Noticias

21/05/2019 - 14:23 General

La pequeña, que presentaba una deformidad en las piernas que le impedía caminar con normalidad, ha sido atendida por un equipo multidisciplinar.

El equipo de Traumatología del Hospital San Juan de Dios de Córdoba, encabezado por la doctora Verónica Arroyo, ha realizado con éxito una compleja intervención quirúrgica para corregir una avanzada deformidad en las piernas, causada por la enfermedad de Blount, a Pilar, una niña de 7 años procedente de Malabo.

En la intervención, que tuvo lugar el 3 de mayo, se procedió a la corrección de la tibia mediante osteotomía y colocación de un fijador ‘TL Hexápodo’, donado por MBA, que permitirá una rectificación de la deformidad de manera gradual, en unos 6 meses, tras los cuales este fijador será retirado. Como explica la doctora Arroyo, se trata de una cirugía complicada “sobre todo por la instalación del sistema que va vinculado a un software a través del cuál se va estableciendo, de manera paulatina, el grado de corrección de la tibia’.

Además del equipo de Traumatología, Anestesiología y enfermería de Quirófano han estado implicados los servicios de UCI y Pediatría del centro de la Orden Hospitalaria.

La enfermedad de Blount o tibia vara es una alteración del desarrollo que afecta al cartílago de crecimiento proximal de la tibia. Es poco frecuente y su etiología no es clara, aunque sí es más común en niños con ascendencia africana. La detección y tratamiento precoz, en este tipo de patología, es clave para una resolución óptima sin tener que recurrir a la cirugía, pero, en este caso, la enfermedad se encontraba en un estadio 4, muy avanzado, lo que estaba repercutiendo en el desarrollo normal de la movilidad y  en el día a día de Pilar.

Una suma de solidaridad

Al margen de la colaboración médica y el trabajo en equipo de los diferentes servicios del centro de la Orden Hospitalaria, la operación de Pilar, que en todo momento ha estado acompañada por su madre, ha sido posible gracias a una suma de solidaridad encabezada por la hermana Teresiana Olga Toro Egea, colaboradora en el colegio Virgen María que la institución teresiana tiene en Malabo. Esta religiosa, junto a su familia, inició los trámites y movilizó a un grupo de personas anónimas para hacer posible el traslado de la niña.
Por su parte, la Obra Social ‘Hermano Bonifacio’ del Hospital San Juan de Dios ha puesto a disposición de la familia todos los medios instrumentales y recursos humanos necesarios para hacer frente a esta intervención quirúrgica y a la total recuperación de la pequeña antes de regresar a su país.