Noticias

31/08/2017 - 10:20 General

El hospital San Juan de Dios de Tenerife ha afianzado su proyecto de reestructuración del voluntariado con una serie de acciones encaminadas a conocer las necesidades del centro, con el objetivo de elaborar una cartera de servicios apta a las expectativas de nuestro usuarios actuales.

María Isabel de la Rosa, directora del área de Desarrollo Solidario indica que durante este semestre "nos hemos volcado en la formación de los voluntarios tanto con el apoyo del Comité de Dirección, como de profesionales del centro y de la Plataforma Tenerife Voluntario. Además, hemos logrado sensibilizar al alumnado escolar dentro del prorgrama de Red de Escuelas Solidarias, lo que ha permitido incorporar jóvenes estudiantes a actividades puntuales".

Entre los objetivos del área del voluntariado está el de participar en las campañas de sensibilización de diferentes colectivos; acompañar y formar a los voluntarios en los valores de la Orden y el modelo asistencial; garantizar el acompañamiento, la adaptación y la no interferencia en los circuitos de trabajo de los profesionales.

En la actualidad, el hospital San Juan de Dios de Tenerife cuenta con un equipo de 25 voluntarios, de los cuales seis son hombres y 21 mujeres, que se comprometen a ejercer su labor en determinados horarios. Durante el primer semestre se han atendido más de 600 personas.

Entre las actividades del voluntariado destacamos el acompañamiento, la cercanía y el buen humor con el que acompañan a los enfermos de media y larga estancia, el cariño con que ayudan a orientarse a las personas que acuden a nuestro centro, la colaboración que prestan en los diversos talleres que se desarrollan en el centro psicopedagógico, así como la colaboración de calidad que prestan en las horas de comidas y meriendas, explica María de la Rosa.

El voluntariado es una forma de solidaridad que nace en la Orden Hospitalaria con su fundador, San Juan de Dios, como una energía solidaria más, protagonizada por todas aquellas personas que, de un modo altruista, organizado y estable, trabajan en beneficio de la comunidad, facilitando el cambio de las desigualdades existentes.