Noticias

28/03/2017 - 14:52 General

Máxima precisión y mínima invasión son las dos ventajas que ofrece está técnica que se practica en el servicio de traumatología del hospital de la Orden de San Juan de Dios en Jerez.

El servicio de traumatología del Hospital San Juan Grande de Jerez de la Frontera sigue siendo el único en Europa en practicar cirugía protésica navegada con mini robot, es decir, llevando a cabo la sustitución del hueso por una prótesis con la máxima precisión.

El doctor Carlos Revenga y su equipo en este hospital de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios practican esta cirugía que, además de las coordenadas GPS, incluye la precisión de la robótica para llevar a cabo los cortes de hueso con toda la exactitud posible.

Se trata de realizar una intervención quirúrgica navegada o, lo que es lo mismo, guiada mediante ordenador y gracias al modelo de anatomía tridimensional de la rodilla que ofrece el sistema informático. De esta manera se consigue realizar una intervención de este tipo asegurando una mínima invasión quirúrgica.

En el momento de la intervención, colocan en el fémur y tibia del paciente unos sensores infrarrojos que proyectan en un monitor una reconstrucción tridimensional de la rodilla. De esta manera, los traumatólogos pueden observar mediante ordenador el interior de la esta articulación y, mediante la navegación, cortar y extraer el hueso en la medida justamente necesaria para colocar la prótesis de manera milimétrica.

El doctor Revenga, que lleva operando rodillas con esta técnica desde hace 7 años en el Hospital jerezano San Juan Grande, colabora en el perfeccionamiento del software para implementar la técnica.

Son muchas las visitas que recibe el servicio de traumatología del San Juan Grande de traumatólogos de otros hospitales españoles para conocer de cerca el procedimiento quirúrgico que se emplea y ver de cerca la técnica de cirugía navegada para la prótesis de rodilla de la que este hospital jerezano se ha convertido en pionero en el continente europeo.