Noticias

12/01/2016 - 14:55 General

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife trabaja ya con ‘Rapid Recovery’, un nuevo protocolo para aumentar la satisfacción de los pacientes y reducir los días de ingreso hospitalario que requieren los procedimientos quirúrgicos ortopédicos.

Este programa tiene como objetivo mejorar la eficiencia del sistema sanitario ante el crecimiento del número de artroplastias de cadera y rodilla que se registran en España como consecuencia del envejecimiento progresivo de la población.

 “En general, los pacientes más satisfechos son aquellos que pasan menos tiempo en el hospital”, asegura el director médico del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, José Carlos del Castillo. En este contexto, el programa ofrece a los pacientes información para aumentar su conocimiento del proceso, a los profesionales sanitarios herramientas de gestión clínica, estandarizando protocolos para su aplicación en las distintas fases del proceso sanitario.
 
Este programa planifica el alta del paciente con antelación y se le da información clara y completa antes de su ingreso consiguiendo una preparación óptima para la cirugía. Además, se establece un protocolo para motivar a los pacientes, a través de educación en grupo y se les comienza a movilizar a partir del mismo día de la intervención, con la realización de diversos ejercicios y sesiones de fisioterapia. Lo que el hospital San Juan de Dios pretende con su puesta en marcha es minimizar el impacto que tiene un procedimiento quirúrgico en el cuerpo y la mente del afectado, favoreciendo su recuperación temprana
 
“Lo que pretendemos es aumentar la implicación de las personas intervenidas en el proceso, crear circuitos asistenciales fluidos y seguros y en base a todo ello, lograr una mayor satisfacción con la atención recibida y un uso más eficiente de los recursos”, explica José Carlos del Castillo.
 
Este protocolo, desarrollado por la empresa Biomet, se ha puesto en marcha gracias al trabajo de un equipo multidisciplinar e incluye el desarrollo de guías clínicas y protocolos estandarizados para los cuidados pre, peri y post-operatorios; el tratamiento del dolor para una movilización precoz y la puesta en marcha de acciones que contribuyan a implicar al paciente en su proceso de recuperación.