Noticias

30/09/2016 - 12:43 General

Hoy, Día Internacional para la concienciación del TEL, el Centro de Atención Infantil Temprana de la Orden Hospitalaria ha querido visibilizar la importancia de detectar este trastorno al que muchos califican de ‘invisible’ porque se enmascara fácilmente. (Ver más imágenes en Flickr)

El Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) del hospital San Juan de Dios de Sevilla ha celebrado hoy, 30 de septiembre, el Día Internacional para la concienciación del Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) con una jornada llena de iniciativas para visibilizar este trastorno y la importancia de su detección.
 
Desde primeras horas de la mañana, los psicólogos, logopedas y fisioterapeutas que integran el CAIT de la Orden Hospitalaria en Sevilla han decorado pasillos y salas de espera con globos amarillos y cartulinas con consejos para la detección de los primeros síntomas que pueden notar los padres de los niños con TEL.
 
Al Trastorno Específico del Lenguaje se le conoce como el ‘trastorno invisible’, pues su diagnóstico puede enmascararse con la identificación de un posible hablante tardío. Por ello, desde el CAIT se advierte de la importancia de que los padres detecten señales de alerta como que el niño no responda a su propio nombre, no logre unir más de tres sílabas seguidas o que parezca no escuchar cuando se le habla.
 
La coordinadora del CAIT, Rocio Carrasco, explica que “muchas veces, este trastorno puede confundirse con el Trastorno del Espectro Autista, porque vemos que el niño se aisla, pero el aislamiento del TEL viene dado precisamente porque el niño pierde interés en relacionarse debido a que no hace uso del lenguaje, es decir, es como si fuera un extranjero en su propio idioma”.
 
Además de estas señales, hay que prestar especial atención a niños cuyos padres fueron considerados hablantes tardíos en su infancia y no tuvieron un diagnóstico, ya que puede existir una predisposición genética a tener en cuenta.
 
Una suelta de globos amarillos ha sido el broche con el que esta mañana pacientes, usuarios, médicos y profesionales sanitarios y de la administración del hospital San Juan de Dios han puesto de manifiesto la importancia de la temprana detección de este trastorno.