Noticias

 

25/03/2020 - 12:01 General

El San Juan de Dios se alía a las nuevas tecnologías para continuar cuidando de sus pacientes en casa

En la imagen, se ve a una de las fisioterapeutas de la Unidad de Tráfico en uno de los vídeos explicativos puestos en marcha para que los pacientes continúen su tratamiento en casa, durante la cuarentena por coronavirus

A pesar de las restricciones en la actividad asistencial derivadas del estado de alarma provocado por la pandemia del Covid-19, el Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha dado continuidad a algunos de sus servicios para los pacientes gracias a las nuevas tecnologías. En este sentido, los usuarios de la Unidad de Tráfico, del Área Materno-Infantil y de Atención Temprana pueden continuar con su tratamiento o accediendo a determinadas prestaciones online.

En el caso de los pacientes de la Unidad de Tráfico, se han habilitado una serie de vídeos en la página de Facebook del Hospital y en su canal de Youtube, divididos por zonas y dolencias, en los que las fisioterapeutas de este servicio dan las pautas básicas para que los usuarios puedan continuar con su rehabilitación desde casa.

Por su parte, las sesiones de educación maternal, abiertas a todas las madres que hayan dado a luz en el centro, que habitualmente se celebraban los miércoles en el Hospital, mantienen su frecuencia y actividad, pero desde el canal de Instagram de ‘Comat Matronas’ en el que se continuarán solventando las dudas sobre la crianza de los bebés a las familias que así lo deseen todos los miércoles a las 11.00 mientras dure la cuarentena.

Finalmente, también desde el Centro de Atención Infantil Temprana  se han puesto los medios necesarios para realizar una atención telemática a las familias que así lo deseen. Esto incluye seguimiento telefónico; envío de pautas adecuadas a cada menor mediante email; vídeos tutoriales a demanda y vídeo llamadas.

Desde que se declarara el estado de alarma, con la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha visto restringida su actividad asistencial, con la suspensión de las consultas externas, pruebas y técnicas diagnósticas no urgentes e intervenciones quirúrgicas no urgentes. Las Urgencias continúan desarrollando su actividad a pleno rendimiento, así como también el seguimiento de embarazo, los partos y determinada actividad oncológica.