Noticias

15/12/2016 - 13:19 General

Los centros de San Juan de Dios de Tenerife han cerrado la campaña ‘Hablemos de Dignidad’, una acción que ha durado varios meses y que ha puesto en valor aquellas actividades que  los colaboradores de la Orden realizan a diario y que son consideradas claves para garantizar el respeto a la dignidad de la persona asistida.

La metodología utilizada consistió en promover la participación de los colaboradores mediante la aplicación de una amplia estrategia de difusión. Después se ha establecido un calendario de reuniones con cada unidad, servicio y centro en las que, tras introducir el concepto de ‘Dignidad Humana’ y su importancia, se procedía a la reflexión individual y al análisis.

Las 23 reuniones y las 257 reflexiones personales recogidas han dado como resultado un documento interno y un póster que resumen diez criterios y que vienen a concluir la visión conjunta de los colaboradores en cuanto a la garantía de respeto a la dignidad de la persona asistida en los centros de la Orden.

Cande González, directora de enfermería y responsable del equipo local de Bioética, explica que “es importante resaltar que esta campaña ha sido planificada y realizada por el equipo local de Bioética de Tenerife, cuyos miembros estimaron oportuno incluir esta actividad dentro de su programación para el presente año. En el equipo se gestó la idea sobre lo oportuno que podía resultar diseñar y poner en práctica una campaña de verano que crease un espacio que permitiera, además de incrementar la sensibilidad hacia los aspectos éticos inmersos en la prestación de la asistencia, la  participación de nuestros colaboradores, para que, con su reflexión primero, individual; y luego, puesta en común, nos permitiera determinar los criterios que verdaderamente garantizan el respeto a la dignidad de la persona asistida en nuestros centros”.

El equipo local de Bioética en Tenerife  tiene entre sus objetivos participar activamente en la formación relacionada con los aspectos éticos y la humanización de la asistencia y estimular la sensibilización en los profesionales hacia la valoración de aspectos bioéticos en el desarrollo de la actividad. Además, pretende ofrecer orientación a los profesionales sobre las cuestiones éticas que interfieren en la toma de decisiones asistenciales, a través del análisis de casos.