Integración

Quince años ofreciendo oportunidades laborales

El Centro Especial de Empleo de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Sevilla celebra su decimoquinto aniversario como lavandería industrial que persigue la integración laboral y la inclusión social de las personas con discapacidad a través del empleo.

Laura Martín

Desde su creación el 23 de julio de 2003, el Centro Especial de Empleo Nuestra Señora de la Paz de Alcalá de Guadaíra ha sido concebido como un espacio en el que poder ofrecer el aprendizaje necesario para que las personas con discapacidad puedan afrontar, de manera autónoma, las tareas y responsabilidades de una lavandería industrial.

El centro, que pertenece a la Fundación Padre Miguel García Blanco de los Hermanos de San Juan de Dios, está integrado funcionalmente en la Ciudad San Juan de Dios de Alcalá de Guadaíra como área de actividad laboral.

El objetivo que se persigue con la actividad del centro es el de la prestación de servicios de lavandería hospitalaria a los centros pertenecientes a la Provincia Bética de los Hermanos de San Juan de Dios, proporcionando a personas con discapacidad un puesto de trabajo productivo y remunerado adecuado a sus características personales y facilitando su integración laboral en el mercado de trabajo.

Para celebrar su decimoquinto aniversario, el equipo del centro organizó un emotivo acto en el interior de la lavandería al que acudieron autoridades municipales y la dirección de la Orden en la Provincia Bética.

El Superior Provincial, José Antonio Soria, felicitó a los trabajadores y a la dirección del Centro Especial de Empleo y destacó que “el objetivo principal durante estos quince años no ha sido otro que promover la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad en el ámbito laboral, adecuando las actividades a las características individuales de cada uno, para favorecer su integración personal y social y facilitar, en algunos casos, la posterior integración en el mercado laboral”.

Sin duda alguna, una de las claves para lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad es proporcionarles un empleo que les permita integrarse en el mercado laboral y desarrollar sus aptitudes.