Entrevista

Juan José Ávila O.H.: “La unificación provincial es un reto muy importante, una tarea muy ilusionante y de gran responsabilidad”

Hace tres años, los hermanos y trabajadores de San Juan de Dios se involucraron en una profunda reflexión sobre el futuro de la Orden del que surgió el proyecto de unificación de las provincias actuales en una, que se creará en 2020. En el Capítulo Interprovincial celebrado en enero, Juan José Ávila O.H. fue nombrado delegado en España del superior general, Jesús Etayo O.H., para el proceso de la Provincia única.

Marga Ferrándiz

SAN JUAN DE DIOS.- La Orden se ha marcado como objetivo la unificación de las tres provincias actuales, Castilla, Aragón y Bética, en una Provincia única. ¿Qué motiva este rediseño de la estructura organizativa?

JUAN JOSÉ ÁVILA.- Previamente a la decisión de unirnos en una provincia, hermanos y trabajadores han estado reflexionando para ayudar a vertebrar y ofrecer algunas reflexiones y propuestas al gobierno de la Orden. Entre las razones aportadas en favor de la unificación aparecen la tendencia generalizada a la unificación, mitigar el impacto de la falta de vocaciones y la edad elevada de los hermanos o mejorar sinergias a nivel de investigación y conocimiento. El hermano superior general nos animó a poner el acento en las oportunidades que el hecho de ser una provincia única puede suponer y en el Capítulo Interprovincial decidimos por una muy amplia mayoría decir sí a la provincia única en España.

SJD.- ¿Cómo han decidido abordar el cambio?

J.J.A.- En el Capítulo ya se crearon algunas estructuras. Se nombró al delegado del superior general, al equipo del delegado y al Consejo Delegado. Desde el primer momento de este proceso hemos tenido presente que debe ser un proceso participativo. Se han constituido 17 grupos de trabajo de todos los ámbitos en los que trabajamos para que sean los componentes de cada grupo, como expertos, quienes hagan sus propuestas. Nos ayudarán también consultoras y asesores externos. También es muy importante que seamos transparentes y comunicativos.

SJD.- ¿Cómo coordinarán los avances de todos esos grupos?

J.J.A.- En cada uno de los grupos hay un hermano del Consejo Delegado como referente, aunque la coordinación y la dinámica de trabajo se están realizando desde el propio grupo. Once grupos ya están trabajando y aportando propuestas que serán analizadas en el Consejo Delegado, que se reúne cada 15 días y es el encargado de dar respuesta a todo lo que desde los grupos o de manera individual nos hacen llegar. En este tiempo transcurrido, los hermanos y trabajadores están participando con un alto nivel de implicación, exigencia, trabajo y transparencia.

SJD.- En el plano personal, ¿Qué supone para usted el papel que debe desempeñar como delegado del superior general para España?

J.J.A.- En primer lugar, permítame manifestar nuevamente mi gratitud al superior general, al Consejo General y a los hermanos provinciales de España por la confianza depositada en mí. Más que algo personal debemos entenderlo como un trabajo de conjunto. Debo coordinar el trabajo y la dedicación de muchas personas de las provincias actuales a las que agradezco su enorme esfuerzo, hacerme presente en los grupos, en reuniones de provincia, consejos provinciales, etc. Es un reto muy importante, una tarea muy ilusionante y de gran responsabilidad. En 2020 quisiera que más que mi nombre, podamos poner el acento en aquello que entre todos debemos ser capaces de hacer realidad, y hacerlo bien, que es lo que aprobamos en el Capítulo. Me gustaría ser visto como un facilitador y trabajador.

 SJD.- ¿Cómo percibe que está asumiendo la Orden el cambio?

J.J.A.- Desde que hemos empezado con este proceso siento satisfacción con el ambiente, la disponibilidad, la colaboración, la transparencia y las ganas de trabajar. Sabemos que surgirán dificultades e ideas diferentes, pero es mucho más lo que nos une que lo que nos separa y desde la responsabilidad que tenemos lograremos construir una gran provincia. Aprovecho esta entrevista para destacar nuevamente la gran oportunidad que tenemos. Es tiempo para que, desde la serenidad y el consenso, busquemos los mejores proyectos. En palabras del hermano superior general: “Tenemos una gran oportunidad para dar un gran signo de fraternidad”. Muchas gracias a todos.

Perfil personal

Juan José Ávila nació en Valladolid hace 50 años y pasó su infancia en el pueblo de Villabañez, donde cursó los primeros estudios. Allí siguió acudiendo y disfrutando del relax y la cercanía de su familia.

Continuó su formación con los Padres Agustinos, donde estudió desde los 12 años hasta finalizar COU. En esos años le fue naciendo la idea y el planteamiento de vida de poderse dedicar a ayudar a personas que sufren y en situación de vulnerabilidad. La mediación de la que Dios se valió fue su madre, enferma durante muchos años. Contactó con los Hermanos de San Juan de Dios en Valladolid, y su primera cercanía al mundo Hospitalario fue en una Pascua en Palencia.

Posteriormente, realizó el postulantado en el centro de San Juan de Dios de Valladolid y el noviciado en la Fundación Instituto San José (Madrid), donde hizo la Profesión Simple. Estudió enfermería en la Universidad de Comillas y fue destinado al Centro Asistencial San Juan de Dios en Palencia, donde realizó la Hospitalidad con los enfermos mentales. “Tras esta experiencia puedo decir, como nuestro querido Hno. Pierluigi Marchesi: los enfermos (mentales) fueron mi universidad”, indica. Fue en este centro donde realizó la Profesión Solemne.

Paralelamente, se fue formando en gestión de servicios sanitarios, realizando dos másteres, iniciando su aportación en este campo en las direcciones de enfermería de los centros donde fue destinado: Palencia, San Sebastián, Mondragón y Santander. En la provincia de Castilla estuvo como coordinador de las direcciones de Enfermería de los hospitales  y en la Comisión de Formación Provincial, haciéndose muy presente en la formación Institucional. En los últimos cuatro años ha sido Consejero Provincial.

Llegado a este momento, en el Capítulo Interprovincial celebrado en enero de este año, fue nombrado por el Hno. superior General, Jesús Etayo, como su delegado en España, para el proceso de la provincia única, que será efectivo en 2020.