Historia

 

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios se asentó en Córdoba en 1935 con el Hogar y Clínica de San Rafael y la inestimable labor del Hermano Bonifacio. Por aquel entonces, el centro comenzó su trabajo al lado de los más vulnerables: niños con secuelas de la polio y enfermedades diversas. Ya desde el principio, la clínica contaba con una comunidad de hermanos y un cuerpo facultativo para atender a los pacientes y procurar su recuperación en una doble vertiente, física y espiritual.

Con la desaparición de estas enfermedades y los avances médicos y tecnológicos, en los años 60, el centro hospitalario comienza a transformarse y adaptarse a las necesidades de la población cordobesa. De este modo, la clínica inicia su crecimiento en servicios y especialidades médicas y una transformación, también a nivel de infraestructuras, que tendrá dos importantes puntos de inflexión con sendas reformas y ampliaciones: una a mediados de los 90, que propiciaría su actual denominación como Hospital San Juan de Dios, y otra en 2013 que ha supuesto la consolidación del centro como hospital general.

Imagen de la fachada original del hospital San Juan de Dios de Córdoba en blanco y negro, en la que puede verse la glorieta central y algunas diferencias con la actual fachada en las terrazas y disposición de la plaza de acceso al edificio principalDetalle de la fachada original del hospital San Juan de Dios de Córdoba en la actualidad, en la que puede verse la puerta de entrada, y la característica estatua de San Juan de Dios junto a las escaleras de acceso a la plaza principalImagen de detalle del edificio nuevo que se inauguró en 2014 del hospital San Juan de Dios de Córdoba. El edificio aparece iluminado y destacan sus critaleras y parte de espejos donde se refleja el resto de instalaciones