Noticias

12/07/2021 - 11:18 General

El Hospital San Juan Grande de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha incorporado recientemente el servicio de teledermatología de la mano de DermaQ, un equipo de dermatólogos con más de 10 años de experiencia en atención dermatológica mediante telemedidicina.

Se trata de un servicio de dermatología finalista, es decir, no solo diagnostica lesiones o problemas en la piel mediante imágenes, sino que prescribe el tratamiento y si es necesario intervenir quirúrgicamente, se procede en un corto espacio de tiempo en los propios quirófanos del hospital.

La ventaja de la teledermatología en estos momentos reside en la inmediatez del diagnóstico y del tratamiento, ya que mediante este sistema, el paciente acude al Hospital o al centro periférico de San Juan Grande, en Jerez, le toman la imagen clínica de su lesión y en un plazo inferior a las 48 horas, el equipo de dermatólogos ha resuelto el diagnóstico y se lo ha comunicado. Este modelo de asistencia permite una detección muy precoz de lesiones malignas, como pueden ser el cáncer de piel, algo fundamental en provincias como la gaditana, donde la exposición al sol es muy intensa por el acceso a la costa.

En poco más de dos meses desde su funcionamiento en el Hospital San Juan Grande, el servicio de teledermatología, formado por los especialistas Almudena Fernández Orland, Lara Ferrándiz y Teresa Ojeda, ha recibido 600 consultas mediante este modelo.

La prevención y el diagnóstico precoz: claves contra el melanoma

El factor desencadenante del cáncer de piel es la quemadura solar, sobre todo las que se producen en la infancia. Por ello, es tan importante que en comarcas como la andaluza, en la que existe una gran exposición al sol y una gran incidencia de este tipo de lesiones, se extienda la necesidad de hacer uso de protectores solares, de no tomar el sol muchas horas seguidas y que, cuando se haga, sea haga evitando las horas centrales del día.

El diagnóstico precoz es también fundamental para hablar de un buen pronóstico. Los lunares van apareciendo durante la infancia y la adolescencia. Por ello, superados los 35 o 40 años, cualquier lunar nuevo que pueda aparecer o cualquier cambio que pueda sufrir un lunar ya existente debe ser puesto en conocimiento del dermatólogo para estudiar el motivo y poder concretar un diagnóstico con rapidez.

Lesiones más frecuentes

De entre el total de consultas que recibe este servicio de teledermatología, el 10 por ciento se relaciona con alguna forma de cáncer de piel. Sin embargo, los diagnósticos más frecuentes suelen ser lesiones pigmentadas como nevos, queratosis seborreicas o lentigos que pueden crear confusión o alarma por su parecido, en ocasiones, con el cáncer de piel. Además, un buen número de pacientes acuden por motivos de acné, eccemas, dermatitis atópica, infecciones provocadas por hongos, soriasis o problemas del cabello, problemas dermatológicos en cuyo tratamiento el equipo dermaQ Salud Digital cuenta con amplia experiencia.