Noticias

04/09/2020 - 13:34 General

La Unidad de Nutrición, Metabolismo y Composición Corporal del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha ampliado su cartera de servicios incorporando la alimentación saludable como elemento de mejora de la salud en situaciones como el embarazo, la tercera edad, determinadas enfermedades crónicas o tras una intervención quirúrgica. 


“En el ámbito de la clínica y la actividad hospitalaria los aspectos nutricionales en relación con la enfermedad y los procesos de recuperación han adquirido cada vez más importancia. Esto plantea intervenciones nutricionales a muchos niveles que pueden interferir de forma favorable en la evolución de los pacientes”, asegura Antonio Escribano Ocón, responsable de esta consulta junto a Antonio Escribano Zafra, quien también forma parte de la Unidad de Nutrición.

En este sentido, explica el doctor Escribano, se realizarán estudios detallados y personalizados, con las técnicas más avanzadas, que contribuyan a diseñar una estrategia alimentaria y nutricional adecuada a cada uno de los pacientes.

A nivel de embarazo y lactancia, por ejemplo, se darán recomendaciones nutricionales para afrontar estos periodos de la mujer, y pautas de control de peso durante el mismo o recuperación tras dar a luz. Además, se establecerá tratamiento dietético de sobrepeso y obesidad para aquellas mujeres que lo necesiten.

Para enfermedades como la hipertensión arterial; diabetes; dislipemias; enfermedades pulmonares o cardiológicas crónicas; oncológicas; enfermedades metabólicas o enfermedad renal crónica también se diseñarán modelos de alimentación específicos que contribuyan a mantenerlas a raya. Lo mismo que en el ámbito de la nutrición en el paciente geriátrico, traumatológico o quirúrgico, a quienes a través de una dieta individualizada se le podrán prescribir requerimientos para optimizar la cicatrización y los estados de inflamación.

Laboratorio de nutrición deportiva

Además de estas consultas, que se suman a la habitual sobre sobrepeso y obesidad, esta unidad cuenta con un ‘laboratorio’ para el estudio, valoración y desarrollo del deportista. “El nivel del deporte actual precisa una atención detallada de aspectos metabólicos, bioquímicos, nutricionales e incluso genéticos que se hacen imprescindibles para la gestión, desarrollo y optimización del deportista”, apunta Antonio Escribano. 

Es por ello que este laboratorio incluye el análisis de composición corporal mediante biompedanciometría octopolar mutilfrecuencia; el análisis de metabolismo basal mediante analizador de gases (calorimetría indirecta) o el diseño de una dieta para la competición y el entrenamiento, así como el cálculo del peso óptimo de competición con la última tecnología para realizar estos cálculos.

Todos los estudios y tratamientos que se pondrán en marcha desde esta unidad tienen como base los siguientes parámetros y se establen en base a ellos: valoración de la composición corporal; estudio metabólico basal; valoración del estado de hidratación y, en el caso de los deportistas un estudio bioquímico, hormonal y genético.