Entrevista

Juan M. Arribas y Carlos López: “Trabajamos por una Fisioterapia de calidad y humanizadora”

  • En los 25 años de vida de la Escuela de Fisioterapia ¿qué cambios ha experimentado?

Juan M. Arribas: Desde la incorporación a la Escuela de los estudios de Diplomado en Fisioterapia en 1993 se han producido dos hechos relevantes. En ese momento la Escuela disponía de dos unidades docentes, la de San Rafael en Madrid y la de San Juan de Dios en Ciempozuelos. Los estudios de fisioterapia se impartieron en la primera hasta el año 2009. Posteriormente,  y hasta hoy, pasaron a impartirse en la Unidad Docente San Juan de Dios. Este hecho coincide con la adaptación de los estudios universitarios al Espacio Europeo de Educación Superior, iniciándose los estudios de Grado en Fisioterapia. Los estudios de Grado han supuesto el acceso de los graduados a la formación postgrado de máster universitario, lo que ha permitido a la Escuela ampliar la oferta formativa al segundo ciclo de estudios universitarios a través del Máster de Biomecánica y la Fisioterapia Deportiva. La incorporación de los estudios de grado y máster ha supuesto un incremento de recursos humanos y materiales así como una ampliación de las instalaciones que han permitido dar servicio a la docencia práctica y a la investigación.

  • ¿Qué rige la enseñanza de Fisioterapia en este centro?

Carlos López: La enseñanza de Fisioterapia en este centro se rige por la Humanización. A través de una formación rigurosa, basada en la evidencia científica y en continua actualización, junto con los principios fundamentales de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, pretendemos dotar a los estudiantes de las herramientas necesarias para mejorar la calidad de vida de las personas, con un enfoque centrado en el paciente que atienda sus necesidades de salud a todos los niveles.

  • ¿Qué la hace especial en San Juan de Dios y diferente del resto de universidades

CL: Para nosotros hay dos cosas fundamentales en la formación de nuestros estudiantes, la práctica clínica, que asegura la adquisición de las competencias técnicas que necesitarán para un adecuado desempeño profesional, y la formación en valores, imprescindible para garantizar que siempre velarán por los derechos del enfermo y le tratarán con respeto, teniendo en cuenta su dignidad.

Para esto, contamos con un excelente y extenso programa de prácticas clínicas que se desarrolla en diferentes escenarios profesionales gracias a los numerosos acuerdos firmados con destacados centros públicos, acreditados por la Comunidad de Madrid para la formación universitaria (hospitales y centros de atención primaria), y centros privados, donde nuestros estudiantes, de la mano de sus tutores y con un plan de seguimiento personalizado, pueden conocer las diferentes realidades clínicas de la Fisioterapia. Previamente nuestros estudiantes también realizan un elevado número de horas prácticas en escenarios profesionales simulados en los distintos laboratorios y aulas.

La formación en valores se proyecta a través de las numerosas actividades que se realizan en las diferentes asignaturas del Grado, donde se trabajan, además de las competencias técnicas, otras relacionadas con la dimensión ético-social de la profesión sanitaria. Esto se complementa con el Diploma de Habilidades Personales Comunicativas y Profesionales, que incluye la asignatura Hospitalidad como servicio a la sociedad, en la que se profundiza en la importancia de la asistencia integral a través de la humanización y la defensa de los derechos de la persona cuidada. Además, el Servicio de Compromiso Solidario y Cooperación al Desarrollo junto con el de Voluntariado y Desarrollo Solidario ofrecen a nuestros alumnos la posibilidad de participar en proyectos y actividades de aprendizaje-servicio, fomentando su compromiso social.

Tras diferentes modificaciones, adaptándose a los cambios y modernizándose, el actual plan de estudios del Grado en Fisioterapia de esta Universidad es un referente, siendo nuestros egresados de los más valorados por los empleadores, lo que hace que tengan un índice de empleabilidad cercano al 100% a los 6 meses de haber finalizado sus estudios.

  • ¿Cuáles son las características que debe cumplir un docente?

CL: Para dar clase en Fisioterapia se debe amar la Fisioterapia. Pretendemos que la profesión cada día sea mejor y se tenga acceso a una fisioterapia de calidad. La mejor manera de conseguirlo es formando a nuevas generaciones, transmitiendo la experiencia y el conocimiento a los nuevos profesionales que recogerán el testigo y harán que este proceso nunca se pare. Además de esta ilusión, son imprescindibles las habilidades comunicativas, la empatía, la paciencia y la vocación de servicio.

  • ¿Cómo se prevé la evolución de la enseñanza y de la profesión?

CL: Tanto la Fisioterapia como profesión, como su enseñanza, caminan de la mano de la tecnología, que nos ayuda a medir, cuantificar y objetivar los datos obtenidos de la valoración y tratamiento de los pacientes, facilitando la práctica basada en la evidencia que, sin duda, nos hace más eficientes. Los avances en este sentido impregnan las aulas de nuevas metodologías y de innovación docente, donde los estudiantes tienen un papel. Por nuestra parte, los docentes estamos obligados a actualizarnos y a formarnos en nuevas maneras de “dar clase”, utilizando recursos como la gamificación, las flipped classroom y diferentes metodologías que nos llevan hacia un nuevo modelo pedagógico que mejora y potencia el proceso de adquisición de conocimientos, dentro y fuera del aula.

  • Un deseo de futuro

CL: El Grado en Fisioterapia en esta Universidad se complementa con un Máster en Biomecánica y Fisioterapia Deportiva, creando una sólida línea hacia una Fisioterapia basada en la objetivación y en la evidencia científica. Mi deseo para un futuro próximo es poder ofrecer a nuestros estudiantes completar su itinerario académico con la implementación de un programa de doctorado.