Noticias

28/10/2015 - 10:31 General


El pergamino que certifica la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015 a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y que entregó el Rey Felipe al Superior General, Jesús Etayo O.H., el pasado viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo, ha llegado a Granada para quedarse, y lo hará en el Archivo Museo Casa de los Pisa. 

La conservación del pergamino, que desde hoy formará parte del Museo, ubicado en la calle Convalecencia, junto a Plaza Nueva, “supone un honor para nosotros, pues desde ya forma parte del Archivo Histórico de la Orden Hospitalaria. Desde este momento hacemos un poco más accesible el premio a todo el público, que podrá contemplarlo en este centro abierto a investigadores y visitantes”, apunta el director del Archivo Museo Casa de los Pisa, Francisco Benavides, que aclara que permanecerá expuesto en una de las salas principales del museo durante las próximas semanas.
 
El Superior Provincial de la Orden, José Antonio Soria O.H., ha hecho llegar hasta el Museo de San Juan de Dios el pergamino que fue entregado a la institución en la ceremonia presidida por los Reyes de España en Oviedo y a la que asistieron un grupo de representantes de la familia hospitalaria.
 
El ‘depósito de la memoria’ de la Orden Hospitalaria
 
El Museo de San Juan de Dios se encuentra en lo que fuera la residencia de los Pisa, la familia que se convirtió en benefactora de las obras que llevaba a cabo Juan de Dios con los más necesitados y quien lo acogiera en los últimos días de su vida y hasta su muerte. De hecho, el Museo conserva la habitación en la que se alojó el santo, un lugar de peregrinación para los visitantes.
 
La Orden Hospitalaria conserva también en este centro de interpretación del fundador todo su patrimonio artístico y documental generado a lo largo de sus cinco siglos de historia. El director del museo explica que “el ‘depósito de la memoria’ lo sitúa la Orden en la misma casa donde murió San Juan de Dios”.
 
En la Casa de los Pisa se registran innumerables testimonios históricos a través de los que se cuentan la labor social y asistencial que los Hermanos de San Juan de Dios llevan a cabo desde que su fundador iniciara, hace casi cinco siglos, su obra en Granada.