Noticias

18/05/2020 - 10:58 General

El 80 por ciento de las obras del Archivo del Patrimonio-Arte psicológico del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos están realizadas por personas con trastorno mental.

“El arte es beneficioso para cualquier persona que sabe expresarse, y para quienes lo saben apreciar, porque supone relación e implicación entre artista y espectador. Para la salud mental, el beneficio no es económico, sino que es la expresión de su mundo interior plasmado en la pintura o en otras versiones (escultura, dibujos). Es una satisfacción personal”, explica Calixto Plumed, profesor de Psicología de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia San Juan de Dios-Comillas, y psicólogo de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

“Hoy 18 de mayo, en el Día Internacional de los Museos, que tiene por lema Museos por la igualdad: diversidad e inclusión, estamos hablando de personas diversas cuando nos referimos a personas con alguna limitación sea física o psíquica. Es tema de lenguaje, porque todos somos diversos y singulares”, reivindica.

En opinión del experto, el tema del arte se ha pasado por infinidad de aproximaciones diciendo y potenciando el arte de los “normales”, diferenciándolo del arte de los enfermos mentales. “Hemos hablado de Psicopatología del Arte, como si el arte tuviera alguna patología. Hay que matizar que el arte no está enfermo, sí puede estarlo la persona que lo produce. Pero el arte o lo es o no, según los cánones que apliquemos y la época en que vivamos”.

Archivo del Patrimonio-Arte psicológico

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, alberga en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (CSJD) el recientemente reformado Archivo del Patrimonio-Arte Psicológico, donde a lo largo de los más de 112 años de historia del centro asistencial se han reunido alrededor de 1.500 obras de las que más del 80 por ciento están constituidas por creaciones realizadas por personas con enfermedad mental grave. “Se trata de un espacio en el que la diversidad y la inclusión se ponen de manifiesto de manera contundente, ya que estos artista están o han estado ingresados en nuestro centro”, informa Gracia Polo, historiadora del Arte y trabajadora del CSJD.

En opinión de Calixto Plumed, creatividad y enfermedad mental no van unidas. Para el profesor de la EUEF San Juan de Dios-Comillas. “Por supuesto que cuando surge la enfermedad mental la creatividad sigue permaneciendo, y además se va tiñendo de algunos matices que van diferenciando los diversos cuadros de patologías: estados maníacos o depresivos, bipolaridad, psicosis, demencias, despersonalización…” explica.

Por la experiencia adquirida con las personas con enfermedades mentales, Calixto Plumed, diferencia a los artistas que han caído enfermos y tienen un estilo peculiar de producir según su experiencia y la vivencia de su propia enfermedad (sea en estado depresivo, en fase maníaca, con posible diagnóstico de esquizofrenia o paranoia… “Y se puede apreciar un deterioro  con la evolución de la propia enfermedad, llegando incluso a la despersonalización”) y los enfermos mentales que se expresan sencillamente por la pintura, dibujo, fotografía… reflejando su propio interior que tal vez no pueda encajar dentro de los patrones que otros llaman arte. “Ha de incluirse aquí lo reflejado por personas con discapacidad intelectual e incluso retraso mental”, específica.

El nuevo proyecto recoge perfectamente ese afán por integrar diferentes perspectivas a cerca de la enfermedad mental, supera los prejuicios sociales, y empoderar a la persona con trastorno mental crónico, para hacerle protagonista de su obra artística y su proceso creativo. “El arte prevalece, como expresión del ser humano, por encima del estigma”, señala Gracia Polo.

El Archivo del Patrimonio-Arte Psicológico ha sido concebido como un espacio que pretende comunicar, conservar y enseñar al público en general, el origen y el sentido de las obras aquí expuestas. Una escenografía que quiere incitar al debate, a no dejarnos indiferentes y generar inquietud en el visitante ante la contemplación de cada obra. Gracia Plo explica que todo lo expuesto gira en torno al visitante, ya que sin su reflexión, la transmisión educativa de los valores de la Hospitalidad o del tratamiento de la enfermedad mental a través de la terapia rehabilitadora, creativa o arteterapia, no tendría sentido.

Museos por la igualdad: diversidad e inclusión

Desde hace ya 40 años el objetivo del Día Internacional de los Museos, es concienciar sobre la importancia de los museos como medio para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas, así como para el desarrollo de la comprensión mutua, de la colaboración y de la paz entre los pueblos. Con el tema “Museos por la igualdad: diversidad e inclusión”, el Día Internacional de los Museos 2020, tiene como objetivo convertirse en un punto de encuentro para celebrar la diversidad de perspectivas que conforman las comunidades y el personal de los museos, así como promover herramientas para identificar y superar los prejuicios en lo que los museos muestran y en las historias que cuentan.

El Centro San Juan de Dios ha participado con muchas de sus obras en exposiciones dentro de Museos nacionales y en Universidades y otras instituciones como la Real Academia Nacional de Medicina y Diputaciones, que van incluyendo la producción de las personas que han podido ser consideradas diversas. “Pero aún queda un gran camino por recorrer porque aún nos queda madurar mucho en la aceptación de que todos somos ciudadanos con los mismos derechos” reivindica el psicólogo de la Clínica Nuestra Señora de La Paz.