Noticias

17/07/2015 - 13:50 General

La potenciación de la socialización es un objetivo prioritario de la  terapia asistida con perros que llevan a cabo los usuarios del Centro de Estancia Diurna Dorador de La Palma.
El centro, gestionado por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y dependiente del Cabildo de La Palma, viene desarrollando esta actividad desde hace más de dos años con la colaboración de la Asociación Ayuda en Emergencias Anaga, entidad que es propietaria de los dos perros de rescate que participan en la actividad, junto a sus entrenadores. 

Esta terapia se aplica a usuarios que padecen trastornos autistas, síndrome de Down, así como diferentes grados de retraso mental, con el fin de abordar aspectos emocionales y de relaciones, además de incidir en el desarrollo de actividades en la calle, haciendo especial hincapié en el aprendizaje de las normas viales.
 
El trabajo desarrollado incluye ejercicios cognitivos, de conducta, comunicación, aprendizaje, socialización, además de actividades psicomotoras y de autonomía personal.
 
La disminución de la ansiedad y el estrés de los usuarios, la mejora del estado de ánimo, el aumento de la interacción con otras personas y el estímulo del diálogo son algunos de los principales resultados que se alcanzan a través de esta terapia, lo que redunda en una mejora de la calidad de vida y el bienestar de los usuarios del Centro de Estancia Diurna.
 
A esto se suman otros objetivos específicos, entre los que se encuentra la mejora de las habilidades psicomotrices, sociales, de las relaciones interpersonales, de la comunicación, de la memoria, así como la coordinación y seguimiento de órdenes, además del desarrollo de la afectividad y la empatía.
 
La terapia se desarrolla a nivel individual y de grupo y va acompañada de un amplio abanico de actividades de psicomotricidad, que incluyen desde paseos hasta actividades de cuidado del animal.