Noticias

13/10/2016 - 10:08 General

Alrededor de 285 millones de personas presentan discapacidad visual en el mundo: 39 millones son invidentes y 246 millones están afectados por incapacidad moderada o severa.

La celebración anual del Día Mundial de la Visión hoy, jueves 13 de octubre, brinda la oportunidad de aumentar el grado de sensibilización y compromiso a fin de garantizar a todos el derecho a ver.  Bajo el lema “Stronger Together”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) enfatiza la importancia de la prevención de las discapacidades visuales, ya que estas pueden limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida.

La oftalmóloga del hospital San Juan de Dios de Tenerife, Mónica Suárez, explica que “desde el servicio de oftalmología del hospital San Juan de Dios nos sumarnos al día mundial de la visión recordando nuestra apuesta por la prevención y el tratamiento. El 80% de los casos de ceguera, según la OMS, son evitables si sabemos cómo prevenirlos o tratarlos, concienciando a las personas de la importancia de realizarse de forma periódica revisiones oftalmológicas, incluyendo a los más pequeños, ya que pueden presentar patologías oculares no manifestadas que pudiesen causar disminución de la visión”.

Detectar el problema visual a tiempo es esencial para corregirlo adecuadamente e incluso frenarlo en algunos casos. Por esta razón, las revisiones anuales nos permiten conocer la capacidad visual de cada persona a través de una amplia variedad de pruebas llevadas a cabo en nuestras consultas, tales como: medición objetiva de la agudeza visual, la refracción del ojo para detectar de forma fiable si éste tiene algún defecto óptico y poder corregirlo con gafas, lentillas o incluso cirugía refractiva o medición de la presión intraocular para detectar si la persona tiene glaucoma. Otras pruebas son la de la rejilla de Amsler, que permite revelar una posible alteración de la zona central de la retina permitiendo detectar degeneración macular asociada a la edad; y la realización del examen del  fondo de ojo, de gran importancia para descartar retinopatías, entre ellas la diabética, enfermedades del nervio óptico y algunas enfermedades sistémicas que se manifiestan en el segmento posterior del globo ocular.

La oftalmóloga Suarez añade que “a nivel mundial, las principales causas de la discapacidad visual pueden ser errores de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) no corregidos; cataratas no operadas y glaucoma. En los países desarrollados cobran gran importancia otras enfermedades, como la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética.”  

Según la OMS, en España las personas con discapacidad visual son casi 190.000; el 80% de los casos de discapacidad visual se deben a causas que pueden prevenirse; y cerca del 90% de las personas afectadas por discapacidad visual en el mundo viven en países en vías de desarrollo.