Noticias

23/07/2020 - 13:12 General

El Presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha visitado el edificio que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Las Palmas de Gran Canaria está rehabilitando en Zurbarán para transformarlo en un recurso asistencial para personas con gran dependencia a causa de patologías de salud mental. Más imágenes en Flickr.

El Cabildo y la Orden Hospitalaria quieren, con la futura puesta en marcha de este centro, dar respuesta a la necesidad que existe en la Isla de atender una demanda social creciente, como son las plazas residenciales para estas personas. Por este mo-tivo, el compromiso del Gobierno Insular con la realidad de estos pacientes ha fomen-tado la colaboración con San Juan de Dios para la financiación de los trabajos de mejora y adecuación de este edificio, cedido por el Obispado de la Diócesis Canaria.

La rehabilitación de este edificio supondrá la conversión del mismo en un centro de atención y asistencia para 60 personas en situación de gran dependencia por motivos de salud mental, una labor histórica de la Orden Hospitalaria en Gran Canaria y en el mundo, por tratarse de uno de los pilares fundamentales de su atención desde su creación, hace casi cinco siglos, en Granada. El centro, que consta de cinco plantas y semisótano, tiene una superficie construida de 1.440 metros cuadrados que estarán destinados a habitaciones, zonas comunes, salas y gabinetes de rehabilitación y talleres y zonas de recreo. El planteamiento de la reforma se centra en convertir el edificio en un centro de vanguardia, capaz de ofrecer unas modernas instalaciones que den una respuesta solvente a las necesidades los residentes desde un punto de vista sanitario, asistencial y terapéutico.

Por su parte, el gerente de San Juan de Dios ha agradecido esta colaboración al Ca-bildo grancanario, destacando que “se trata de una misión que como sociedad tene-mos, la de asistir y mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familias, y agradecemos mucho que el Cabildo haya confiado a la Orden esta tarea, tarea que llevamos muy a gala y que en otros centros de la península, como el de Málaga o el de Ciempozuelos, venimos desarrollando desde hace un siglo con altos estándares de calidad y procurando una atención de excelencia hacia las personas con estas patologías”. Esma ha señalado también la importancia de acometer esta labor que “persigue una inclusión social de estas personas en la comunidad, siempre bajo la guía y tutela de nuestros profesionales, que son quienes nos convierten en referentes en la atención hacia los más vulnerables”.

Los trabajos que se están acometiendo vendrán también a poner en valor a este edifi-cio, que actualmente se encuentra en mal estado de conservación, lo que supone una mejora urbanística para el entorno urbano de la ciudad. Por otro lado, se prevé que, una vez entre en funcionamiento, la Orden empleará a veinticinco nuevos profesionales para atender este recurso.

La dirección de la Orden ha tenido también palabras de agradecimiento para el Obis-pado, “por la cesión de un edificio que vendrá a dar servicio a una parte de la pobla-ción a quien no podemos dejar atrás”.