Noticias

01/12/2016 - 14:17 General

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha adoptado diversas estrategias basándose en las políticas internacionales de la Organización Mundial de la Salud para la seguridad del paciente, con el propósito de promover acciones de mejora específica en seguridad del paciente dirigidas a procesos del cuidado de la salud.  


El objetivo de la Estrategia de Seguridad del Paciente es generar mejoras que permitan identificar y evitar errores en los procesos de atención de salud y de disminuir el impacto en caso en que éstos se produjesen.

Entre las diversas acciones que se han promovido durante todo el año, se encuentra la realización de una campaña impulsada por el área de enfermería dirigida al personal sanitario, usuarios y familiares potenciando la higiene de manos para minimizar el riesgo de infecciones relacionadas con la atención sanitaria.

Otra de las áreas de mejora ha sido garantizar una cirugía en el lugar correcto, con el procedimiento correcto y al paciente correcto. Para ello se ha potenciado desde el área quirúrgica el uso del check-list de verificación quirúrgica en sus distintas fases, con el objeto de verificar aspectos relativos a la identificación del paciente correcto o tipo de cirugía, además de certificar que todo el equipamiento necesario para llevar adelante la intervención se encuentren disponibles.
La identificación del paciente en todo procedimiento, es otra de las mejoras que a través del área de Admisión se ha puesto en marcha, desarrollado una política de identificación de sus pacientes, a partir de la cual se exige, tanto para pacientes quirúrgicos como médicos, el uso de pulseras identificativas y la verificación de la identidad a través del nombre completo del paciente y su fecha de nacimiento o número de DNI. Esta doble identificación debe emplearse antes de realizar cualquier tipo de procedimientos, por ejemplo la administración de medicamentos, la extracción de muestras para análisis clínicos o realización de una intervención quirúrgica.

Por otro parte, desde el servicio de Laboratorio se ha implantado el procedimiento de petición médica electrónica, a través del sistema informático de historia clínica TiCares, con el objetivo de mejorar la trasmisión de la información desde el médico solicitante hasta el Laboratorio, así como la identificación univoca de las muestras correspondientes, garantizando de este modo la trazabilidad de todo el proceso. De esta forma se contribuye a la seguridad del paciente, solventado una parte importante de errores pre-analiticos, un área con una elevada probabilidad de provocar un evento adverso en la medida en la que los resultados de laboratorio son esenciales para el diagnóstico, seguimiento o tratamiento del paciente.

La Seguridad del Paciente es un elemento imprescindible de la calidad asistencial que ha adquirido gran importancia en los últimos años, tanto para los pacientes y sus familias que desean sentirse seguros y confiados en los cuidados sanitarios recibidos, como para los profesionales que anhelan ofrecer una asistencia eficiente y segura.

El área de admisión y bloque quirúrgico están certificados por la norma ISO 9001.2008 desde el año 2012, y el servicio de Laboratorio desde el año 2015. De este modo el Hospital San Juan de Dios ratifica y refuerza su compromiso con la calidad para potenciar una gestión eficaz y eficiente de las personas, los procesos y los recursos, fomentando la innovación y la mejora permanente de forma que repercuta directamente en la satisfacción de los usuarios