Pastoral

La pastoral al estilo de San Juan de Dios en la Provincia Bética

*Begoña Moreno Guinea

 

En este momento de paso a otra etapa, con la creación de la nueva Provincia San Juan de Dios España, es importante  echar la vista atrás y ver todo lo recorrido en el ámbito de la atención pastoral en este último periodo.

 

Aunque mi experiencia abarca solo desde el 2004, que es cuando entré a trabajar en el Centro de Ciempozuelos, hasta la actualidad, sería injusto no tener en cuenta la labor de todos los Hermanos y trabajadores que han ido aportando durante tantísimos años a este proyecto de atención espiritual y religiosa, contribuyendo a la misión de Evangelizar que tiene la Orden Hospitalaria.

 

Durante esta larga etapa se ha ido evolucionando en muchos aspectos: composición de los equipos, recursos necesarios, formas de intervención, etc. De los primeros equipos de pastoral formados por el capellán, Hermanos y colaboradores que apoyaban la atención pastoral de forma voluntaria, a la creación de los Servicios de Atención Espiritual y Religiosa (SAER) profesionalizados e integrados en los equipos asistenciales, donde se responde a cada situación de una manera más individualizada y con un abordaje más adaptado a las distintas necesidades detectadas. Este desarrollo ha ido en paralelo a la propia evolución de la sociedad que plantea nuevos retos y, por lo tanto, son necesarias nuevas respuestas.

 

Una primera fase en esta evolución está marcada por la edición en 2003 del libro El Servicio de Pastoral de la Salud (Documento I), que supuso un momento clave en la definición de los Servicios de Pastoral, y donde se establecía la estructura, funciones y formación que debían de tener dichos servicios, así como se diferenciaban los planes por sector. Planes que, con algunas adaptaciones, siguen vigentes en la actualidad. El trabajo especializado por sectores se ha ido consolidando a lo largo del tiempo gracias a los distintos encuentros, provinciales e interprovinciales, que han ayudado a compartir experiencias concretas y a la formación específica.

 

Este documento recogía ya la implantación y desarrollo de la Historia de Pastoral dentro del programa de gestión de pacientes. Herramienta fundamental en la atención espiritual y que contribuía a la integración de los agentes de pastoral en los equipos asistenciales.

 

En estos años se realizó una apuesta muy valiosa por la formación de las personas dedicadas a la atención pastoral con el desarrollo de tres ediciones del Master de Pastoral de la Salud y Social, en los que han participado unos 58 alumnos de toda la Provincia Bética, entre agentes de Pastoral, capellanes, hermanos y otros profesionales interesados en este ámbito. Resaltar también la inclusión de temas de contenido espiritual y religioso en los planes de formación a los colaboradores de los distintos Centros.

 

Importante ha sido, también, la creación de distintos protocolos de actuación para prestar una atención de calidad.  Los primeros que se elaboraron fueron para unificar el desarrollo de algunas celebraciones sacramentales (Unción de enfermos, comunión, recomendación del alma…). Entre los últimos protocolos aprobados estaría el que recoge el consentimiento para la utilización de los datos en la Historia pastoral, según lo requerido por la ley actual de protección de datos.

 

En el año 2012 la Curia General de la OHSJD publica La pastoral según el estilo de San Juan de Dios, que describe el marco de actuación para todos los Centros de la Orden en el mundo. Al hilo de este documento, la provincia Bética elabora el llamado Documento III (el Documento II fue una actualización de funciones de los agentes de pastoral y capellanes) donde se recoge de manera concreta y adaptada a la realidad de la Provincia este marco de actuación.

 

Gracias a estos documentos se pudo sistematizar la actuación profesional, estableciendo el Modelo de Atención Pastoral con sus fases y herramientas específicas: Acogida, valoración de necesidades, definición de objetivos de intervención, actividades y evaluación del proceso. Este Modelo ha llevado a la definición de un catálogo de dichas necesidades, y a la inclusión en los modelos de calidad con la evaluación por indicadores.

 

Lo último a destacar: el compartir en redes sociales la reflexión a través de texto e imagen del Evangelio de cada semana, así como experiencias de cada centro.

 

Como Responsable Provincial, agradecer todo el trabajo y dedicación de los dos anteriores responsables del Área de Pastoral de la Salud y Social: Hno. Luis Valero y Hno. Juan José Hernández. Ellos dieron el empujón principal en este ámbito. Y por supuesto agradecer el trabajo entregado y vocacionado de cada una de las personas que forman los SAERs.

 

Desde luego ha sido un camino muy fructífero. Y lo seguirá siendo. Sin ninguna duda.

 

 

 

*Responsable del Área de Pastoral de la Salud y Social

Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (Provincia Bética)