Noticias

23/03/2018 - 11:54 General

La primera familia siria que recibe el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid), en el marco del Programa de Acogida e Integración para Solicitantes y Beneficiarios de Protección Internacional que ha puesto en marcha la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios con el apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ya está en la localidad madrileña.

Se trata de una familia de cinco miembros que abandonó su país de procedencia hace casi siete años debido a la guerra y que, durante este tiempo, ha vivido situaciones muy difíciles en el Líbano, desde donde han podido partir, finalmente, hacia España. Está previsto que el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos acoja a cuatro familias más en las próximas semanas y que reciba a un total de 60 personas durante el primer año del programa.

El equipo multidisciplinar de profesionales que ofrece una atención integral a las familias para apoyarlas en todas sus necesidades está formado por Juan Carlos Gil, coordinador del programa; Montse Gómez, trabajadora social; Elena Barbero, psicóloga; Gemma de la Guía, administrativa; y Mohamed Samadi, integrador social e intérprete.


Tres fases en 18 meses: acogida, integración y autonomía

El programa de atención a las personas refugiadas del Centro de San Juan de Dios de Ciempozuelos se desarrolla en tres fases (acogida, integración y autonomía) durante 18 meses. Se han establecido diferentes itinerarios de acompañamiento personalizados, orientados a la recuperación e integración social, empleando un modelo de abordaje equitativo que incluye acciones psicosociales y de salud mental e inmersión lingüística y cultural, así como escolarización de menores. Para ello, cuenta con la colaboración de las instituciones locales.

Con la llegada de esta primera familia, ya se ha puesto en marcha la fase inicial, la de acogida, en la que se pone a disposición de cada familia una vivienda que ha acondicionado el centro. En esta etapa, se proporciona a las personas refugiadas tanto asistencia psicosanitaria como legal y administrativa, con el objetivo de que puedan regularizar su situación como solicitantes de protección internacional. Además, se prestan servicios sociales, como la escolarización de los menores y el aprendizaje del idioma.

La segunda fase, la de integración, se centra en la empleabilidad de los miembros adultos, con el fin de que puedan acceder a un puesto de trabajo y al alquiler de una vivienda. Por último, en la fase de autonomía, se reforzarán las diferentes necesidades y se hará un seguimiento de la nueva vida de las personas refugiadas en su lugar de acogida, al que han llegado tras huir de una guerra que les ha obligado a abandonar sus países de origen por miedo a ser perseguidos.

El Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos y el Llar Sant Joan de Déu de Manresa (que recibió los primeros refugiados en noviembre del año pasado) son los primeros centros dentro de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en llevar a cabo en España el Programa de Acogida e Integración para Solicitantes y Beneficiarios de Protección Internacional, que prevé asistir a un total de 330 personas.