Celebración

Construyendo el futuro de la Hospitalidad

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios inició el pasado 14 de enero en Roma su Capítulo General de 2019, un encuentro de más de tres semanas celebrado en Villa Aurelia, un centro de los Padres Honianos. Allí y bajo el lema `Construyendo el futuro de la Hospitalidad´ los 78 capitulares, acompañados de otros hermanos y colaboradores invitados, se reunieron para reflexionar sobre el futuro de la Orden y elegir a su próximo Gobierno.

Marga Ferrándiz

“Construir la hospitalidad mirando al futuro implica para todos nosotros renovar cada día nuestra vocación, acogiendo la llamada del Señor y el envío que nos hace a la misión de la hospitalidad, sirviendo a los pobres, enfermos y necesitados” señalaba en el discurso de clausura del Capítulo General de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios el recientemente reelegido superior general de la Orden, Jesús Etayo O.H. “Necesitamos construir y volver a construir en cada momento las formas y los modos de responder a los desafíos y a las necesidades que se nos plantean para que nuestra Orden y nuestra familia hospitalaria esté siempre lista y dispuesta”, indicaba.

El pasado 5 de febrero se clausuraba en Roma el 69º Capítulo General de la Orden Hospitalaria, un encuentro que se celebra cada seis años y que sirve para reflexionar de forma profunda sobre la realidad de la Orden y el camino a seguir en el sexenio siguiente.

En los 24 días que ha durado este Capítulo se han aprobado más de 72 propuestas por parte de los 78 capitulares, que provenían de más de 30 países diferentes y que han marcado líneas de acción comunes que, posteriormente, tanto el nuevo Gobierno General como los Superiores Provinciales, se encargarán de implementar para que formen parte de un plan de acción a nivel general, regional y local.

“El Capítulo que ahora clausuramos ha sido una rica experiencia de universalidad, fraternidad y hospitalidad” concluyó el hermano Jesús. “Es verdad que los desafíos son muchos pero también es cierto que la gracia y el don que el Señor renueva cada día en nosotros, nos dará la fuerza para afrontarlos. Ahí estará la clave, en no cerrarnos en nosotros mismos ni en nuestras limitaciones, sino en vivir con entusiasmo y entrega nuestra vocación sirviendo a la Iglesia de Jesucristo desde nuestro carisma y misión”.

Audiencia del papa

El 1 de febrero, los participantes en el 69º Capítulo General de los Hermanos Hospitalarios fueron recibidos por el papa Francisco, quien les invitó a centrar la atención en tres temas: discernimiento, cercanía-hospitalidad y misión compartida.

En su discurso, el sumo pontífice animó a los hermanos a ampliar su servicio creando redes samaritanas en favor de los más débiles, con atención particular a los enfermos pobres. También les pidió que sus casas sean siempre comunidades abiertas y acogedoras para globalizar una solidaridad compasiva.

En nombre de todos los hermanos y miembros de la familia, el superior general agradeció la invitación a la audiencia papal y el testimonio de fe y servicio allí recibido.

“Vivir y practicar la hospitalidad es nuestra forma de ser en la Iglesia, para la Iglesia y para el mundo. En estos tiempos de la globalización y de las migraciones: la respuesta social, humana, ética y religiosa justa para nuestro mundo actual es la hospitalidad, que en nuestra Orden se representa a través de la granada. Por esta razón, queremos ofrecerle un árbol, un granado, que nos gustaría fuese plantado en algún lugar de los jardines del Vaticano”, señaló.

10 datos sobre el Capítulo General

  • 78 hermanos participaron en este Capítulo General
  • Proceden de 30 países
  • El más joven tiene 34 años
  • El más mayor tiene 85 años
  • Se celebra cada 6 años
  • La Orden está presente en 54 países
  • Realiza 454 obras sanitarias, sociales  y médico-sociales
  • Se han sumado 3 hermanos y 23 colaboradores invitados
  • Representan a 60.000 colaboradores y 30.000 voluntarios de la Orden
  • La Orden está formada por 1061 hermanos de 51 nacionalidades diferentes

 

Jesús Etayo Arrondo, reelegido superior general de la Orden

Nacido en Fustiñana, Navarra, en mayo de 1958, procede de la Escuela Apostólica de Zaragoza. El 12 de octubre de 1983 emitió la profesión solemne en Zaragoza y el 21 de septiembre fue ordenado presbítero en su pueblo natal.

Es diplomado en Enfermería y realizó los estudios de Teología con la espacialidad de Vida Consagrada. También tiene un Postgrado en Pastoral y un Master europeo de Bioética.

Fue consejero provincial durante varios periodos y superior provincial de 1995 a 2001. En el Capítulo General celebrado en 2006 fue elegido consejero general y en noviembre de 2012 fue elegido por primera vez superior general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, cargo que ha renovado tras ser reelegido en este último Capítulo General.