Noticias

15/03/2017 - 12:04 General

Más de un millón de personas sufren en España esta patología ocular y la mitad lo desconoce, por lo que se busca concienciar a la población de la importancia de las revisiones oftalmológicas periódicas.

Un año más, se celebra la 'Semana del Glaucoma' con el fin de concienciar a la población acerca de esta patología ocular que resulta ser la segunda causa de ceguera irreversible a nivel mundial y la primera en España.

El glaucoma es una enfermedad ocular específica del nervio óptico, órgano encargado de transmitir las imágenes del ojo al cerebro. La principal causa de glaucoma es el aumento de la presión ocular.  Los valores elevados de tensión ocular van dañando lenta y progresivamente las fibras que conforman el nervio óptico y, como consecuencia, el paciente va perdiendo el campo de visión  periférico sin percatarse de ello en la mayoría de los casos. Solo en estados muy avanzados de la enfermedad se ve afectada la visión central.

El glaucoma se considera  una enfermedad asintomática en el 97% de los casos, la única manera de diagnosticarla es a través de valoraciones oftalmológicas periódicas.

Mónica Suarez, oftalmóloga del Hospital San Juan de Dios de Tenerife y coordinadora de la unidad de glaucoma del hospital, recuerda la importancia de la prevención para tratar de forma adecuada esta patología ocular e indica que el médico oftalmólogo es el único capacitado para diagnosticar o descartar la enfermedad mediante un examen clínico detallado que incluye la toma de presión ocular y la valoración del nervio óptico una vez dilatada la pupila con colirios especiales para ello. “La noticia positiva es que la detección precoz, es decir, el diagnóstico de glaucoma en estadios iniciales de la enfermedad, nos permite instaurar el tratamiento de forma oportuna evitando así  la progresión del daño en el nervio óptico. Con ello se previene en muchos casos,  la ceguera por glaucoma” explica la oftalmóloga Suarez. 

Añade que “Más del 80% de los pacientes solo requieren fármacos en presentación de colirios  para el control de su enfermedad, es decir, solo usando 1 o 2  gotas al día  podrá prevenir una discapacidad importante como es la ceguera. En el  20% de los pacientes, las gotas son insuficientes para el control de la enfermedad y requerirán en algún momento de su vida someterse a algún procedimiento quirúrgico para el control de la presión ocular”.
Hoy día contamos con cirugías mínimamente invasivas, conocidas como MIGS, por sus siglas en inglés, con excelentes resultados y pronóstico y lo más importante con una tasa mínima controlable de complicaciones lo cual es una verdadera revolución en esta patología.
Monica Suarez concluye indicando que los avances rápidos y continuos, muchas veces avasallantes en técnicas diagnósticas y quirúrgicas en oftalmología  nos obligan a enfocarnos  cada día mas en ciertas patologías y segmentos oculares, por ello han surgido nuevas ramas de especialización dentro de la oftalmología como la especialidad en la enfermedad que nos ocupa, realizando un entrenamiento dirigido y especifico que nos permite un manejo minucioso y exhaustivo de la patología y del paciente como ser integral. Esta subespecialidad se conoce como “Oftalmólogo especialista en Glaucoma”
El Hospital San juan de Dios apuesta por la concienciación de la población a través del conocimiento de esta patología con el fin de prevenir la ceguera por GLAUCOMA.