Noticias

17/05/2016 - 14:18 General

Cada vez hay más demanda de productos de alimentación e higiene para bebés y ropa para niños de hasta 14.

El hospital San Juan de Dios de Sevilla ubicado en el barrio de Nervión está impulsando la puesta en marcha de un Centro de Atención Social a la Infancia para atender de manera integral el aumento de la demanda de familias en riesgo de exclusión social, ya que se ha apreciado que cada vez hay más personas que demandas productos de alimentación e higiene para bebés y ropa para niños de hasta 14 años.
 
Se trata de abordar de forma más integral las ayudas que ya se proporcionan en la actualidad a través del programa de atención social, como la subvención de gastos a familias en riesgo de exclusión social, con pagos de emergencia o de alimentación; becas para el servicio de apoyo psicopedagógico, que da continuidad a la asistencia del Centro de Atención Infantil Temprana a partir de los 6 años; el Ropero Infantil; y el Programa de Higiene y Alimentación infantil.
 
El equipo de Desarrollo Solidario, liderado por el que también es director de Enfermería del hospital, Javier Consegliere, explica que desde 2012 hasta diciembre de 2015 el servicio de Ropero infantil ha atendido a 473 menores y el programa de Higiene y Alimentación infantil, a 149. Las familias demandantes son valoradas por Servicios Sociales, desde donde se detectan las necesidades a las que este equipo da respuesta. “Durante el primer trimestre de este mismo año hemos notado un aumento considerable en las demandas por parte de las familias de productos básicos para los pequeños, de manera que hemos tenido que duplicar el número de ayudas”, explica Consegliere.
 
Lotes de productos de higiene y alimentación infantil con jabones, toallitas, leches de inicio y potitos entre otros productos para niños de 0 a 3 años, ropa para niños de entre 0 y 14 años o la subvención de gastos puntuales como pueden ser material escolar, vacunas o material ortoprotésico son algunas de las ayudas que actualmente ofrece el área de Desarrollo Solidario como respuestas a la pobreza infantil.
 
El número de familias atendidas ha crecido en un 63 por ciento desde 2012, según los datos que maneja el equipo que coordina Javier Consegliere, que apunta que “estamos llamando a puertas, reuniéndonos con instituciones públicas y otras entidades para buscar colaboración, porque es necesario ampliar nuestras ayudas y crear este centro con el que dignificar la situación de estas familias y sus hijos”.
 
El planteamiento de apertura de un centro como este reside en la necesidad de atender a los usuarios de una manera más personalizada y en la de disponer de un espacio habilitado para ello. Así, se podría gestionar de forma adecuada la totalidad de las demandas recibidas y, según la primera previsión de los responsables del área de Desarrollo Solidario, trabajar en la logística que requiere la gestión este tipo de ayudas y prestar asistencia directa durante tres días en semana a unas 7 familias por cada día, esto es 21 familias semanalmente.