Medicina intensiva (UCI)

 
Equipo médico:
  • José Carlos Igeño Cano
  • Francisco Miguel Sánchez Silos
  • Alberto de San José Bermejo Gómez
  • Luis Bartolomé Yáguez Mateos
  • Francisco Rivera Espinar
  • Tania Amat Serna
La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pertenece al Servicio de Medicina Intensiva. En ella trabaja un equipo compuesto por médicos especialistas en medicina intensiva (intensivistas), enfermeras y auxiliares de enfermería expertos en cuidados intensivos.
Se encarga de la vigilancia, tratamiento y cuidados de pacientes en estado crítico cuya vida está en peligro, así como de pacientes potencialmente críticos, bien por haber sufrido una intervención quirúrgica muy agresiva, o por padecer una enfermedad que durante las siguientes horas o días puede afectar a su organismo de manera aguda y severa.
La UCI puede proporcionar desde una vigilancia y monitorización intensivas en los casos menos graves, hasta el soporte vital y la sustitución transitoria de la función de varios órganos en los casos más severos.
 
Servicios que presta
 
La UCI atiende 24 horas ininterrumpidamente, los 365 días del año, a pacientes de todas las especialidades, tanto médicas como quirúrgicas. Proporciona un servicio de soporte y apoyo a los pacientes y profesionales de todos los servicios del hospital, desde Urgencias hasta los quirófanos, pasando por maternidad, medicina interna, cardiología, cateterismo cardíaco, radiología intervencionista, digestivo, neurología, etc.
En la UCI se tratan enfermedades como: sepsis, shock, infarto agudo de miocardio, ICTUS, neumonía grave, postoperatorios de cirugías complejas (como los trasplantes de órganos), patología grave de la embarazada, politraumatizados por accidentes, pancreatitis, arritmias malignas, hemorragias severas, y todo aquello que pueda poner en peligro la vida de una persona.
En esta unidad, se trata de estabilizar a los pacientes graves con un tratamiento intensivo mientras se soluciona la causa de su enfermedad, utilizando para ello todos los medios tecnológicos y humanos que existen en la medicina actual. Igualmente, detectamos de forma precoz a aquellos pacientes que comienzan a mostrar signos de inestabilidad, consiguiendo con ello tratarlos también de manera precoz y así disminuir la aparición de complicaciones graves y muertes potencialmente evitables. Por ello, en la comunidad médica, actualmente se ha pasado a considerar la UCI, como un lugar que regala vida.
 
 

Técnicas y/o tratamientos que se aplican:

  • Reanimación cardiopulmonar avanzada.
  • Técnicas de soporte vital y sustitución funcional de órganos.
  • Monitorización hemodinámica avanzada.
  • Ventilación mecánica invasiva y no invasiva.
  • Hemodiálisis continua.
  • Monitorización cerebral.
  • Colocación de marcapasos transitorios.
  • Soporte cardíaco con balón de contrapulsación intraaórtico.
  • Cateterización de vías venosas centrales y arterias.
  • Traqueotomía percutánea mínimamente invasiva.
  • Drenaje de colecciones en órganos vitales.
  • Soporte nutricional complejo.
  • Ecografía multimodal.
  • Fibrobroncoscopias.
  • Sedación de pacientes para procesos endoscópicos.

La UCI del hospital San Juan de Dios se diferencia y caracteriza por tres aspectos fundamentales:

  • Humanización de los Cuidados Intensivos: Ponemos a las personas en el centro de nuestra atención procurando una atención cálida y acogedora que cuide del bienestar del paciente y su familia con: UCI de puertas abiertas con horarios flexibles, participación voluntaria de las familias en los cuidados, cercanía y conocimiento de la vida de los pacientes y sus familias, información continuada y comprensible, boxes individualizados con imágenes de la naturaleza (Proyecto “Más allá de la pared”), musicoterapia, televisión en los boxes y posibilidad de usar el teléfono móvil, ordenador, etc. Información telefónica a las familias a primera hora de la mañana sobre como ha pasado el paciente la noche. Paseos fuera de la UCI a los pacientes que van a estar más días ingresados para así aliviar su estancia, etc.   
  • Servicio de Medicina Intensiva extendida: Los pacientes dados de alta de la Unidad, si han estado varios días ingresados, crean una gran dependencia del equipo de la UCI. Por ello y para facilitar su desconexión gradual de esta, siguen siendo visitados por el equipo de intensivistas una vez están en planta, con el fin de facilitar su desconexión de la UCI. Además, de esta forma, detectamos precozmente cualquier signo de empeoramiento y podemos iniciar medidas efectivas que lo detengan y reviertan, evitando un nuevo ingreso en UCI u otras complicaciones.  
  • Uso avanzado de la ecografía: Esta es una UCI con un nivel alto en el uso e interpretación de la ecografía cerebral, cardíaca, pulmonar, abdominal y vascular. La ecografía es una técnica inocua: no causa ningún daño porque no emite radiación. Con su utilización  disminuimos el uso de aparatos invasivos, evitando dolor al paciente, disminuimos la necesidad de realizar radiografías o TAC y canalizamos vías venosas con visión directa evitando fallos y repeticiones innecesarias de las punciones.

Actividad formativa: entre nuestros intensivistas se encuentran instructores nacionales de resucitación cardiopulmonar e instructores internacionales de cuidados críticos y ecografía del paciente crítico, desarrollando una labor docente tanto en nuestro Hospital como en otros, incluso en otros países.