Noticias

22/01/2019 - 14:30 General

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba lleva desde mediados de 2018 aplicando con éxito la técnica de enucleación prostática mediante láser holmium (HOLEP) para abordar, de manera eficaz y mínimamente invasiva, los problemas derivados del crecimiento de la próstata, lo que se conoce como hiperplasia benigna de próstata.

Esta técnica, desarrollada por el urólogo José Luis Carazo, de Uroavanz, es la más compleja y avanzada que existe en la actualidad para solucionar las dificultades derivadas del ensanchamiento de la glándula prostática, algo frecuente en los hombres al envejecer que provoca síntomas urinarios molestos, como el bloqueo del flujo de orina de la vejiga.

Según explica el doctor Carazo, este método, que actualmente solo ofrecen dos hospitales privados en el ámbito de la sanidad privada andaluza, y otros dos públicos, “la indicación es para pacientes con hipertrofia de próstata obstructiva, tanto benigna, como en pacientes con cáncer de próstata que tienen dificultades para orinar y en los que no se contempla la cirugía radical del cáncer. Además, está especialmente indicado en pacientes con próstatas de gran tamaño, con sobrepeso u obesidad y que tomen medicación anticoagulante o antiagregante sanguínea”.

Entre las ventajas de esta técnica están el menor sangrado, que permite retirar la sonda y dar de alta al paciente de forma precoz, así como la disminución en el tiempo de intervención quirúrgica.

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es la enfermedad más frecuente de la próstata, según recoge la ‘Guía Práctica del Cáncer de Próstata’ de la AECC. En este sentido, se estima que actualmente más de la mitad de los varones, a partir de los 60 años presentan, en mayor o menor grado, síntomas de esta patología y que una cuarta parte requerirá tratamiento quirúrgico antes de cumplir los 80.