Noticias

31/05/2017 - 12:38 General

Hoy, Día Mundial Sin Tabaco, el Hospital San Juan de Dios de Tenerife pone en valor la prueba diagnóstica basada en la realización de un TAC helicoidal, que facilita la detección precoz del cáncer de pulmón.

La detección precoz de cualquier enfermedad permite que los pronósticos sean más favorables y, en caso del cáncer de pulmón, el TAC helicoidal  (Tomografía Computarizada de ultrabaja dosis de radiación) detecta de manera temprana la enfermedad de forma que se amplían las probabilidades de supervivencia de los pacientes. Así lo aseguran el responsable del servicio de diagnóstico por imagen, Julián Fernández, y el responsable del servicio de neumología, Aurelio Wangüemert, profesionales médicos del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, que es un centro pionero en Tenerife en el uso de este TAC de baja dosis en el cribado del cáncer de pulmón.

Muchos son los pacientes fumadores o exfumadores que acuden a la consulta de neumología y requieren de la realización de un TAC de tórax, como cribado al cáncer de pulmón, además de necesitar otras pruebas complementarias para tratar las consecuencias que produce el tabaco, añade el doctor Wangüemert.

El cáncer de pulmón puede detectarse en fases avanzadas de la enfermedad, porque en muchas ocasiones no produce síntomas, afectando incluso a otras regiones del cuerpo (metástasis). De ahí la necesidad del cribado de cáncer de pulmón en pacientes con alto riesgo.

Julián Fernández y Aurelio Wangüemert aseguran que “la verdadera y más efectiva manera de reducir el riesgo de cáncer es dejando de fumar, aunque si la persona tiene un alto riesgo de padecer esta enfermedad lo mejor es que acudan a un centro con tecnología y experiencia en la detección”.

Una prueba rápida, indolora y no invasiva

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife dispone desde septiembre de 2013 de un TAC helicoidal de ultrabaja dosis, Aquilion RXL16 cortes, con reconstrucción Iterativa AIDR 3D, que obtiene rangos de reducción de dosis del 30 al 60 por ciento respecto al TAC convencional, según la región anatómica y tipo de estudio realizado. Esta prueba para el diagnóstico precoz de cáncer de pulmón es rápida, indolora y no invasiva, sin efectos secundarios inmediatos. 

Un estudio publicado en el 2011 por la revista The New England Journal of Medicine, llega a la conclusión de que la detección de cáncer de pulmón con TAC de Tórax de baja radiación reduce la mortalidad cuando los pacientes presentan características, tales como: tener entre 55 y 74 años, historial de tabaquismo equivalente a un paquete al día durante 30 años y aquellas personas que actualmente fuman o han dejado de fumar en los últimos 15 años.

El avance de la neumología intervencionista ofrece un abanico de posibilidades para alcanzar el diagnóstico de cáncer de pulmón u otras patologías derivadas del tabaco, con técnicas menos invasivas y molestas para el paciente, explica Wangüemert. La coordinación entre los servicios de neumología y radiología es vital para la rápida detección, diagnóstico y tratamiento.

En España, los datos referidos a 2012 sobre cáncer de pulmón lo señalan como el segundo en incidencia en el varón y el cuarto en la mujer, pero ofrece las cifras más altas de mortalidad (20,6 por ciento). La incidencia en Canarias (Fuente: OMS, Cancer Incidence in Five Continents, Canary Islands: 2003-2006), último registro actualizado, sitúa al grupo tráquea, bronquio, pulmón, con una frecuencia del 14.4 por ciento del hombre y del 4.6 por ciento para la mujer, cifras que van cambiando con el incremento del hábito tabáquico en el sexo femenino.

El TAC de baja dosis ofrece un análisis mucho más detallado del pulmón, lo que permite detectar nódulos pequeños, con independencia de su tamaño, densidad o localización antes de que el cáncer se desarrolle más, detectando 10 veces más cánceres de pulmón que la radiografía de tórax convencional empleada hasta ahora. Además, permite identificar lesiones de las denominadas ‘subsólidas’, donde subyace malignidad con un rango del 34% y son solo accesibles al diagnóstico con esta técnica.

El Hospital san Juan de Dios de Tenerife cuenta con un equipo multiprofesional, formado por médicos y técnicos especialistas, por lo que, además de apostar por la renovación tecnológica, ha querido dar forma a un equipo humano de alto valor profesional en este apartado de la detección y diagnóstico de la patología derivada del tabaco, como puede ser el cáncer de pulmón.