Avanzamos en ...

Rumbo al e-health para mejorar la accesibilidad de los pacientes con EII

Situar al paciente en el centro de la asistencia sanitaria se ha convertido en el día a día del profesional sanitario, si bien es cierto, que determinados procesos de salud de gran impacto para la calidad de vida de los pacientes obligan a dar una vuelta de tuerca más a la engrasada maquinaria de la ‘humanización de la asistencia’. En eso creen firmemente un grupo profesionales del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe que comenzaron en 2013 a plantearse cambios sustanciales en la forma de atender a las personas que padecen enfermedad intestinal inflamatoria (EII) y que han conseguido acortar el camino hacia el e-health, innovando en este circuito asistencial a través del uso de las TIC.

Esther Parejo

La enfermedad inflamatoria intestinal es un conjunto de enfermedades que afecta al tubo digestivo provocando procesos inflamatorios en alguna de sus partes de forma crónica. Engloba tres trastornos, la colitis ulcerosa (CU), la enfermedad de Crohn (EC) y las colitis microscópicas. Se trata de una enfermedad crónica, de larga evolución que causa una gran inestabilidad clínica de los pacientes que la padecen lo que condiciona su impacto a nivel social, psicológico, sanitario y económico.

Estos aspectos clínico-sanitarios y sociales, impulsaron a un grupo de profesionales del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe a desarrollar un equipo multidisciplinar que abarca distintas especialidades médicas y de enfermería, trabajo social y psicología para la atención integral y calidad de estos pacientes.

La idiosincrasia de esta enfermedad provoca la necesidad de estos pacientes de recibir atención reglada y evitar que acudan a urgencias en caso de empeorar los síntomas ya que esto no garantiza el acceso al especialista. Así desde 2013 este grupo de trabajo comenzó a trabajar para ofrecer a sus pacientes la posibilidad de acceder, a través de un buzón virtual, a los especialistas de la Unidad de Digestivo y a su enfermera referente en EII para poder consultar sus dudas en caso de padecer un brote o frente a cambios en el tratamiento.

“Lo más novedoso del proyecto es que se basa en el paciente y  sus necesidades, ofreciéndoles una herramienta tecnológica que mejora notablemente su accesibilidad al sistema y a su especialista, minimizando los tiempos de espera en estos pacientes que presentan dudas importantes o sufren una reagudización de su patología intestinal”, afirma Yolanda Torres especialista en digestivo y responsable médico del proyecto.

“El paciente cuenta con un buzón web al que puede acceder desde su casa, una vía de comunicación ágil y directa con el servicio de digestivo mediante una plataforma digital, operativa los 365 días del año y que podrá usar en situaciones urgentes. Estas consultas se responden dentro de las siguientes 24 horas, ofreciendo una solución telemática o citando de forma preferente al paciente si fuera el caso”, continúa explicando la Dra. Torres.

Desde la puesta en marcha de este circuito, más del 60% de las consultas online recibidas de estos pacientes eran realizadas en situaciones de inestabilidad susceptibles de ingreso hospitalario si no se hubiera intervenido con rapidez.  El análisis de los resultados en salud muestra una reducción del 93% de las hospitalizaciones en pacientes que usaron el buzón web y que en el año anterior habían necesitado ser ingresados.

El proyecto, que sigue en desarrollo, incluye la implementación de un portal web, que servirá de apoyo al paciente y a su familia en la comprensión y manejo de su enfermedad desde una perspectiva biopsicosocial. Esta web, tendrá dos funciones principales, facilitar la búsqueda de información y ofrecer recursos para la formación de los pacientes y/o familiares. Todo ello se ve complementado con recursos y herramientas que buscan empoderar al paciente y hacerle partícipe de su proceso de salud como los talleres de pacientes expertos que ya se están llevando a cabo en el centro.

El futuro de este circuito pasa por activar herramientas basadas en big data que incorporen a través de distintos algoritmos respuestas directas y automáticas a la mayoría de los casos revisados por el grupo de apoyo a la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). “Este novedoso uso de las tecnologías aplicado a la asistencia sanitaria, ofrece los recursos necesarios para capacitar al paciente en su enfermedad crónica de una forma ágil y ordenada y sensibiliza a las familias en la comprensión para estimular el soporte familiar”, explica Adriana Rivera,  enfermera referente de enfermedad intestinal inflamatoria del centro.