Noticias

01/09/2015 - 12:06 General

Un total de 31 niños y niñas de la Escuela de Intervención Temprana de la Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas de Gran Canaria han recibido los orlines con los que se les reconoce el trabajo realizado durante el año. (Más imágenes en Flickr)

Con este acto se despide a 21 alumnos que concluyen así su asistencia a esta Escuela Infantil de Intervención Temprana en la que se atiende a menores de entre cero y tres años con discapacidad física, psíquica o sensorial; con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, y se da paso al siguiente año a los 10 alumnos y alumnas que continúan en el centro.
 
De los 21 alumnos que hoy finalizan su paso por la Escuela Infantil de Intervención Temprana, un grupo de nueve se integrarán en escuelas ordinarias el próximo curso, 10 pasarán al colegio de educación especial de San Juan de Dios, y dos se integrarán en otra escuela infantil.
 
Los alumnos, acompañados de sus padres y madres, recibieron de manos de sus educadoras un merecido orlín, además de un dossier con todos los trabajos realizados durante el curso y un CD con las imágenes de los momentos más representativos del año.
 
En este emotivo acto estuvieron presentes familiares de los alumnos, el superior del centro, José Cárdenas O.H.; la gerente de la Ciudad de San Juan de Dios en la capital grancanaria, Rafaela Ariza, y los miembros del equipo interdisciplinar de profesionales al completo integrado por educadoras infantiles, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, maestras, cuidadoras, psicopedagoga y trabajadora social.
 
Tras una proyección de un video en el que se hizo un repaso por todas las actividades llevadas a cabo durante el curso, así como una evolución de los menores desde su entrada en la Escuela de Intervención Temprana hasta la actualidad, se hizo entrega de todos los orlines.
 
Tras el acto y la foto de familia de rigor, los asistentes disfrutaron de un desayuno, en el que compartieron momentos distendidos y divertidos con los pequeños, verdaderos protagonistas de la jornada.
 
La Escuela de Intervención Temprana de la Ciudad San Juan de Dios atiende a niños y niñas de entre cero y tres años que día a día evolucionan y que tan pronto su situación lo permite, son orientados a diferentes itinerarios educativos, ya sea por edad, o por tener otro tipo de necesidades.

Asimismo, ofrece asesoramiento a las familias para que comprendan y apoyen el proceso de desarrollo de sus hijos e hijas. Otra de sus ventajas  es que gracias a un  amplio horario contribuye a la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres.