Noticias

15/05/2017 - 09:25 General

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha acogido las Jornadas de Innovación en Traumatología, una actividad destinada a los profesionales del sector de la salud con el objetivo de difundir experiencias enriquecedoras e innovaciones en traumatología. Ver más imágenes en Flickr.

El programa estuvo orientado, principalmente, a médicos especialistas en traumatología de hospitales de Canarias y de los hospitales de la Provincia Bética de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios. A la jornada asistieron más de 100 profesionales de distintos ámbitos de la salud.

Las actividades dieron comienzo ayer jueves 11 de mayo a las 16:00 horas con la bienvenida del director general de Centros de San Juan de Dios, Juan José Afonso, y del director gerente del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, Juan Manuel de León García. A continuación, los responsables de los distintos servicios de traumatología de los hospitales de San Juan de Dios de Tenerife, Sevilla, Granada, Córdoba y Jerez presentaron diferentes experiencias y sistemas de gestión de la actividad quirúrgica en cada uno de los hospitales mencionados. 


El viernes 12 de mayo a partir de las 8.00 horas comenzó la sesión quirúrgica, en la que se realizaron un total de siete intervenciones. Estas operaciones quirúrgicas se llevaron a cabo por cirujanos de los mencionados hospitales de San Juan de Dios. Todas las intervenciones han sido elegidas por aportar innovación en las técnicas empleadas o por la relevancia de los traumatólogos que las realizan, dado que algunos de ellos son profesionales de referencia nacional para las mismas.


A continuación se describen las principales aportaciones de algunas de las intervenciones que se llevaron a cabo.


Entre las intervenciones que se realizaron cabe destacar la cirugía artroscópica de cadera, a cargo de Boris García, jefe de servicio traumatología del Hospital San Juan de Dios de Aljarafe, en Sevilla. La artroscopia de cadera es un técnica poco invasiva para el tratamiento de las patologías intra y extrarticulares y que se expresa con dolor en la zona alrededor de dicha articulación. Cabe destacar de ellas el choque o conficto femoro-acetabular que es un compromiso mecánico entre la cabeza femoral y el acetábulo que genera lesiones en las estructuras que conforman la cadera y da lugar a un desgaste precoz y generación de coxartrosis. Con esta técnica y con las indicaciones adecuadas se pueden resolver una parte importante de dicha patología.


La cirugía de la prótesis de rodilla navegada supone la utilización de una herramienta que permite garantizar la mejor y más precisa exactitud a la hora de la colocación de la prótesis de rodilla, así como poder individualizar la técnica para las necesidades particulares de cada paciente al existir diferencias anatómicas y cinemáticas entre cada paciente que solo son valorables y ajustables durante la cirugía mediante la utilización de los sistemas de navegación. Otra de las ventajas de estos sistemas es que existe un feed-back instantáneo entre las acciones que se realizan y los resultamos obtenidos, por lo que se puede modificar sobre la marcha la técnica quirúrgica y permite aprender de lo ejecutado. Otro aspecto importante es que además se consigue homogeneizar los resultados que puedan existir entre los distintos cirujanos de un servicio al conseguirse unos resultados muy similares. “El hecho de poder finalizar la cirugía con una mayor precisión y exactitud conllevará conseguir reducir el desgaste de la prótesis y aumentar la supervivencia del implante”, según declaraciones de Carlos Revenga, traumatólogo del Hospital San Juan Grande de Jerez.

Cirugía de cadera con abordaje directo superior de mano de Javier Ára Pinilla, jefe de servicio de Traumatología del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Operación de prótesis total de rodilla con metodología Rapid Recovery, coordinada por Antonio Rodríguez, jefe Traumatología del Hospital San Juan de Dios de Tenerife. Esta técnica persigue conseguir la recuperación precoz de los pacientes operados de prótesis de rodilla, logrando una mejor tolerancia a la intervención, una mejor capacidad funcional precoz y, en definitiva, una mejor calidad de vida desde los primeros momentos tras la cirugía. Este método conlleva cambios tanto en la valoración previa de los pacientes, como en la práctica quirúrgica y en el manejo posterior a la misma. El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha sido pionero en Canarias en la implantación de este modelo en estos pacientes.