Noticias

11/10/2016 - 07:57 General

La Cena Solidaria que la Orden de San Juan de Dios ha celebrado con motivo del 25 aniversario del Centro de Acogida en Málaga ha contado con más de 600 comensales que han querido colaborar con la obra social de la institución para darle continuidad a los proyectos sociales que llevan a cabo en la provincia. (Ver más imágenes en Flickr)

La Hacienda Nadales, que forma parte del complejo asistencial dedicado a la salud mental que la Orden tiene en Camino Casabermeja, en Málaga, fue el escenario de este acto benéfico que contó, de manera desinteresada, con la presencia y voz de la cantante Diana Navarro, que se sumó a la causa y abrió la cena entonando la oración del Padre Nuestro para bendecir la cena.

El superior de los centros de San Juan de Dios en Málaga, Luis Valero O.H., ha manifestado su gratitud hacia los malagueños por tan abrumadora respuesta al llamamiento de colaboración social y hacia la cantante Diana Navarro, “porque esa sensibilidad que nos hace llegar a través de su voz es la que Diana tiene también con los más vulnerables, que son las personas hacia las que San Juan de Dios dirige su proyecto social, y ha dado buena cuenta de ello acompañándonos y amenizando la cena de una forma sublime, como acostumbra a hacer”.

Este evento, en el que han colaborado también  Sabor a Málaga y el Entorno Thyssen, ha puesto de manifiesto la celebración de los 25 años del Centro de Acogida y la labor que se lleva a cabo desde este dispositivo con las personas sin hogar y en riesgo de exclusión social. Gracias a iniciativas como esta, se recaudan fondos “para seguir ayudando a personas que, a través del proyecto Puerta Única coordinado por el ayuntamiento de la ciudad, necesitan de los tratamientos y apoyos que ofrece el Centro de Acogida para abandonar la calle y sobreponerse de las situaciones de vulnerabilidad que están sufriendo”, ha indicado Luis Valero O.H.

25 años en Málaga: más de 10.000 personas atendidas

Desde que el centro comenzara a funcionar en 1991 en pleno centro histórico de Málaga, en la misma plaza San Juan de Dios, se ha procurado atención a más de 10.000 personas a través de algunos de los programas que tienen en marcha: higiene y vestuario; acogida nocturna en régimen de albergue, rehabilitación e inserción, personalizada e integral; o apoyo a la autonomía, que consiste en el seguimiento de grupos de convivencia que comparten piso y gastos en su proceso rehabilitador.