de seguridad respecto a los profesionales y provistos de mascarilla y guantes”, destaca Arjona.

Desde que estalló la crisis, y debido al desconocimiento previo que se tenía del virus, los protocolos se han ido adaptando casi diariamente a las exigencias de las autoridades sanitarias. También ha ocurrido así en el servicio de Neonatología, que, debido a la pandemia ha tenido que limitar el número de acompañantes por bebé a una persona, así como reestructurar la distribución para guardar las distancias de seguridad pertinentes.

En este sentido, el centro está participando en una encuesta de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) junto a diferentes hospitales españoles, para conocer cómo está afectando el confinamiento y las medidas de distancia social impuestas por la pandemia Covid-19 al estado anímico de las embarazadas y detectar así, posibles puntos de mejora en la atención a las mismas.

Nuevo servicio para agilizar trámites

Precisamente para seguir mejorando la atención a las pacientes, a partir de mañana lunes, 4 de mayo, el Hospital San Juan de Dios de Córdoba facilitará ella inscripción de los recién nacidos en el Registro Civil desde el propio centro, sin necesidad de que los padres se deban trasladar a las instalaciones de dicho Registro en l marco del  proyecto Andes . El objetivo de esta medida es seguir mejorando la atención que se presta al paciente, y disminuir, en la medida de las posibilidades del centro, la carga burocrática a la que las familias se ven sometidas tras el nacimiento de un hijo.

Las gestiones se realizarán desde la unidad de gestión de consultas de lunes a viernes, en horario de 8.00 a 16.00 h.

22/04/2020 - 12:31 General

El uso de las videollamadas en las últimas semanas se ha convertido en el recurso más utilizado para minimizar el estado de aislamiento de muchos pacientes de la Clínica Nuestra Señora de La Paz y del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos. Este recurso también contribuye a minimizar la ansiedad tanto de residentes como de sus familiares y a afianzar su bienestar emocional.

Desde hace varias semanas, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha provisto a sus centros de tablets para comenzar a realizar videollamadas. Aunque ya se estaban realizando a través del móvil, con estos dispositivos con una mayor pantalla, la sensación de cercanía es mayor.

Desde primeros del mes de marzo, tanto en la Clínica Nuestra Señora de La Paz como en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, se comenzaron a tomar medidas de prevención y seguridad sanitaria con motivo del coronavirus. Una circunstancia que ha generado que, muchos de los residentes, se encuentren desde hace más de tres semanas sin poder recibir visitas de sus familias.

Esto es complicado para cualquiera, pero aún más si cabe para las personas con alguna enfermedad mental, discapacidad intelectual o adicción. Por este motivo, desde la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y, en concreto desde estos centros, se ha establecido la comunicación con la familia a través de las videollamadas, un recurso no utilizado hasta el momento.

El trabajador social de la Unidad 2 de discapacidad intelectual del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, José Luis Carcedo, afirma que ahora la comunicación es mucho mayor que antes, si cabe, ya que queremos que tanto los residentes como sus familias estén tranquilos en estos momentos en los que necesitan mucho cariño. Debido a este aislamiento para cumplir con todas las medidas de seguridad, se hacen llamadas semanales a través de las tablets, pero las videollamadas a través del móvil son constantes.

La psicóloga de la misma unidad, Teresa Cauqui, asegura que a los pacientes con discapacidad intelectual se les cambia totalmente la expresión de su cara cuando pueden comunicarse con sus familiares a través de la videollamada. Asegura que la primera vez fue una gran sorpresa para ellos y en cuanto se establece la conexión su rostro se llena de alegría y felicidad, de vida. “Además, poder ver a sus familias, saber que están bien, aumenta su motivación y les deja más tranquilos”, asegura.

15/04/2020 - 12:14 General

La Obra Social ‘Hermano Bonifacio’ del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha intensificado en estos días su actividad, ante el incremento de las necesidades de las familias más vulnerables de Córdoba. El Programa de Garantía Alimentaria del hospital cordobés se ha mantenido activo para cubir las necesidades básicas de higiene y alimentación de las 160 familias a las que atiende mensualmente.

A esto se suma la petición del Ayuntamiento de Córdoba, con el que la entidad ha firmado un convenio específico, para atender a 50 familias más que serán derivadas de los Servicios Sociales Municipales, hasta que puedan recibir las ayudas de emergencia social de las que están pendientes. Además, la Orden Hospitalaria ha asumido el compromiso de dar atención a otras 50 familias como gesto de colaboración y solidaridad ante la complicada situación en la que muchas personas se han visto envueltas por la situación derivada de la pandemia del COVID-19-

De este modo, el Programa de Garantía Alimentaria verá incrementada su actividad en 100 personas más, que verán cubiertas sus necesidades básicas de higiene y alimentación, un gesto que responde a la filosofía de la Orden de San Juan de Dios de estar siempre al lado de los más vulnerables, como objetivo prioritario de su misión, más aún en momentos de crisis como los actuales.

Medidas de prevención
El reparto de alimentos en estos días se está realizando siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, con lo que se ha reorganizado el reparto, de manera que solo se atiende a 5 personas por hora (una persona por turno) y se han incorporado las medidas de protección recomendadas: guantes, mascarillas, solución hidroalcohólica y distancia de seguridad.

Aquellas personas que quieran colaborar con la Obra Social ‘Hermano Bonifacio’ pueden hacer su donativo en el número de cuenta ES31 2100 8688 7602 0007 7676.

07/04/2020 - 12:42 General

La Covid-19 ha supuesto un cambio en las rutinas de la población, también en las de los más pequeños, algo que preocupa mucho a los padres de los niños del Centro de Atención e Intervención Temprana (CAIT) Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas. Sin embargo, para Raquel Morales, psicopedagoga del centro, “no poder ir al cole ni hacer las tareas habituales no supone un retroceso en el aprendizaje del niño, puesto que con otro tipo de actividades y trabajos, a través de sus intereses,  y que están en nuestra rutina, aprenden a nivel cognitivo día a día y ganarán en autonomía”.

“Todos estamos pasando por una  situación de alarma, la cual nos lleva a una preocupación por la salud, la conciliación o la economía, generándonos momentos de estrés e incertidumbre -señala la experta-. Pero siempre podemos encontrar una visión positiva, y es que estamos haciendo un bien quedándonos en casa, disponiendo de tiempo para compartir con la familia, haciendo aquello que no podemos hacer normalmente”.

Partiendo de esta base, desde el área de psicopedagogía del CAIT San Juan de Dios proponen algunas recomendaciones para sacar lo más positivo de esta situación. Uno de los primeros puntos es recordar a los niños que no están solos, y que estamos unidos salvando vidas en estos momentos. “Tenemos que explicarle a los niños -añade- qué está sucediendo, por qué no podemos salir a la calle, mediante recursos adaptados a su edad, a  través de un cuento, dibujos, pictogramas… pero esto no significa tener todo el día la televisión encendida, escuchando noticias sobre el coronavirus, puesto que nos genera ansiedad”. Por ello, recomienda tener un horario para ver las noticias.

Como sucede con los adultos, es bueno que los niños también tengan unas rutinas y horarios, siendo previsores con todas las actividades que se harán a lo largo del día pero la experta nos recomienda ser flexibles. “Anticipemos a los niños lo que vamos a hacer durante el día”, explica. “Para ello, podemos hacer una agenda de nuestro día, en cuya elaboración participe el niño, ayudándole a hacerlo mediante dibujos, o pictogramas con el desayuno, el baño, las tareas conjuntas, el momento de actividad física, el teletrabajo de los padres, los momentos de espacio libre para que los niños jueguen, la comida. Incluso, si vamos a hacer manualidades, contar un cuento o hacer juegos de familia. Es positivo que esté a la vista de todos, diferenciando mañana, tarde y noche”.

Otro aspecto positivo que sacamos de estos días es que los niños también participen en las conversaciones de familia, y colaboren en las tareas de casa tales como recoger los juguetes, hacerse la cama, meter la ropa en la lavadora, poner la mesa o regar las plantas. Es un momento para fomentar la convivencia, ya que nos pueden acompañar mientras estamos realizando estas tareas participando dentro de sus posibilidades.

El fin de semana se puede aprovechar para salir de la rutina y hacer cosas diferentes, como hacer un postre, darse un baño de burbujas, hacer un baile todos juntos en el salón, hacer una videollamada con la familia o amigos, pegar papel continuo en la pared e incluso hacer un dibujo gigante, son algunos ejemplos.

Decir no, también estos días

Pero que a veces sean días complicados y que a los padres les preocupe la estabilidad de los niños, no significa que deban dejarles hacer lo que quieren en cada momento.

Cuando los adultos tienen que hacer sus propias tareas como teletrabajar, ducharse, preparar la comida, hablar por teléfono, etc., son los momentos en los que los niños deben aprender a esperar y entretenerse solos. Se pueden aprovechar esos ratos para ver los dibujos, jugar con la tablet, dejarles disfraces o ropa para jugar o esconder un tesoro por casa y buscarlo.

Como en un día normal, los niños tienen que saber respetar los horarios de las comidas, y administrar las golosinas. “No podemos estar comiendo todo el día y sólo vamos a tomar chuches una vez al día –ejemplifica Raquel Morales-. Consensuamos con el niño cuál será el momento para, sí lo pide antes de tiempo, poder decir que ahora no toca”.

Tampoco se debe ceder ante las rabietas de los niños desde el primer momento. Los expertos aconsejan decir “no” cuando sea necesario y mantenerse firmes, ignorando la situación, sin gritar y dando el mensaje justo de lo que está bien. Asimismo, hay que dar mensajes positivos y, cuando baje el nivel de frustración, abrazar al niño, pero no ceder.


Una buena oportunidad para observar sus capacidades y potenciarlas

Ante la dilatación en el tiempo de esta situación de confinamiento, desde los colegios, los tutores ya han enviado actividades para realizar con los niños. Esto debe interpretarse siempre como una ayuda, no como una obligación de hacerlo todo tal y como lo harían en el centro educativo.

Desde el CAIT son conscientes de que estos días se va a agudizar el ingenio de los más pequeños y harán cosas que estarán igual de bien que las planteadas en el colegio, algo que sin duda contribuirá a mejorar todas las áreas de desarrollo del niño.

“Es un buen momento para observar qué es lo que más motiva a cada niño, qué le gusta y, a partir de ahí, generar situaciones de aprendizaje. Al fin y al cabo, son los padres los que mejor conocen a sus hijos”.

Insisten en que es la ocasión de dar la oportunidad a los niños de demostrar sus capacidades como, por ejemplo, la autonomía a la hora de vestirse solos o de comer sin ayuda. Se incide en la necesidad de dejarles hacer por sí mismos, pero siempre  ofreciendo los apoyos necesarios y valorando sus logros.


 

03/04/2020 - 13:09 General

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha puesto a disposición de sus pacientes tabletas con el fin de mantener una comunicación más cercana con sus familiares a través de las videollamadas. Un procedimiento que se está llevando a cabo con 75 pacientes y que en estos momentos es mucho más beneficioso para ellos que la llamada de teléfono tradicional.

Además de trabajar de manera exhaustiva de acuerdo a las medidas de prevención establecidas por el Ministerio de Sanidad para velar por la salud de los pacientes ante esta emergencia, el equipo de profesionales del centro tiene también entre sus prioridades mantener su bienestar emocional, algo fundamental en periodos de aislamiento como el actual.

Según el equipo de psicólogos de San Juan de Dios, en una situación de confinamiento como esta, en la que nadie puede ver físicamente a sus seres queridos, puede producir angustia y ansiedad a cualquier persona; y en el caso de las personas que se encuentran hospitalizadas, esa incertidumbre puede acrecentarse hasta alcanzar niveles altos. La responsable del servicio de Atención Espiritual Elisabet de la Rosa explica que “A través de la realización de este tipo de llamadas, ayudamos a nuestros pacientes a combatir la soledad y el aislamiento social, que pueden sentir en esta situación excepcional. De esta manera, trabajamos también a nivel espiritual y humano para generar mayor bienestar entre ellos”. De la Rosa matiza que en estos momentos, es fundamental el trabajo multidisciplinar para reforzar el estado de ánimo de los pacientes, pero también de sus familias, que necesitan conocer el estado de salud de su ser querido.

Con el uso de estas nuevas tecnologías y la capacidad de ofrecerles una manera más real y directa de comunicarse, se añade un beneficio emocional adicional en esta situación. “El poder comprobar que toda la familia se encuentra bien, que las medidas están siendo eficaces y que pronto podrán tener esas conversaciones en persona, con el contacto físico que tanto necesitamos, produce un palpable alivio en los pacientes”, aseguran los profesionales de la Institución.

Esta iniciativa puesta en marcha por el Hospital San Juan de Dios también está suponiendo un beneficio para el personal sanitario, que nota un gran cambio emocional en sus pacientes. “Tras realizar las videollamadas, vemos como la persona hospitalizada afronta la situación con mayor optimismo y tranquilidad, y pasan los días con más ilusión sabiendo que la distancia física no los limita para sentir cerca a sus seres queridos”, aseguran los profesionales.

Por tanto, al potenciar este tipo de acercamientos entre las personas hospitalizadas y familiares que se encuentran confinados en la distancia, logramos beneficios contrastados en ambas partes. Por un lado, se mitiga la ansiedad en los pacientes, que al poder ver a sus familias se sienten reconfortados y comprueban en primera persona y de manera real que están bien; y por otro lado, en los propios familiares que, pueden asegurarse de que el ser querido se mantienen en buen estado anímico y de salud.

Centro Psicopedagógico

Además de estas medidas para reducir la sensación de estrés de los pacientes, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Tenerife también está llevando a cabo este tipo de comunicación con los usuarios de su centro psicopedagógico.

“Para ellos el uso de nuevas tecnologías es un experiencia nueva y la viven con mucha emoción. Se encuentran totalmente motivados, y ya incluso son ellos los que nos demandan el contactar así con sus familiares, en vez de hacerlo con la habitual llamada de teléfono”, comenta la trabajadora social del centro, Tamara Díez”.

Al poner en marcha la comunicación de esta experiencia con los familiares, los usuarios reducen el estrés, ya que les sirve de desahogo, y logran sobrellevar la incertidumbre compartiendo las emociones y sensaciones que están experimentando durante este confinamiento. “Junto a la persona de referencia asignada, el usuario pone en marcha con esta iniciativa otro tipo de recursos. Incluso a aquellos usuarios que carecen de expresión verbal, les ayuda a llegar hasta donde antes no llegaban, otorgándoles mayores oportunidades”, explica Díez.

Una implantación de la comunicación a través de las nuevas tecnologías que se mantendrá en el tiempo como una dinámica más del centro, gracias a la acogida y el alto impacto positivo entre sus usuarios.

 

 

 

02/04/2020 - 15:19 General

El Economato Social Hermano Adrián de Jerez, que atiende de forma habitual a 700 familias y abre tres días a la semana, ha visto la necesidad, debido a la situación de vulnerabilidad de muchas familias ante la pandemia del coronavirus, de ampliar su horario abriendo sus puertas de lunes a viernes.

Este dispositivo está atendiendo en la actualidad a unas a unas 40 familias al día, siempre mediante cita previa que se ha concertado antes por teléfono. De esta manera, se pretende asegurar una atención individualizada y preventiva que evite la propagación del COVID19.

Además de la ampliación del horario de apertura, se ha optado por la entrega de alimentos en lugar de su tradicional fórmula de supermercado autoservicio. “De este modo se logra que las entregas se hagan individualizadas y que no coincidan grupos, como podía suceder antes”, señala Guillermo García, hermano Superior de los centros de San Juan Grande.

Durante el servicio de entrega se guardan todas las medidas de seguridad entre el usuario y el profesional que le atiende, accediendo al recinto con previo lavado de manos y con hidrogeles para la salida. Las entregas están hechas por profesionales de la Orden, ya que los voluntarios han cesado su actividad en los centros, como medida para prevenir el aumento de contagios. 

Hasta el momento, los usuarios tenían asignada una cuantía económica de la que sólo pagaban el 25 por ciento y que variaba en función del número de hijos a su cargo. De una compra de 32 euros, por ejemplo, sólo tenían que hacer desembolso de 8 euros.

Sin embargo, en la actualidad se ha optado por entregar las bosas de comida totalmente gratis, manteniendo la valoración del crédito que se le entregaba a cada unidad familiar. Con esta medida se consiguen dos cosas: ofrecer una ayuda más a las familias en situación de vulnerabilidad y evitar manejar dinero, frenando así la propagación del virus.

Dando respuestas en los peores momentos

Desde la Obra Social de Jerez han podido comprobar lo importante que han sido estos cambios para las familias, puesto que les han mostrado su agradecimiento y apoyo a esta labor en numerosas ocasiones. “Las familias nos han dado las gracias por estar con ellos y no dejarles solos, por facilitarles aún más la ayuda gracias a la gratuidad y por adoptar medidas de prevención pensando en la salud de todos”, ha afirmado el hermano Superior.

Guillermo García O.H. es firme en su empeño. “Es en estos momentos cuando la Orden Hospitalaria debe hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a las personas con menos recursos. Debemos acogerlos y ayudarles, como muestra de nuestra Hospitalidad, pero también velar por su salud y protegerles ante esta pandemia, porque la Humanización es otro de los grandes valores de la Orden que no debemos olvidar”.

 

01/04/2020 - 11:01 General

Las Residencias de Mayores San Juan de Dios en Andalucía han puesto a disposición de sus residentes tabletas con el fin de mantener una comunicación más cercana y fluida entre los usuarios y sus familiares a través de las videollamadas, un procedimiento que en estos momentos es mucho más beneficioso para ellos que la llamada de teléfono tradicional.

Además de trabajar de manera exhaustiva de acuerdo a las medidas de prevención establecidas por el Ministerio de Sanidad para velar por la salud de los mayores ante esta emergencia, el equipo de profesionales de estos centros tiene también entre sus prioridades mantener su bienestar emocional, algo fundamental en periodos de aislamiento como el actual.

Según el equipo de neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales y expertos en la atención a mayores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Andalucía, en una situación de confinamiento como esta, no poder ver o contactar con los seres queridos puede producir a cualquier persona angustia y ansiedad; y en el caso de las personas mayores, esa incertidumbre puede acrecentarse hasta alcanzar niveles altos. “A través de la realización de este tipo de llamadas, ayudamos a los mayores a combatir la soledad y el aislamiento social, de forma que se genera mayor bienestar entre ellos”, afirman los especialistas.

Al poner en marcha la comunicación de esta manera con los familiares, los residentes reducen el estrés, ya que les sirve de desahogo, y logran sobrellevar la incertidumbre compartiendo las emociones y sensaciones que están experimentando durante este confinamiento.

“Con el uso de estas nuevas tecnologías y la capacidad de ofrecerle a los mayores una manera más real de comunicarse, añadimos el beneficio emocional de poder comprobar que abuelos, hijos y nietos están sanos, que las medidas están siendo eficaces y que pronto podrán tener esas conversaciones en persona, añadiendo el contacto físico que tanto necesitamos”, aseguran los profesionales de la Institución.

Este equipo de expertos en la atención a mayores de Orden Hospitalaria en Andalucía explica, además, que estas iniciativas favorecen la estimulación cognitiva gracias al uso del lenguaje y la puesta en marcha de los recuerdos, es decir, en un nivel mnésico. “Si las familias potencian la conversación y, además, aprovechan las experiencias vivenciales para explicar lo que está sucediendo a consecuencia del Coronavirus, los mayores conceden mucha más credibilidad a ese relato familiar que a otro que venga de cualquier otra persona”, aseguran. “Que un hijo, nieto o sobrino le recuerde durante estas videollamadas algún episodio de la vida del mayor del que salió airoso, como muestra de que superó aquello, resultará muy valioso para que sepan que esto pasará también; se convierte en un aporte de confianza y fortaleza para ellos”, expone el equipo multidisciplinar.

Por tanto, al potenciar este tipo de acercamientos entre mayores y familiares que se encuentran confinados en la distancia, logramos beneficios contrastados no solo en los mayores, sino también en sus seres queridos. Por un lado, se mitiga la ansiedad en los residentes, que al poder ver a sus familias se sienten reconfortados y comprueban en primera persona y de manera real que están bien; y por otro lado, en los propios familiares que, sabiendo que sus mayores son una población más vulnerable a la Covid-19, pueden asegurarse de que se mantienen en buen estado anímico y de salud.

 

31/03/2020 - 16:20 General

El objetivo es mejorar el conocimiento y capacitación técnica de los profesionales de áreas Médicas, Quirúrgicas, Rehabilitación y Hematología, para la atención a pacientes con infección por SRAS-COV-2.

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe ha puesto en marcha un programa de formación virtual para mejorar el conocimiento y capacitación técnica de sus profesionales en la atención a pacientes con infección por coronavirus.

Esta iniciativa formativa, cuyo título es “Programa de conocimiento y capacitación en atención al paciente con infección por covid-19” se ha desarrollado “para que profesionales de las áreas médicas, quirúrgicas, rehabilitación y hematología dispongan de las herramientas necesarias para poder afrontar el manejo de estos pacientes, garantizando la mejor asistencia posible y velando por su propia seguridad”, explica el Dr. Fernández Moyano coordinador de esta iniciativa.

El curso que se enmarca en el Plan de Contingencia contra el COVI-19 de este centro sanitario, se ofrecerá de forma virtual a través de la plataforma Zoom para facilitar el acceso y seguridad de todos los participantes en el mismo.

130 profesionales asistieron virtualmente a la primera sesión de este programa cuyo temario ha sido elaborado por facultativos especialistas de los servicios de Medicina Interna y de Cuidados Críticos y Urgencias, Medicina Preventiva y Medicina del Trabajo.

26/03/2020 - 15:48 General

La situación de confinamiento derivada de las medidas para la prevención y contención del covid-19 ha provocado un cambio radical en la vida de todos los españoles, y las familias con niños pequeños han de adaptar esos cambios tanto en las rutinas de los adultos como en la de los más pequeños, con las complicaciones que esto puede generar.

El equipo interdisciplinar del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) San Juan de Dios de Sevilla está aprovechando estos días para elaborar material digital con el que madres y padres de los usuarios puedan convertir esta situación de aislamiento en una oportunidad para estimular el desarrollo de los niños y el crecimiento familiar gracias al uso del recurso más valioso del que ahora disponen: tiempo.

La coordinadora del centro de la Orden Hospitalaria, Rocío Carrasco, apunta a que es importante empezar por reducir la ansiedad que genera tener que teletrabajar y acompañar a los niños y niñas al mismo tiempo. Para ello, es oportuno mantenerlos cerca, en la misma habitación, pero cada uno en su sitio, de modo que sientan que cada uno debe hacer su tarea o trabajo, dentro de un horario concreto.

Es importante, para ello, que los padres elaboren junto a sus hijos una agenda visual, que según la psicóloga del CAIT sevillano, Lucía Ponce, “es un documento que incluye un horario, pero a base de dibujos. Se divide la jornada en mañana, tarde y noche, con sus respectivos pictogramas de la salida del sol, el atardecer y la luna. En cada una de esas tres secuencias, también con dibujos, se enmarcan las actividades que necesariamente hará el niño, por ejemplo, en la mañana, vestirse, desayunar, hacer tareas escolares cerca de mamá o papá, recoger el pupitre; en la tarde, merendar, jugar con puzles en casa, o piezas de construcción, o juegos de turnos, y ducharse; y en la noche, cenar, leer o escuchar un cuento, y acostarse”.

La psicóloga del San Juan de Dios explica que para minimizar la ansiedad de los más pequeños, es necesario explicarles a los niños qué está sucediendo, adaptando el discurso a su nivel de comprensión. Por ello, es necesario recurrir muchas veces a herramientas que faciliten esta labor, como son los dibujos y pictogramas, que pueden hacerlos juntos, o el relato de historias y cuentos que les permitan identificar al virus, entender el contexto y las medidas de protección que se han adoptado para frenar el contagio.

La coordinadora, Rocío Carrasco, indica que “se trata de un momento en el que los progenitores deben centrarse en los aspectos más positivos que ofrecen las circunstancias, como pasar más tiempo juntos y fomentar aspectos que son esenciales para el desarrollo de los niños. Hablamos de potenciar la comunicación, que en niños de 2 ó 3 años se traduce en la implementación del desarrollo lingüístico, y en niños de más edad, en la adquisición de habilidades conversacionales”.

La logopeda apunta que es un momento perfecto para fomentar la autonomía de los pequeños, tanto a la hora de comer como a la de responsabilizarse de su propia higiene. “A los dos años el niño ha de empezar a coger sus cubiertos solo y a ingerir de manera voluntaria. Para esto necesitamos pocas cosas, más que tiempo, que es lo que ahora tenemos. Tampoco tenemos prisa para salir al colegio por la mañana, por lo que podemos hacer que se vistan y laven las manos o se duchen solos, dependiendo de la edad, y esperar el tiempo que eso requiera, sin estrés, sin agobio”, añade.

El confinamiento como oportunidad para alcanzar hitos como la retirada del pañal

“Los padres tienen que ver en este confinamiento, una oportunidad para desarrollar hitos, que de otra manera, serían muy difíciles y supondrían mucho más estrés”, explica la coordinadora del CAIT San Juan de Dios de Sevilla.

La experta en Atención Temprana de San Juan de Dios explica que deshacerse del pañal puede ser una tarea complicada si no podemos pasar suficiente tiempo con el niño, ya que requiere del seguimiento de unas pautas metódicas que han de realizarse muchas veces al día. Es por esto que muchas familias escogen el verano para afrontar la retirada del pañal. “Pero, si bien es cierto que en vacaciones pasamos más tiempos con los hijos, también es una fecha en la que se ingieren más líquidos; trasladamos nuestra residencia al lugar de vacaciones, con la consecuente ruptura de hábitos que esto conlleva; y los niños suelen llevar bañador, muchas veces húmedo al estar en piscinas o playas, por lo que no identifican con claridad si esa humedad es o no provocada por el control de esfínteres”, apunta Carrasco.

Teniendo en cuenta la idoneidad de las circunstancias actuales en relación al tiempo que están pasando padres e hijos juntos, hay que atender a otra circunstancia importante: que los niños estén preparados para esa retirada. La experta en Atención Temprana de San Juan de Dios apunta a que los niños nos ofrecen señales que ahora son fácilmente descifrables, debido al gran periodo de observación del que disponen los padres. “Los niños nos dan señales para decirnos que están listos para iniciar la retirada del pañal y esas señales pueden ir desde que se aparten o se escondan en el momento de miccionar o defecar en su pañal; que cesen la actividad que están llevando a cabo para ese fin y, al terminar, reanuden esa actividad; o que, directamente, nos alerten de que van a orinar”.

Las pautas que recomienda la coordinadora del CAIT San Juan de Dios son sencillas pero requieren de tenacidad y control metódico por parte de los progenitores, ya que se trata de, en un primer momento, llevar puntualmente al niño al baño con el pañal puesto y quitárselo al sentarlo en el inodoro. Estos momentos puntuales, en principio, serían aquellos que propician la micción: recién levantados, antes de bañarlo, antes de ir a dormir, etc. “Tras un par de días con esa rutina, los padres han de ser más insistentes, repitiendo esa pauta cada hora u hora y media. En el momento de sentarlos en el inodoro, han de decirles a los niños que hagan sus necesidades.

Lógicamente, la mayoría de las veces, serán intentos fallidos, pero estamos enseñando al niño a dominar la musculatura implicada en el control de esfínteres”, explica Rocío Carrasco. “Cuando se produzca el resultado esperado, los padres tendrán que felicitar a los pequeños como si se tratara de un logro mayúsculo porque, efectivamente, lo es para ellos”, concluye.


 

20/03/2020 - 13:28 General

El apoyo y muestras de ánimo entre todos los profesionales y dirección de los diferentes centros, dispositivos, unidades, servicios y departamentos de la Orden Hospitalaria está resultando fundamental para continuar hacia delante en esta labor vocacional de servicio a la sociedad.

Las muestras de aliento que los profesionales sanitarios están recibiendo por parte de la sociedad, que con su aplauso diario desde ventanas y balcones insufla confianza y fuerza, se complementan con los mensajes que la Orden Hospitalaria está trasladando hacia todos sus profesionales: sanitarios, personal de admisión, cocinas, mantenimiento, limpieza, administración y un largo etcétera.

El esfuerzo individual y grupal que se está realizando desde cada servicio es una muestra de la Hospitalidad que la Orden lleva a gala como principal valory de Humanización, y hoy mismo la Institución ha enviado a todo el personal este mensaje de fuerza, esperanza y agradecimiento por dar mucho más del cien por cien:

20/03/2020 - 12:49 General

El Economato Social San Juan de Dios continúa su asistencia a las 60 familias en exclusión

El dispositivo social contiunuará dando servicio a las familias necesitadas de Almendralejo adoptando todas las medidas de seguridad para la prevención y contención del contagio del covid-19

“No podemos dejarlos solos cuando peor se ponen las cosas. Todo lo contrario, entendemos que es momento de estar con los más vulnerables de nuestra sociedad” explica el gerente de la Fundación


La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Extremadura mantiene la asistencia a las 60 familias de la localidad de Almendralejo usuarias del Economato Social de la Fundación San Juan de Dios Extremadura con todas las garantías preventivas y de contención del covid-19.

Atendido en estos momentos por dos trabajadores de la Fundación, el economato sigue dando servicio, en colaboración con el ayuntamiento de la localidad, a las 60 familias en exclusión social o riesgo de estarlo de la localidad pacense, 30 familias cada semana, teniendo siempre en cuenta las pautas que han adoptado para evitar que coincidan dos familias en el interior de este dispositivo para hacer la compra.

El gerente de la Fundación San Juan de Dios Extremadura, Federico Gil, ha explicado que ante la evolución de esta pandemia, lo primero que hicieron los centros de la Orden fue proteger a los voluntarios de la Institución, frenando su actividad en estos momentos. “Por este motivo, ahora son solo profesionales de nuestra casa los que están prestando esta atención, que se está organizando con citas lo suficientemente espaciadas como para evitar que dos usuarios coincidan dentro para realizar su compra semanal”.

Durante dos días, jueves y viernes de cada semana, una miembro de cada una de esas 30 familias pasa por el economato para realizar su compra semanal. “Antes de entrar, estos usuarios han de lavarse las manos, igual que los profesionales que lo atienden en el interior”, explica Federico Gil. Además, antes de entrar al dispositivo social de la Orden Hospitalaria, los usuarios encuentran carteles en los que se exponen las normas de prevención que deben tomar dentro, incluyendo la distancia recomendada para la prevención, la disposición geles hidroalcohólico una vez salgan del economato, etc.

“La Orden de San Juan de Dios nació en Granada hace casi 500 años para atender a las personas con más necesidades. Cinco siglos después, este sigue siendo el objeto de nuestras acciones diarias, y no podemos dejarlos solos cuando peor se ponen las cosas. Todo lo contrario, entendemos que es momento de estar con los más vulnerables de nuestra sociedad, con todas las medidas en marcha para evitar la propagación del virus, pero siendo sensibles a las realidades de estas familias, que ahora nos necesitán más que nunca”, explica el gerente.

Alternativas seguras para dar continuidad a la solidaridad de San Juan de Dios

La actividad de la Obra Social de la Orden Hospitalaria en España no ha cesado con esta emergencia sanitaria, reformulando en muchos centros sus servicios con alternativas más seguras que contribuyan a frenar la curva de contagios.

El director de Desarrollo Solidario de la Provincia Bética de la Orden, Ignacio Romero, indica que los economatos de San Juan de Dios continuarán dando servicio a sus usuarios como lo hace el dispositivo de Almendralejo o bien como ocurre en Jerez de la Frontera, en el Economato Social Hermano Adrián, que atiende a 700 familias del entorno, pero ahora mediante la entrega de lotes de alimentos directamente.

Asímismo, Ignacio Romero ha señalado que la entrega de bolsas de alimentación ha sustituido la actividad de los comedores sociales de la Orden en Ciempozuelos, Granada o Sevilla. Además, se mantienen la entrega de alimentación a familias o programas de garantía social como son el pago de suministros básicos a familias en exclusión, ayudas a la vivienda o pobreza energética entre otros.

“Para proteger a usuarios y trabajadores en base a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, se han pausado aquellos proyectos de urgencia social que implican un contacto directo y que requieren de acción voluntaria, como la ropería o la atención bucodental que se ofrece en Sevilla”, explica Romero.

 

16/03/2020 - 12:56 General

Te informamos sobre cómo puede cursar el virus y dónde dirigirte para consultar tus síntomas sin desplazarte a un centro sanitario para evitar la propagación del mismo.

La sintomatología indicativa de coronavirus puede incluir fiebre, tos y sensación de falta de aire. En algunos casos también puede haber síntomas digestivos como diarrea y dolor abdominal. La mayoría de los casos presentan síntomas leves.

En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves generalmente ocurren en personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, del pulmón o inmunodeficiencias.

Las comunidades autónomas han señalado diversas formas de consultar estos cuadros sin necesidad de acudir a los centros sanitarios. Estos son los teléfonos de atención médica, comunidad a comunidad:


Andalucía: 955 54 50 60 o a través de la aplicación Salud Responde
Aragón 061 / 976 696 382
Asturias: 984 100 400
Canarias: 900 112 061
Cantabria: 061 / 112 / 900 612 112
Castilla y León: 900 222 000
Castilla-La Mancha: 900 23 23 23
Cataluña: 061 / 112
Comunidad de Madrid: 900 102 112
Comunidad Valenciana: 900 300 555
Extremadura: 112
Galicia: 900 400 116
Islas Baleares: 061 / 112
La Rioja: 941 298 333
Navarra: 948 290 290
País Vasco: 900 203 050
Región de Murcia: 900 121 212
Ceuta: 900 720 692
Melilla: 112

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de España advierte de que las personas que presenten alguno de los siguientes síntomas respiratorios (fiebre, tos y sensación de falta de aire) y vivan o hayan estado en los 14 días previos en una zona de transmisión comunitaria, o hayan tenido contacto estrecho en los 14 días previos con una persona que sea un caso probable o confirmado, deberán quedarse en su domicilio y contactar con los servicios de salud telefónicamente llamando al teléfono habilitado de tu Comunidad Autónoma.

Desde la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios agradecemos la respuesta de contención ciudadana para no colapsar los centros sanitarios y las urgencias. #Quedateencasa

Páginas