Noticias

27/12/2016 - 09:15 General

Los usuarios del Comedor de Sevilla celebraron la Nochebuena con un menú especial, gracias a las donaciones en especias de algunos bienhechores, que fue servido por personal de la Curia Provincial y directores de área de la misma. Ver más imágenes en Flickr

El Comedor Social no abre los sábados, pero el del 24 de diciembre ha sido un sábado especial en el que los usuarios habituales han podido celebrar con un poco de anticipación la Nochebuena y la Navidad con un almuerzo especial. El menú del día 24 comenzó con unos entrantes ibéricos y marisco donado por Mariscos Gonzáles. Se sirvieron dos platos, el primero de ellos, arroz con perdices, elaborado por el Restaurante Rufino, y suculentos postres gentileza de una bienhechora anónima y del supermercado Mercadona.

Los almuerzos son servidos generalmente por los voluntarios de los Servicios Sociales. Sin embargo, en este día especial el voluntariado estuvo acompañado por profesionales de la Curia Provincial Bética así como de los directores del área Financiera, María José Daza; de Recursos Humanos, Fabián Campos; de Desarrollo Solidario, Ignacio Romero; y algunos familiares.

La experiencia fue muy gratificante, como explicó el director de Recursos Humanos de la Provincia, ya que "todos los que formamos parte de esta institución somos especialmente sensibles a las personas enfermas y necesitadas, pero acompañarles este día tan especial, implicarte desde la cercanía nos enseña, en primera persona, la realidad de estas personas y hace que nos acerquemos más a ellas".

Los usuarios fueron obsequiados con unas tarjetas navideñas elaboradas por alumnos de segundo curso de primaria del CEIP Aníbal González, que quisieron colaborar con la Orden Hospitalaria y personalizaron sus propias felicitaciones, transmitiéndoles sus mensajes de esperanza y apoyo.