Entrevista

José Luis Fuentes Valdés: “Trabajamos para que nuestro modelo de atención sea nuestra seña de identidad”

Claudia Demetrio

José Luis Fuentes Valdés llegó a la Orden Hospitalaria en 2005 para cubrir el puesto de Director-Gerente del Centro Asistencial de San Juan de Dios de Málaga. Pocos años después sus funciones se ampliaron a la gerencia del Centro de Acogida, pero fue en 2015 cuando comenzó a gestionar la Residencia San Juan de Dios de Antequera y que actualmente es el centro más joven que la Orden posee en la Provincia Bética.

¿Cómo ha cambiado la Residencia de San Juan de Dios de Antequera desde que lo gestiona la Orden? 

Cuando llegamos, en mayo de 2015, nos propusimos dos objetivos fundamentales: El primero de ellos era modificar la estructura del edificio porque no cumplía con la normativa vigente para este tipo de establecimiento y el segundo y no menos importante era el introducir nuestro modelo de atención.

Con respecto al primero de los objetivos en estos tres primeros años significar que ya hemos remodelado 57 habitaciones que se encuentran con la autorización de funcionamiento de la Junta de Andalucía y para las cuales hemos solicitado la acreditación correspondiente.

¿En qué estado se encuentran las obras?

En la actualidad estamos en la cuarta fase del plan director de obras del centro. Las primeras obras que se han acometido han sido principalmente en las zonas de uso de los mayores, es decir, habitaciones, salas de estar y comedores. En las próximas fases también se remodelará el entorno. En cuanto a las habitaciones, el objetivo final es aumentar 25 plazas, llegando a un total de 100 y esperamos que en 2022 estén finalizadas todas las obras del centro.

¿En qué notarán mejoría los residentes?

La aplicación de nuestro modelo unido a unas instalaciones nuevas hacen la residencia mucho más atractiva. Nosotros recibimos el centro con 56 mayores y ahora tenemos 82 plazas cubiertas. Que tengamos todas las plazas ocupadas, y que hayas tenido que comenzar una lista de espera, nos indica que se están haciendo las cosas bien.

¿Cómo ayuda San Juan de Dios a quienes no pueden permitirse el coste de una plaza en el centro?

En la actualidad tenemos 40 personas en nuestro centro cuyos recursos no llegan

para cubrir el coste que genera una plaza.  Es por ello que se les subvenciona a través de la Obra Social de la OH y que contempla este tipo de casos. Nuestro objetivo es encontrar el equilibrio económico que nos permita seguir haciéndolo sin que deje de ser sostenible.

El equipo se ha completado en los últimos meses con la figura de un técnico animador social cultural ¿qué labor cumple con los usuarios?

Sí, hemos incorporado un técnico que realiza todo tipo de actividades con los mayores. Las actividades tienen como objetivo mantener activo a los residentes y se hace a través de grupos de lectura, salidas a la comunidad o actividades segmentadas por grupos… dependiendo de la capacidad funcional que se posea. Ésta actividad es algo muy atractivo para ellos y sus familiares.

¿Qué podría destacar del equipo de profesionales que conforma este centro?

En Antequera tenemos un centro muy completo en cuanto al equipo profesional. Lo conforman un total de 39 personas y considero que con ellos conseguimos aportar todo los servicios que necesita una residencia. Un ejemplo de ellos es el servicio de enfermería 24 horas, fisioterapeuta, servicio de peluquería… entre otros, enfocados todos en mejorar su calidad de vida.

¿Qué valor es el que distingue al centro de Antequera?

El centro de Antequera es un centro muy joven dentro de la Orden e intentamos que nuestro modelo de atención cale, cuanto antes, entre los profesionales para que sea nuestra seña de identidad, la cual se caracteriza por dar un trato con respeto, responsabilidad y con una calidad de atención individualizada.

¿Por qué es necesaria la existencia de este centro en Antequera?

La demanda de plazas es alta en la zona y además cubrimos otro tipo de necesidades porque ofertamos algunas habitaciones que pueden ser utilizadas por matrimonios o familiares que prefieran estar más acompañados y ha sido todo un éxito, estando todas actualmente ocupadas.