Noticias

20/12/2018 - 07:39 General

La Fundación La Caixa y la Orden Hospitalaria han firmado un acuerdo de colaboración gracias al que el centro Psicopedagógico San Juan de Dios de Tenerife se beneficiará del proyecto ‘Nos entendemos’, que implementa sistemas de comunicación aumentativa o alternativa de carácter visual a través de tablets.

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife y la Fundación la Caixa han firmado un acuerdo de colaboración que dotará al Centro Psicopedagógico de veinticinco tablets que favorecerán las competencias comunicativas de los usuarios así como la relación con su entorno.

El Centro Psicopedagógico San Juan de Dios cuenta con un grupo de 62 usuarios en régimen de residencia y centro de día. De ellos, en torno al 80% presentan dificultades en sus competencias de comprensión, niveles sensoriales, de objeto o de representación no verbal, con la consecuente dificultad en la expresión verbal. Estas personas presentan grandes problemas de comunicación y de conducta con mucha frecuencia.

Estos dispositivos móviles con capacidad para soportar aplicaciones de comunicación alternativa,  que contemplen imágenes reales, como fotos  o de contenido simbólico, mejorarán sus competencias comunicativas, según explica el gerente del Centro Psicopedagógico de Tenerife, Juan Manuel de León.

La coordinadora del Centro Psicopedagógico, Carolina Pérez, indica que el impacto de este proyecto, tendrá como ejes principales: aumentar las habilidades comunicativas y, por ende,  la conducta adaptativa. Además, contribuirá a la mejora de las competencias profesionales del personal de atención directa; a la implementación de prácticas con evidencia de eficacia relacionadas con apoyo conductual positivo en un porcentaje importante de los usuarios del Centro Psicopedagógico de San Juan de Dios en Tenerife; y a mejorar la gestión de los cambios, con anticipación de acontecimientos de la vida cotidiana.

Los beneficiarios directos serán todos los usuarios del centro que necesitan apoyos de este tipo y que aún no contaban con soportes de información adecuados, que son unas 25 personas con discapacidad intelectual. Por otro lado, se beneficia de una mejor comunicación todo el entorno de estas personas, unos 47 profesionales relacionados con la atención directa en el centro y las veinticinco familias de los usuarios.