Noticias

01/07/2016 - 11:17 General

El hospital San Juan de Dios de Córdoba ha acogido la jornada Cuidando de los que Cuidan, dirigida a debatir y aportar a los profesionales sanitarios nuevas estrategias y formas de trabajo para prevenir el desgaste tanto físico como mental excesivo que se produce cuando se trabaja con mucha presión en los hospitales y, sobre todo, en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Esta jornada se incluye en el Proyecto HU-CI, del que es miembro el hospital cordobés, y que está formado por 23 miembros repartidos por todo el mundo (principalmente España, donde nació), y cientos de hospitales colaboradores que abogan por la humanización de los cuidados intensivos con el fin de mejorar la atención a pacientes, familias y también a profesionales.
Partiendo de esta premisa, el hospital San Juan de Dios de Córdoba trabaja y centra todo su esfuerzo en la humanización de los cuidados intensivos, buscando aliviar, en la medida de lo posible, los duros momentos de la estancia en la UCI, tanto para la persona asistida como para sus más allegados y también para los profesionales, a los que en demasiadas ocasiones no se tiene en cuenta, explica el Coordinador de la UCI y de Urgencias del centro, el Dr. José Carlos Igeño.
La Jornada fue inaugurada por el Director Médico del centro, el Dr. Enrique  Cantillo. José Carlos Igeño ha sido el ponente de la primera parte de la jornada, en la que ha hablado de El cuidado de lo invisible, que es una de las principales premisas del Proyecto HU-CI, al cual se han sumado UCIs de todo el mundo para humanizar los cuidados intensivos, servir de foro y punto de encuentro entre pacientes, familiares y profesionales, y difundir los cuidados intensivos y acercarlos a la población general.
A continuación, el experto en Desarrollo Personal, colaborador del Centro de Entrenamiento Emocional Reaccionarte y de Wellbeing, Samuel Carlos López, habló del Mindfulness y de sus ventajas para los profesionales de la salud, ya que aporta un espacio de transformación y felicidad.
José Carlos Igeño destaca las ventajas que la humanización de los Cuidados Intensivos supone para todas las personas involucradas, como se está ya percibiendo en el hospital San Juan de Dios de Córdoba, que ha adoptado medidas en este sentido que tienen que ver con el tratamiento, pero también con el trato entre pacientes, familiares y sanitarios.
Algunas de las acciones de mejora en humanización tienen que ver con la ampliación de horarios de visita y la edad mínima para visitar al paciente; fomentar la comunicación entre personal, pacientes y familias para aumentar su confianza en el equipo y que todos conozcan bien al asistido; procurar informar más de una vez al día o permitir el uso de la televisión, el teléfono móvil, los ordenadores o la lectura.
También se practica la musicoterapia, incluso cuando los pacientes se encuentran sedados o en coma; se busca un alojamiento a las familias que viven en pueblos lejanos para que no tengan que dormir en la sala de espera (aunque esta apenas se usa porque se procura que las  familias estén dentro acompañando al enfermo); se dan paseos fuera de la UCI a pacientes seleccionados, en silla o en cama, por las terrazas del centro; y se promueve que sus familias participen en los cuidados como la alimentación o la higiene.
En definitiva, explica el médico, “se trata de mejorar el bienestar de los pacientes de la UCI, detectando y solucionando no solo el dolor, el frío, la fiebre o la sed sino también el miedo, la soledad, la incertidumbre, la falta de intimidad, su incapacidad para comunicarse, el eterno paso de las horas y los días metidos dentro de un box, conectado a multitud de máquinas que no paran de sonar”. Y por supuesto, el Proyecto también quiere poner en valor a los profesionales, remotivándolos y procurándoles herramientas para mejorar su trabajo y su bienestar. “Y eso lo hacemos en San Juan de Dios y en este Hospital, por eso organizamos esta Jornada”, explica Igeño.
El proyecto HU-CI está teniendo un importante éxito a nivel internacional y ha obtenido varios premios. Además, los cambios que se están realizando en las UCIs que participan se están trasladando a otros centros y el propio Dr. Igeño participará en septiembre en un Congreso Iberoamericano de Cuidados Intensivos al que ha sido invitado para contar las Líneas estratégicas del Proyecto HU-CI, que han servido además para diseñar el Plan de Humanización de las Unidades de Cuidados Intensivos de la Comunidad de Madrid.