Entrevista

Padre Ángel: “Lo importante es ponerse en el lugar de los demás y ver cómo uno les puede ayudar”

El fundador de Mensajeros de la Paz, Ángel García, más conocido como el padre Ángel por su trabajo con los más desfavorecidos, ha recibido varios reconocimientos, como el Príncipe de Asturias de la Concordia. El próximo 10 de octubre participará en la jornada que el área de Desarrollo Solidario de la Orden organiza en San Juan Grande, en Jerez, dedicada a la obra social.

Marga Ferrándiz

San Juan de Dios.- Usted lleva toda una vida dedicado a los demás, ¿qué es para usted la obra social?

 

Padre Ángel.- La obra social es seguir el Evangelio, los derechos humanos, pero, sobre todo, es el mandato de ir por el mundo haciendo el bien. Yo creo que todos tenemos obligación y derecho y sobre todo posibilidad de hacer un mundo mejor. Por eso una obra social es intentar hacer el mundo mejor.

 

SJD.- En 1962 fundó la Asociación Mensajeros de la Paz y ha puesto en marcha algunas iniciativas novedosas, como la apertura de los restaurantes Robin Hood ¿Cree que es necesaria la búsqueda de nuevos caminos? ¿Cuál ha sido su experiencia con estos restaurantes?

 

PA.- Las obras sociales no pueden quedar anquilosadas, nos tenemos que ir renovando. Renovar quiere decir que a veces el bien hay que hacerlo de otra forma, buscar los mejores medios. En cuanto a los restaurantes Robin Hood, es un proyecto precioso que sigue el mandato del papa Francisco, que dice “podéis ser pobres, pero no perder nunca la dignidad”. En estos comedores intentamos que coman con dignidad, que sean servidos como señores que son. ¿Cuántas personas no han podido nunca sentarse en un restaurante porque no tienen esos cinco o diez euros para poder tomarse una sopa?

 

SJD.- También con el paso de los años ha ido ampliando el ámbito de actuación de Mensajeros de la Paz ¿Cómo se produjo esta transformación?

 

P.A.- Cuando uno pone los pies en la tierra, aunque siga mirando hacia el cielo, sabemos que cada vez hay sorpresas, modas y problemas distintos a los que había el siglo pasado o hace diez años. Así hemos pasado de la lepra al sida, de este al ébola, quizás hoy a los refugiados...Hay que salir a la calle y estar atentos. El papa Francisco lo dice una y otra vez, hay que ponerse en el zapato del otro.

 

SJD.- Vivimos en la era de la información y cada vez somos más conscientes de las necesidades en todo el mundo, tanto que a veces personas que querrían ayudar no saben por dónde empezar ¿Qué les aconsejaría?

 

P.A.-Les aconsejaría apoyarse en los demás, ponerse en el lugar del otro. Muchos de nosotros podríamos ser cualquiera de esas personas sin hogar, de esas personas que no tienen ropa o que pasan frío o hambre. Yo creo que lo importante es ponerse en el lugar de los demás y ver cómo uno les puede ayudar.

 

SJD.- Pasar toda una vida dedicado a los más necesitados tiene que haber sido duro en ocasiones ¿Cómo ha conseguido mantenerse fuerte y constante en su labor?

 

P.A.- Yo creo que te dan muchas más fuerzas las personas con las que uno vive y convive, sobre todo si son más necesitadas que tú. La fuerza te la da el acariciar, el besar, el sonreír y el recibir sonrisas de los demás. Todos decimos que recibimos mucho más de lo que damos cuando atendemos a la gente o escuchamos a la gente.

 

SJD.- En este momento de su vida, ¿qué le gustaría poder hacer?

 

P.A.-Me gustaría seguir soñando que un mundo mejor es posible, seguir soñando que no haya tantas diferencias entre hombres y mujeres, ni entre las mismas personas que estamos aquí y entre pueblos. Hay demasiadas diferencias entre pueblos. Luther King soñaba con que los negros y los blancos pudieran viajar en el mismo autobús. Hoy queremos algo más que eso, ¿no?

 

SJD.- ¿Conoce la Orden de San Juan de Dios y su obra social?

 

P.A.- Sí. Yo le tengo un aprecio muy especial a la obra de San Juan de Dios porque siendo niño los conocí en Asturias, en Gijón, e iba allí de seminarista y le tengo mucho que agradecer a la Orden de San Juan de Dios. Mucho de lo que tengo y de lo que hago se debe a lo que he vivido en ese lugar.

Transformando el futuro por la integración social

En la jornada organizada por Desarrollo Solidario en San Juan Grande de Jerez el 10 de octubre, además del padre Ángel, participarán representantes de Cruz Roja; la Universidad de Cádiz y la Pontificia de Comillas; el Foro NESI; el Centro de Innovación Social La Noria de Málaga; CriteriaCaixa; ATA; Hidralia o la Junta de Andalucía, a parte de una nutrida representación de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, para abordar la situación actual de la obra social y compartir experiencias que puedan enriquecer esta importante labor.

Mensajeros de La Paz en cifras

51.100 niños y jóvenes han pasado por las numerosas casas de acogida de la ONG

11.700 personas mayores han sido atendidas en las residencias y centros

4.200 voluntarios repartidos en los distintos países donde están establecidos

3.900 trabajadores en plantilla, de los cuales el 92% son mujeres.