Noticias

25/10/2016 - 14:56 General

El Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos ha celebrado un homenaje a los 32 hermanos de la Orden que perdieron la vida durante la Guerra Civil en esta localidad, acto al que ha acudido el Superior Provincial, José Antonio Soria O.H.

Con una eucaristía en la iglesia del centro y el descubrimiento de una placa, la Orden ha querido recordar a los beatos mártires ya que, como el Superior del Centro San Juan de Dios, Casimiro Dueñas O.H., señala “los consideramos un referente carismático de la hospitalidad y son y seguirán siendo un ejemplo para nosotros y todos los que formamos parte de la familia hospitalaria por su entrega y valor hacia los más pobres y necesitados”.

El deseo del Superior Provincial es “que la celebración de este acto de recuerdo de los mártires hospitalarios sirva para que no olvidemos el objetivo por el que estamos aquí, que no es otro que la atención cercana a los enfermos, recordando que el paciente es el centro de todos nuestros quehaceres y que sirvan para infundir dentro del centro los valores que representan los mártires hospitalarios: hospitalidad y entrega”.  

Durante la guerra civil española 95 hermanos murieron por permanecer junto a los enfermos y defendiendo su fe. Por este motivo, cada 25 de octubre se recuerda a los hermanos de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, 32 de ellos miembros de la Comunidad de Ciempozuelos.

El más joven era el Hilario Delgado O.H. y tenía 18 años. Los hermanos más mayores tenían 75 años, Clemente Díez O.H. y Tobías Borrás O.H.

Como destaca Casimiro Dueñas O.H. “para la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, la muerte de los 95 mártires es un hecho histórico sin precedentes, ya que para nosotros son un ejemplo de constancia y entrega a los demás”. “Además -añade-, estos 95 mártires han sido beatificados como un ejemplo de camino hacia la santidad dentro de la Iglesia Católica”.