Noticias

23/10/2015 - 10:37 General

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha recibido esta tarde el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015 en el Teatro Campoamor, en Oviedo, de manos de SS.MM. los Reyes de España.

El Superior General de la Orden, Jesús Etayo O.H., ha subido al escenario del Campoamor acompañado de cinco miembros de la familia hospitalaria que han representado todos los ámbitos desde los que la Orden enfoca la hospitalidad.

La doctora de la Residencia de Mayores de Sevilla, María Isabel Herrero, ha sido el rostro de los 55.000 trabajadores de San Juan de Dios repartidos por los 400 dispositivos y centros en los cinco continentes.

En la comitiva se encontraba también, en representación de los 15.000 voluntarios de la Orden en todo el mundo el doctor y voluntario granadino Guillermo Vázquez, muy presente en los dispositivos de intervención frente a la epidemia de ébola durante el pasado año en países de África.

Marina Aliva es una usuaria del Sanatorio Marítimo de la Orden en Gijón, y junto a su madre, ha acompañado también a Jesús Etayo como parte fundamental de este reconocimiento, representando ambas a las personas, a las 82.000 personas que San Juan de Dios atiende diariamente, centro de la labor de la Orden para su asistencia en todas las dimensiones.

El cuarto consejero de la Curia General, Pascal Ahodegnon O.H., cerró la comitiva como parte de los 1.100 hermanos de la Orden en las comunidades de todo el mundo.

Desde la Provincia Bética se han desplazado hasta Oviedo el Superior Provincial, José Antonio Soria O.H.; el director general de Centros, Juan José Afonso; y la responsable de Desarrollo Solidario en Ciempozuelos, Gracia Polo, que han asistido a los actos oficiales programados para hoy y han acompañado a la comitiva en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias.