Noticias

14/03/2016 - 15:14 General

Más de un millón de personas sufren en España esta patología ocular, pero la mitad lo desconoce, por lo que se busca concienciar a la población de la importancia de las revisiones oftalmológicas periódicas.

El glaucoma constituye la segunda causa de ceguera en el mundo, por detrás de las cataratas, aunque la detección a tiempo puede evitar los daños en un 90% de los casos. Por esa razón, y aprovechando que el 12 de marzo se ha conmemorado el Día Mundial del Glaucoma, Mónica Suarez, oftalmóloga del Hospital San Juan de Dios de Tenerife y coordinadora de la unidad de glaucoma de dicho hospital, recuerda la importancia de la prevención para tratar de forma adecuada esta patología ocular.

A  partir de los 40 años, explica la especialista, las revisiones periódicas son fundamentales para detectar y frenar el avance de la enfermedad. En el caso de tener familiares que hayan padecido de glaucoma, se hace indispensable adelantar las revisiones.

El glaucoma es una enfermedad ocular crónica que, sin el adecuado control, conlleva a una pérdida de visión en uno o ambos ojos y que en la mayoría de los casos está relacionada con el aumento de la presión ocular. La presión ocular elevada daña al nervio óptico, lo que lleva a una pérdida del campo visual, dando lugar a lo que los oftalmólogos llaman ‘visión en tubo’.

La doctora Mónica Suárez destaca que el Hospital  San  Juan  de  Dios pone a disposición de la población en general, el personal especializado y la tecnología adecuada para el diagnóstico y control de esta enfermedad.

La consulta Oftalmológica completa debe incluir no solo la valoración de la agudeza visual, sino también la toma de la presión ocular y la valoración exhaustiva del nervio óptico y retina para descartar esta y otras patologías que pongan en riesgo la salud visual del paciente. Una vez diagnosticado el glaucoma, se debe individualizar el tratamiento a seguir, de esto y de la constancia del paciente depende el éxito del control de la enfermedad.

El Hospital San Juan de Dios apuesta por la concienciación de la población a través del conocimiento de esta patología con el fin de prevenir la ceguera por GLAUCOMA.