Apoyo a tutelados sin recursos

Desde la constitución de la Fundación se ha ido ampliando su actividad, tanto en el ámbito geográfico, como en la solución de nuevas necesidades detectadas en los usuarios de los distintos centros.

La Fundación da respuesta a estas necesidades, tutela a personas incapacitadas mediante sentencia judicial y, como representante legal, está obligada a velar tanto por la persona como por los bienes e intereses económicos de las mismas. Dado que el índice de pobreza de las personas con discapacidad es un 70% superior a la media, en algunos casos la Fundación se encarga de proveer a estas personas en sus necesidades básicas no cubiertas. Durante el ejercicio 2017, la Fundación ha hecho frente a determinados gastos calificados como prioritarios que algunas personas tuteladas no han podido sufragar por falta de recursos económicos.

Ante el aumento de necesidades por parte de los centros asistenciales de la Orden Hospitalaria y con el objetivo de mejorar la calidad de vida y atención de nuestros tutelados, entendemos necesario el mantenimiento y la ampliación del proyecto que venimos desarrollando, para poder dar cobertura al creciente colectivo susceptible de tutela que los centros hospitalarios y asistenciales de la Orden posee en el ámbito territorial de la Fundación.

Dentro de nuestro Proyecto, la Fundación realiza las siguientes actividades:

  • Planificación de actividades de ocio y tiempo libre. Dentro de los programas contemplados se da prioridad a las actividades de ocio como derecho de las personas con discapacidad y como indicador de calidad de vida. Están orientadas hacia la normalización y la participación de nuestras personas tuteladas en la comunidad y se incluirán en los Planes de atención individual (PAI).
  • Gestión de salidas terapéuticas y acompañamientos hospitalarios urgentes. Asimismo, velamos por el bienestar personal y de salud implicando a otros profesionales en la asistencia y acompañamiento, cuando así lo requieren, en otros centros como hospitales y en salidas recreativas. Estos acompañamientos son gestionados por la Fundación y se realizan con personal voluntario o especializado, según el perfil de cada usuario.
  • Gestionar otras necesidades de nuestros tutelados. Entre ellas, destacamos el acceso a tratamientos odontológicos o la de reposición material ortoprotésico y sanitario específico.