Noticias

09/03/2018 - 12:39 General

Coincidiendo con la celebración del Día de San Juan de Dios, Carlos Alonso visitó los recursos más innovadores que el Centro Psicopedagógico pone a disposición de sus usuarios y residentes con discapacidad intelectual. Ver más imágenes en Flickr.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha visitado esta semana de San Juan de Dios, las instalaciones del Centro Psicopedagógico de Tenerife para conocer de primera mano la labor que la Orden Hospitalaria realiza allí con  adultos con discapacidad intelectual.

El director gerente de los centros San Juan de Dios en Tenerife, Juan Manuel de León, ha guiado al presidente por el centro, explicando los detalles de cada una de las aulas, como la de las Nuevas Tecnologías, ubicada en la planta baja y en la que los usuarios desarrollan habilidades de la vida diaria gracias al uso de dispositivos como tablets u ordenadores personales.

El gerente de San Juan de Dios y la coordinadora del Centro Psicopedagógico, Carmen Carolina Pérez, han mostrado los beneficios de recursos como los que aporta el aula Multisensorial, una habitación que estimula a los usuarios y residentes mediante el universo de los sentidos. Por ello, los sonidos, los colores, las sensaciones olfativas o táctiles permiten actuar tanto como motivación para contribuir a la relajación o como activación de los usuarios.

Una vez recorrida la planta baja, han visitado en la primera planta la nueva Unidad que da respuesta a personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo en actividad diurna y residencia.

El presidente, Carlos Alonso, felicitó a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios por su "compromiso y disponibilidad" para ofrecer   servicios a las personas con discapacidad intelectual. Recordó que el IASS da también un paso más en la atención socio-sanitaria, al ofrecer  atención residencial adaptada a las necesidades específicas de los usuarios, diversificando la oferta de recursos. En concreto, se ha puesto en funcionamiento un recurso alojativo específico para personas con trastorno de espectro autista (TEA), y se han adaptado los ya existentes para adultos con discapacidad intelectual y graves trastornos de conducta, en función de las diferentes necesidades de apoyo de los usuarios”. Carlos Alonso señaló que “el Cabildo trabaja en esa línea de ofrecer una  atención especializada y personalizada a los usuarios".


El Cabildo financia este nuevo servicio conjuntamente con la Consejería de Políticas Sociales dentro del marco del Convenio de Atención a la Dependencia de la Comunidad Autónoma.  Alonso agradeció a los responsables de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios la apertura de estos nuevos servicios para personas con autismo, atendiendo a los requerimientos del IASS y a las necesidades de los padres.
                                                               
Por su parte, Juan Manuel de León ha manifestado su satisfacción por el interés del presidente del Cabildo Insular, “pues gracias a estas visitas podemos hacer visible la realidad y las necesidades de personas con estas necesidades especiales, que son nuestra razón de ser en la institución”.

Con motivo de la celebración del día del Fundador, el centro ha celebrado una Eucaristía en la Iglesia del hospital, que ha puesto el broche a la agenda de actos programados.


Una nueva unidad especializada en adultos con Autismo

Los responsables de San Juan de Dios han explicado que las personas con TEA o discapacidad intelectual, usuarios de esta aula, presentan grandes dificultades en su desarrollo social y carecen de habilidades comunicativas, además de presentar comportamientos poco flexibles que requieren de procedimientos y rutinas necesarias. Crear, pues, el contexto adecuado en la que ordenar estructuradamente la actividad y el desarrollo de los tiempos es un objetivo fundamental de la nueva unidad, objetivo que, sin duda, supone una mejora en la calidad de vida de estas personas.

En la parte práctica, gracias a esta nueva unidad, los residentes y usuarios podrán aprender habilidades relacionadas con la vida en el hogar que le permitirán aumentar su grado de autonomía, como son las cuestiones del aseo, alimentación y cuidados personales o programas de hábito del sueño.

Los profesionales de la unidad prestan especial importancia a la gestión de las emociones y el reconocimiento de la responsabilidad propia, puntos muy importantes para trabajar la seguridad y autoestima de los usuarios.

Las herramientas para poner en práctica una comunicación eficiente y las actividades relacionadas con el mantenimiento y aprendizaje de nuevas habilidades ocupacionales, como el manejo del dinero, del tiempo, la práctica de las habilidades lectoras y de la escritura, junto con el mantenimiento de las motricidades fina y gruesa ocupan una parte esencial en la programación de los profesionales que trabajan con usuarios y residentes con TEA en esta unidad.