Noticias

17/07/2018 - 12:51 General

La Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas de Gran Canaria ha incorporado el uso generalizado de tecnología punta para potenciar la comunicación de sus usuarios con dispositivos tan modernos como el emulador de ratón a través de la mirada o la puesta en marcha de comunicadores simples como Big point o Big mack.

El uso de las Nuevas Tecnologías no es nuevo para la Ciudad San Juan de Dios en el entorno educativo y asistencial para el desarrollo de la atención a las personas con  discapacidad. Sin embargo, en los últimos meses 120 usuarios se están beneficiando de los sistemas de comunicación alternativa y de alta tecnología que han implementado y que facilitan el aprendizaje, logrando que alcancen más autonomía y que puedan comunicarse con mayor agilidad y éxito.

Además de los ordenadores portátiles, tabletas, pizarras digitales y pantallas táctiles, ha introducido dispositivos como el ratón de mirada, un emulador del periférico que permite que el usuario pueda mover el cursor a través del movimiento de sus ojos. Todo esto facilita que el usuario con graves limitaciones de movilidad pueda acceder con mucha más facilidad a las redes Sociales y que se introduzca en el mundo digital. Los pulsadores y teclados adaptados completan esta facilitación de acceso.

Otras medidas que favorecen la inclusión social de personas con diversidad funcional son la introducción del muro interactivo como herramienta multidisciplinar para fomentar el lenguaje oral, secuenciar actividades o elaborar agendas de anticipación. Comunicadores simples como el Big point o Big mack se han puesto en marcha para fomentar el habla y la escucha, ya que graban y reproducen mensajes o cualquier sonido, algo que está causando furor en las aulas por su fácil manejo y la diversión que entraña su uso.

Con todo ello, la Ciudad San Juan de Dios pretende facilitar las relaciones sociales y autonomía de sus usuarios y que estos puedan alcanzar la vivencia de experiencias sensoriales en entornos adaptados. La penetración de estos sistemas aumentativos de comunicación requiere de tres fases que comienzan por la de la valoración y entrenamiento en la sala de NN.TT., de manera que el usuario aprenda el uso del dispositivo que, en función de sus necesidades, le facilita en mayor medida el acceso al mundo digital. Una segunda fase de generalización de aprendizaje se lleva a cabo con talleres y práctica en las aulas y otros entornos del centro. Por último, la fase de generalización en el contexto familiar implica que el usuario disponga y haga uso de estos apoyos en todos los entornos, de manera que mejore la calidad de sus relaciones y la calidad de la vida familiar.