Noticias

07/06/2019 - 13:01 General

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, desde el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos se ha querido recordar la importancia del trabajo conjunto, pero también individual, por la conservación de la salud del planeta.

Un centro con 200 años de historia requiere de un trabajo constante de modernización y de adaptación. Por este motivo, desde el Centro se trabaja cada día por introducir mejoras que contribuyan a la mejora del Medio Ambiente.

En sus instalaciones se dispone de vivero propio, un recurso fundamental para contribuir a la flora de los espacios y que todo el centro disponga de plantas y amplios jardines y se contrata a proveedores que cumplan los requisitos de compromiso con el Medio Ambiente certificado por diversos sellos de calidad.

Se dispone de imprenta propia donde el papel utilizado dispone de certificados de producto con etiqueta ecológica, igual que el usado por el personal del centro. Se han sustituido los fluorescentes convencionales por alumbrado  LED y se han cambiado todas las ventanas de aluminio por climalit para la mejora del aislamiento de los edificios.

Otro cambio importante ha sido el de la piscina, con la instalación de un clorador salino, lo que ha permitido disminuir el consumo de productos químicos, minimizando así de forma importante el impacto ambiental debido a su uso. Recientemente se ha comenzado a sustituir los productos de limpieza por productos con etiqueta ecológica y se ha dotado al centro de compactador de papel, lo que permite una mejor gestión de las toneladas de papel que requiere un centro de estas características.

En el Día Mundial del Medio Ambiente se hace necesario recordar que el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos es de las pocas instituciones que tiene concedido el certificado ISO 14001 y la acreditación EMAS.