Avanzamos en ...

Una ventana a la evolución quirúrgica de los familiares

El Hospital San Rafael de Granada acaba de poner en marcha un sistema de información para que los familiares de pacientes que van a someterse a una intervención quirúrgica estén informados en tiempo real de su evolución a través de pantallas instaladas en distintos puntos del centro.

Marga Ferrándiz

La espera durante la intervención de un ser querido suele ser uno de los peores trances que se vive en un hospital. Los familiares se despiden del paciente antes de empezar la cirugía y, generalmente, no vuelven a saber nada de él hasta que, una vez finalizada, el médico puede salir a informarles sobre el proceso quirúrgico.

Conscientes del padecimiento que esto supone para los familiares e intentando mejorar su situación, el equipo del Hospital San Rafael ha implantado desde principios de año un sistema informativo que actualiza en tiempo real los datos sobre el avance del paciente.

Así, los familiares saben al momento si el paciente se encuentra en la sala pre-quirúrgica preparándose para el quirófano, dentro del quirófano o si ya ha terminado la intervención.

También se informa sobre el estado de los pacientes cuando pasan a reanimación o cuando van a recibir el alta, tanto si es domiciliaria como si van a ser derivados a planta, indicando el número de habitación en la que serán ingresados.

En la primera fase de implantación se han instalado pantallas en las salas de espera de quirófanos y en la cafetería del hospital. Así, los familiares pueden moverse sin temor a no enterarse de cuándo termina la operación.

Entre los primeros usuarios, se destaca la utilidad y la fluidez de este nuevo sistema que les proporciona mucha más información y les ayuda a mantenerse conectados al proceso quirúrgico sin necesidad de sentirse atados a la sala de espera.

Esta medida es fruto de la búsqueda constante de medidas que sirvan para mejorar la estancia en el hospital de los pacientes y sus familias que se realiza desde el centro. Para conseguirlo, trabajaron conjuntamente el área asistencial y los servicios informáticos de San Juan de Dios.

Códigos para preservar la privacidad

En las nuevas pantallas, los pacientes son identificados mediante un código alfanumérico que se facilita a los familiares en el proceso de admisión al centro. Así se garantiza en todo momento la confidencialidad, ya que únicamente la familia sabe quién se esconde tras esa combinación de letras y números.

Próximos pasos en la implantación

En breve se abordará la segunda fase del proceso de implantación de este sistema, instalándolo en la sala de endoscopia, de manera que los allegados de los pacientes que se encuentren en el circuito de pruebas de digestivo, también accedan cómodamente a la información.

La tercera y última fase dentro de este centro hospitalario consistirá en la instalación de pantallas en las habitaciones de los pacientes, sobre todo en especialidades como traumatología y cirugía general, para que los familiares que lo deseen puedan permanecer en la habitación y recibir allí toda la información.