Noticias

10/10/2019 - 13:27 General

El Centro Asistencial San Juan de Dios de Málaga se suma hoy a la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, bajo el lema ‘Conecta con la vida’, para dar visibilidad a la necesidad de desestigmatización y de integración social de estos pacientes.

“Aunque es muy habitual que tras los grupos de trabajo con nuestros pacientes, suceda, hoy queremos poner el acento en este gesto tan bonito y sencillo, como el de fundirnos en un abrazo al término de las sesiones, algo con lo que pretendemos simbolizar el bienestar que produce un abrazo entre iguales, máxime en una situación de enfermedad”, ha explicado el psiquiatra y director médico del San Juan de Dios, Diego Arenas.

Actualmente, el Centro Asistencial San Juan de Dios de Málaga, referencia en Salud Mental en Andalucía, atiende a 366 pacientes de los que el 35 por ciento pertenecen concretamente a la Unidad de Salud Mental. Todos los pacientes, en función de la evolución de su pronóstico y del nivel de autonomía que van adquiriendo, participan en programas de integración social, cuya máxima expresión se refleja en la pisos supervisados, unas viviendas que el centro posee en la ciudad de Málaga adaptadas para la convivencia de pacientes que han alcanzado un alto nivel de autonomía y su historial favorece ese grado inserción en la comunidad. El centro tiene cinco pisos en los que residen 21 pacientes, siempre bajo la supervisión de terapeutas que los ayudan con las labores del día a día.

El programa de ‘Acercamiento familiar’ es otra de las iniciativas que San Juan de Dios ha ideado para fomentar los lazos familiares entre pacientes que llevan una larga temporada en el centro y cuyas familias se encuentran en poblaciones algo alejadas. En estos casos, monitores y terapeutas se encargan de fijar visitas a sus lugares de origen y tratan de reorganizar la conexión entre ellos.

También acompañados por terapeutas y monitores, el centro lleva a cabo las ‘Salidas terapéuticas’, con las que se favorece el contacto de estos pacientes con actividades tan habituales como coger un autobús, controlar los cambios al pagar, practicar habilidades sociales, etc. En función del nivel de autonomía y del estado del paciente, estas salidas se pueden dar de manera autónoma para salir al gimnasio, a clases de inglés, etc.

‘Puro ocio’ es el programa de tiempo libre que el centro ha implementado para hacer que las tardes tengan espacios lúdicos, de manera que puedan merendar y compartir un rato de divertimento entre ellos y con los participantes que deseen sumarse.

El centro de San Juan de Dios ha impulsado también los ‘Talleres pre laborales’ con los que se pretende dotar a estos pacientes de unos conocimientos básicos de actividades que, en el futuro, pueden serles útiles a la hora de buscar empleo, como las funciones de operario de lavandería o jardinería.

El director médico del San Juan de Dios explica que “las enfermedades mentales son como cualquier otra enfermedad, y estos pacientes no tienen por qué permanecer apartados, sino todo lo contrario, siempre teniendo en cuenta la evolución de su pronóstico, su nivel de autonomía y necesidades de supervisión. Por ello, es bueno, sobre todo en estos días señalados, recordar que un tratamiento integral para los pacientes de salud mental no solo se basa en un correcto diagnóstico y en un abordaje farmacológico y psicoterapéutico, sino en potenciar espacios de interrelación entre las personas y en el hecho de favorecer el contacto emocional”.